Quagmire 3×22


MULDER: ¿Por qué le pusiste Queequeg a tu perro?

SCULLY: Era el nombre del arponero en Moby Dick. Mi padre solía leerme Moby Dick cuando era niña, lo llamaba Ahab y él me llamaba Starbuck. Así que le puse Queequeg a mi perro. Es curioso, me acabo de dar cuenta de algo.

MULDER: Es un nombre bizarro para un perro, ¿eh?

SCULLY: No, lo mucho que te pareces a Ahab. Estás tan consumido por tu venganza personal contra la vida, ya sean sus crueldades inherentes o sus misterios, que todo toma un significado distorsionado para ajustarse a tu cosmología megalomaníaca.

MULDER: Scully, ¿te me estás declarando?

SCULLY: Sea la verdad o una ballena blanca. ¿Cuál es la diferencia? Es decir, ambas obsesiones son imposibles de capturar, y tratar de capturarlas sólo te dejaría muerto con todos los demás que traes contigo. Sabes, Mulder, eres Ahab.

MULDER: Sabes, es interesante que menciones eso, porque siempre he querido una pata de palo. Es un asunto de la infancia del que nunca maduré. No, no estoy siendo frívolo. Es decir, he pensado mucho en esto. Si tuvieras una pata de palo o garfios en lugar de manos, sabes, tal vez sería suficiente para progresar en la vida. Sabes, encarar la vida valientemente con tu incapacidad, es heroico nada más para sobrevivir. Pero sin esas cosas en realidad cuentas con hacer algo de tu vida, cumplir algo, ganarte un aumento, llevar puesta una corbata. Así que en todo caso, en realidad soy la antítesis de Ahab, porque si en verdad tuviera una pata de palo, a lo mejor estaría más contento y más complacido para perseguir a estas criaturas de lo desconocido.

SCULLY: ¿Y eso no es frívolo?

MULDER: No, lo frívolo es mi línea favorita de Moby Dick.

MULDER Y SCULLY: “El infierno es una idea nacida de un budín de carne de manzana no digerido.”

Siento un inmenso cariño hacia este episodio. Y busqué mucho el adjetivo porque es importante a la hora de mirar el nivel de subjetividad que voy a tener, o sea cero, pero esto ocurre muchas veces ¿no?
Quagmire es uno de los episodios que más me gusta repetir por todo el conjunto, por Big Blue, Queequeg, Mulder, Scully y por supuesto aquella conversación en la roca,  es un episodio que veo cuando quiero un lado “happy” de X-Files, antes de que comenzaran a complicarse la vida con cáncer, Emily, William… Simplemente Scully tenía un perro, Mulder sigue llevando a su compañera ante cualquier pista paranormal que se le presente en el camino, todo era lindo y lluvioso en Vancouver. La vida X-phile que me merezco.

Big Blue es uno de mis MOTW favoritos. Es de las grandes sorpresas que me tenía guardada la serie. No creí a esa altura que Mulder y Scully viajaran al lago Nech a toparse con Nessie, uno de los misterios sin resolver más famosos de nuestra cultura popular. Pero si algo nos ha enseñado la serie es que tiene la capacidad de maquinar sus propios monstruos locales basados en lo archiconocidos (casi como si se tratara de jugar a saltarse los derechos de autor). Y en parte esta característica es lo que alejó a X-Files de convertirse en el programa documental que algunos en la cadena esperaban que fuera. La historia de un monstruo prehistórico en un lago iba a contarse, pero afortunadamente vino de la mano de Kim Newton con los susurros bien cercanos del rey de la tercera temporada Darin Morgan (um… ya podemos hacer la cara de asombro y atar los cabos de porqué la conversación en la roca fue lo que fue).

¿Qué cosa es más antigua que las montañas?

Fácilmente el capitulo gana un premio ambiental (¿lo hizo o me lo soñé?) por su teaser y su mensaje ambientalista implícito. Las ranas están desapareciendo y si crees que unas pequeñas verdes no pueden tomar revancha del inspector que cierra arbitrariamente tu investigación y campaña anti extinción, bueno, no has visto mucho x-files.

Mi emoción aumenta porque vamos a tener un monster de los buenos, de los que matan medio cast y en definitivas un caso clásico, de leyenda. En serio, tengo mi camiseta de Big Blue puesta.

El cast lo completa Queequeg, pequeña criatura peluda y asesina que se esconde tras esos inocentes ladridos. La creación de Morgan para Scully regresa solo para un destino cruel y absurdo, pero es lindo tenerlo en el episodio, es un plus bastante absurdo pero interesante que se le puso a nuestra agente, siempre lo he pensado así.

¿Qué cosa es más grande que el cielo?

Mi primer amor viene con la conversación en el carro iniciando. De las cosas que más disfruto en la serie es el juego de Mulder para explicarle el caso a Scully. De hecho adoro el hecho de  que en la mitad de un viaje de miles de kilómetros en avión y auto, con perro a bordo, un sábado en la mañana, no tenga ni la menor idea de lo que van a investigar. El poder de la palabra de Mulder la hace embarcarse a lo desconocido sin ninguna pista. Ahora, uno de esos momentos que no tienen precio tipo Mastercard es sin duda cuando nuestra pequeña agente descubre el misterio que quiere resolver Mulder “¡Oh, dime que no estás hablando en serio!”

Adoro a este par, simplemente lo adoro.

El doctor Faraday siempre me cayó bien, el hombre es bastante comprometido con las ranas y las sobrepone a los humanos, algo bastante común con la gente que ama los animales (y no estoy lanzando juicios, solo lo digo) y su conversación con los agentes es de las más ironicas que he oído en capítulos.

¿Alguna vez le han dicho que tiene problemas en llegar al punto?

(¡En tu cara Mulder!)

(Traduciendo la enigmática cara de Scully: “No me rio porque aun te guardo algo de respeto”)

Este capítulo tiene bastantes frases buenas. En un segundo Faraday da con el punto en discordia entre Scully y Mulder en tres años y aquí estoy oliendo a Darin Morgan, claro que en esa época ni idea tenia de esto. Es de morirse de la risa las caras que hace Scully mientras le cantan la tabla a Mulder. El lenguaje de esta conversación es altamente geek y divertido.

Visitado Faraday tenemos una conversación muy buena sobre criptozoología, ya entre nuestros agentes, Scully se ve conocedora del tema y lo es, afirma conocer esto por una afici´n temprana en la infancia y luego creció y se volvió científica. Suena a mi infancia, solo que crecí (¿crecí?) y me convertí en diseñadora, pero afirmaría que para muchos x-philes su infancia tuvo algo de esto, de interesarse en un tema de estos y por eso estamos aquí hablando misterios sin resolver, ahora que algunos crecimos y nos volvimos Mulder y otros Scully.

Algo clave en el episodio es esta atmosfera casi de teatro donde tenemos unos cuantos actores pero bien definidos, el dueño de la tienda, el fotógrafo, ellos dos hacen todo el pueblo y les creemos. Ansel me recordó al loco de las conspiraciones de uno de los capítulos de Futurama, tomando la foto y apareciendo otra cosa en ella. Sin duda este buscador de la verdad es la versión patética de Mulder con cámara.

La clave Quagmire es que todos son apasionados por su trabajo, por cazar a su ballena blanca, ya sean ranas, serpientes marinas, dinero o la verdad. De eso se trata todo y mi pregunta es donde encaja Scully en el modelo, por el momento de aguafiestas al encontrar el cuerpo del líder explorador e intentar acabar con las teorías de Mulder de lagartos gigantes en lagos comiéndose medio explorador. Ah, otra buena conversación escéptica y creyente.

El episodio no podía estar completo sin un embuste. Es decir, ¿qué sería de Nessie sin las sospechas de fraude alrededor? Y en este caso el vendedor de suvenirs es quien se pone las botas de lagarto y trabaja en mantener el rumor vivo, cosa que sin duda ha sido así por mucho tiempo, pero su muerte a causa de lo que estaba falseando acaba con ironia la vida de este hombre. Además nos permite los 15 minutos de fama de Queequeg al encontrar el cuerpo y me hace pensar en las posibilidades que hubiese tenido como perro de rescate. Ahora, aquí entre nosotros, el pobre Queequeg estaba condenado desde el principio por el mal manejo de Scully con la correa, yo le doy un 2.5 sobre 10.

Los freaks que nos han merodeado toda la temporada regresan y yo me pregunto cómo no me di cuenta antes que esto era asesorado por Darin Morgan,¡tenía todos los guiños! La búsqueda frenética del viaje perfecto de los miembros de este grupo continua y estos chicos le dan mala suerte a sus acompañantes.

Otro punto importante del episodio son las evidencias, el eterno debate en estos mitos, a veces más avasallador que el mismo monstruo es el debate por las pruebas. Quaqmire puede ser un episodio de Monsterquest solo que emocionante, porque el buscador de pruebas Ansel muere sin siquiera poder fotografiar su ballena blanca. En el otro programa, los investigadores ponen cámaras hasta en insectos, se la pasan toda la noche lanzando aullidos y solo reciben pruebas poco concluyentes, X-Files nos da la oportunidad de tener algunas muertes con pruebas poco concluyentes.

Aun con la cantidad de muertos que llevamos, el sheriff no logra convencerse, este personaje es una buena inclusión en el cast porque va a ser la piedra en el zapato de Mulder y es interesante ver como la mitad de la humanidad actua como él, no es sino hasta que lo toque la situación para hacer algo al respecto. Este Darin siempre creando perfiles sicológicos clásicos en sus obras.

¿A alguien más le pareció que este es de los mejores capítulos para el cinismo escéptico de Scully?, la chica se la pasa todo el episodio riéndose científicamente de cada exclamación que lanza Mulder sobre la existencia de Big Blue. El asunto de las fotos es todo un tema aparte donde ella sienta su precedente de que solo pierden el tiempo con meras suposiciones en fotos mal tomadas.

"Come on, do your business" jajajaja, desde mañana le dire así a mi perro.

A Scully le encantaría seguir quemando en la hoguera las creencias de su compañero pero el deber y la naturaleza de Queequeg la llaman y ahí va la mala en la correa Scully, primero compra esas terribles correas retractiles que son completamente débiles y deja que el perro escape. Queequeg donde quiera que estés, merecías que Scully fuese a entrenamiento canino contigo.

La muerte de Queequeg es uno de los hechos más absurdos pero necesarios, al menos en este episodio porque le dio un increíble tono trágico comico a la historia (adopción de William, muerte de Queequeg, es decir, ¿qué maldición pesa sobre Scully y quienes la rodean?) y me pareció en ese momento una de las cosas más geniales que pudieron incluir. En esa época uno gritaba de emoción ante cualquier detalle personal de los protagonistas y esto, en ausencia de algo más, era una buena oportunidad de tener eso.

Ahora bien, no nos digamos mentiras, Scully no era la mejor dueña de perros en el mundo, las circunstancias y el código de no introducir nada de la vida privada de ellos lo hace así (es decir, le quitaron el novio en el piloto, como no quitarle el perro que nisiquiera había planeado tener) pero encaja muy bien este estado de choque ante la pérdida de su mascota, encaja perfecto también la reacción de Mulder de –perdón por lo de tu perro pero mira lo que encontré en las fotos mientras la serpiente gigante se devoraba a tu mascota- me parece tan ellos dos que me encanta. Me enamore del dolor de Scully esa noche, de su mirada de pánico y cansancio mental. Dolor light comparado con sus tragedias.

Y Mulder sigue arrastrándola en su búsqueda, también encantador, Scully no está ni un 1% convencida pero si Mulder le dice que atraviesen hasta el lago Ness para rastrear el árbol genealógico de Big Blue, lo hace.

La genialidad y terquedad de Mulder los lleva al naufragio y a la ¡ta tan!, la conversación de la roca va a comenzar.

Atrapados, sin ver más allá de sus narices, Mulder y Scully filosofaran un poco sobre la naturaleza humana y lo indefensos que somos y luego tenemos la verdadera pregunta. Porque  Mulder hace lo que hace. Y tuvieron que pasar tres años para poder escuchar esto.

Por fin se dicen las cosas, más allá del manto de la gran verdad mitológica que los arrastra de vez en vez. Scully debate los motivos por los cuales su compañero no tiene vida, sino que se dedica a cazar cuanto fenómeno paranormal se asome. Diría que le dio nada más y nada menos que por cuestionar el porqué de la serie.

Y se atreve a lanzar una profecía, a decirle que si sigue este rumbo, su futuro será la locura, será el buscar un imposible toda la vida y terminar como Ansel, desacreditado y solo. Pero metiéndome en los líos de estos dos, ese sería el futuro de Mulder si no la tuviera a ella. Esta conversación es tan premonitoria porque llega hasta el mismo punto de I want to believe donde Scully también cuestiona hasta dónde puede llegar Mulder por buscar la verdad sacrificando otras cosas en su vida. Esto me parece muy honesto hacia los personajes y me parece espectacular poder devolverme trece años y encontrar que lo que dice tiene la misma validez, creo que dice mucho de la realización.

A Scully le parece más legitima la razón de dinero a las de Mulder y me encanta las dudas que él tiene porque por asociación son las mismas que ella, después de todo ella es quien lo sigue a cazar patos en la mitad de la noche en una roca.

La segunda parte de la conversación comienza con el típico humor Mulder, hablando de canibalismo en situaciones criticas. Este par es adorable.

Mulder sigue insistiendo en su teoría del lagarto gigante pero rápidamente pasamos a una verdadera rareza, los protagonistas hablando de su vida personal. Al menos de Queequeg, y eso es un logro.

Ella da en el punto con Ahab y viene la defensa de Mulder, la cual he defendido por años.

Mulder da el argumento de la pata de palo, donde nos dice que al menos tener una dificultad o limitación en la vida te hace superior. El solo sobreponerte te hace superior. Nosotros las personas promedio no tenemos ese punto extra, lo que hagamos nosotros es normal. Me gusta mucho este razonamiento de Mulder, lo hace un ser tan real con este tipo de pensamientos poco lógicos pero muy humanos y le quita la coraza por fin, después de mucho tiempo. El Mulder de la conversación en la roca me gusto mucho porque se defendió con la verdad, y la razón de porqué Mulder hace lo que haces es tan sencilla como que así es y ya.

Se espera que hagas algo con la vida, es aterradoramente la verdad y lo fue para mí tanto a los 14 cuando vi esto como ahora. La conversación es un éxito porque entra en las profundidades de la sicología popular, la de todos los días que nos entra inconscientemente.

Hablando en una roca de Moby Dick. ¿Hay algo más geek que esto?

El doctor Faraday interrumpe esta conversación por la que daría mi reino por tener las 16 páginas de guión, que se dice, se escribieron originalmente. Por cuestiones de edición tenemos que volver a la realidad, que estaba a unos cuantos pasos.

Ahab llega a la conclusión del misterio con el índice bajo de ranas y ata todos los cabos. Big Blue no es más que otra víctima de la destrucción de la naturaleza a manos del hombre. Touché humanos. La teoría de Mulder parece plausible pero como es de esperarse no obtiene la mejor recepción de todos.

Una joya que nos regalan es este Mulder gritando al sheriff la verdad está ahí afuera, tipo loco de la cámara y Scully llamando a la prudencia logrando un arreglo salomónico, Scully es sin duda el polo a tierra de Mulder. Oro puro

Mulder finalmente va tras su ballena blanca, Scully se queda atendiendo a un afortunado pero miope testigo, el momento es de suspenso y llegamos a la confrontación final, que deja como resultado un caimán como responsable. Tan cerca y tan lejos Mulder, se nos escapo Big Blue

Y es desilusionante, también es una metáfora de muchos casos que son resueltos pero no es lo que esperábamos. Entiendo a Mulder, hoy me di cuenta que no solo seguí la serie por la escéptica doctora, también por el alma de niño de Mulder que quiere atrapar su alien o su Big Blue para demostrarles a todos que es real y que su vida tiene sentido

Y al final es real y sale el gran Blue a despedirse, demostrando que las cosas tienen que ser así porque perderían la gracia si las descubrimos, perderían el encanto. Gran final para un gran episodio, tiene mucha magia y verlo ahora es nostalgia x-phile.

QUAQMIRE
Para nunca olvidar: Conversación en la roca, de hecho todo lo que salió de la boca de Mulder y Scully en este episodio.Podriamos vivir sin ello:La distancia que habían recorrido en el bote era tan, pero, ¿tan poca que naufragaron a tres pasos de la orilla?
MAYO 3 1996
3×22
Writer: Kim Newton
Director: Kim Manners

~ por Angelik en noviembre 23, 2009.

3 comentarios to “Quagmire 3×22”

  1. Sin duda Mulder es y siempre será un niño de sueños truncados, por eso cree en los expedientes X.
    ———-
    Pobre Queequeg :(
    ———-
    Esa conversación de la roca que os pone tontas a todas :P

  2. [...] Season Three D.P.O Oubliette The War of the Coprophages Grotesque Apocrypha Teso dos Bichos Quagmire [...]

  3. Esa conversación en la roca me hace suspirar ¡pero si la he visto una y otra vez!!! Definitivamente me la sé de memoria. Es maravilloso el ambiente que se crea entre ellos. Muy intimista.
    Me encanta cuando Mulder le dice a Scully, al encontrar la mitad de un cadáveren el lago “…los peces se comen la mitad y guardan el resto para después??? Es genial jajajaj

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: