En Espera de la Verdad II : Se debe confiar


Titulo: En Espera de la Verdad II : Se debe confiar
Autor: Alek, Danita Mulder. 
E-Mail: daxy5@excite.com  
Rating: G 
Categoria: X File, tipo angst  
Spoilers: Esa es mi forma de ver requiem y Within; es decir torcida 
porque no he visto ninguna de los dos episodios pero me muero por verlos.  
Keywords: MSR (Relación Mulder Scully) pero demasiado reformada si es que 
lo que escribo puede encajar en este tipo 
Disclaimer: Los personajes utilizados en este relato son propiedad de 
Mystique(al menos eso es lo que entiendo a leer sus fan fics), y de un 
tal Chris Carter ( que por cierto ni conozco ni me conoce); por cierto, 
los apellidos Mulder y Scully son muy populares en otra serie???... bueno 
lo que sea, lo único que importa es que además de un contrato de por vida 
con la Fox no voy a recibir nada. 
Dedicatoria:  lo prometido es deuda, este fan fic lo dedico especialmente 
a Mystique porque me impresiona su forma de escribir fan fics y a Rossana 
mi nueva amiga de Uruguay para que le siga doliendo la cabeza con este 
retorcido escrito (espero no abochornar a ninguna de las dos por ponerlas 
en mi fan fic) y por último a las tocayas de Laura Keil (mi mami y Dana); 
prometo que en la tercera parte no les voy a dar tanta lata
Nota del autor:  a diferencia de la primera parte esta pobre ha tenido
que soportar desde parciales de espectros orgánicos hasta todos mis mal 
genios; pero al fin ahí está vivito y coleando para que asesinen a la que 
lo escribió. 

***** 

-"Jamás pensé que mi voluntad iba a desfallecer de ese modo, sin otra 
opción y sin el deseo de morir tuve que sucumbir ante aquellos seres que 
me ofrecían el  descanso que había anhelado desde que estoy en este lugar; 
sin pensarlo me entregué a esa paz tan traicionera que tan solo me permitía
no padecer dolores físicos y en su lugar me incrementaba la ausencia de mi 
alma, consiguiendo que  mi espíritu cada vez se sintiera más atrapado, más 
solo y cada vez más comprometido con una cruzada que no era la mía; esa 
misma que siempre rechacé y que ahora controla los dominios de mi cuerpo 
con el permiso de mi mente... 
Lo más terrible es tratar de engañar a mi corazón al negarle lo que vio 
y   sintió aquel día en el que la pesadilla de siempre parecía real, en 
que con mi   propia voluntad entregué al ser que más amo a los seres que 
más odio, a  sabiendas de lo que iba a suceder conmigo, con ella y lo 
peor, con ese ser que   viene en camino"

Hospital Memorial
Una semana después

-Cómo está ella - preguntó Skinner quien acaba de entrar al hospital en 
medio de un tumulto de agentes que la habían buscado desde su secuestro. 
-Los doctores dicen que estable - respondió Doggett el cual desde la 
desaparición de la agente Scully no había hecho otra cosa mas que 
buscarla -   ahora mismo está con su familia. 

-Dana, te sientes bien - dijo Margaret con un enorme sentimiento de 
culpa por   no haber acompañado a su hija aquel día y en su lugar haber 
hecho caso a una información falsa. 
-Mi bebé - fue lo único que masculló Scully tratándose de llevar las 
manos a su vientre. 
-Tranquila, ellos están bien - respondió su madre al ver el afán de 
Scully 
 -Ellos - el rostro de Scully se tornó más pálido que nunca, tenía una 
gran   confusión, lo último que recordaba eran las palabras de la doctora 
Laura Keil,  la cual le había confirmado del estado saludable de SU BEBE,
no de sus bebés. 
-Qué te sucede hermana, parece como si hubieras recibido una mala 
noticia - exclamó Bill al ver el rostro de ella. 
-No, esta es una equivocación, la doctora Keil dijo que era solo un bebé, 
yo   también lo vi en el monitor era uno. 
-Basta Dana, acaso no te das cuenta de lo que estás diciendo - le recriminó 
 Margaret un tanto enojada. 
-Calma mamá, solo está algo confundida por lo que le sucedió - le susurró 
Bill   en su oído - debemos dejarla descansar, verás que mañana todo 
estará más claro para ella, solo piensa mamá, su doctora no se apellida 
Keil sino Morrison;  además, sabes que las fotos del ultrasonido muestran 
a sus dos bebés. 
-Nena - mejor duerme - dijo Margaret al comprender la situación - mañana 
estarás en casa. 
Sin embargo nada parecía claro para Scully en esos momentos. 

Oficinas del FBI
10:29 
-Dana, no deberías estar aquí, el doctor dijo reposo completo - replicó 
Doggett al ver a su compañera que acababa de entrar. 
-Hay algo muy extraño en todo esto y quiero que me ayudes es por eso que 
estoy   aquí 
-Sé que lo de tu secuestro es terrible pero todo está bien, no te sucedió 
nada ni a ti ni a tus bebés 
-Otro con la misma historia - reclamó ella algo molesta - es que acaso 
todo lo   de las amenazas, la irrupción en mi departamento y las notas no 
significan nada. 
-Claro que significan, es más fueron muy importantes en tu liberación 
-A qué te refieres, es que no puedo recordar nada de lo que me sucedió 
-Las amenazas provenían de una persona en particular, su nombre es Laura 
Keil,  una genetista que después de desquiciar todo el centro de genética 
en New York, desapareció sin dejar rastro, el FBI en pleno se encarga de
buscarla   ahora para que explique el por que de su repentino interés 
hacia ti. 
-Dijiste Keil - preguntó Scully perpleja - Ella fue la misma doctora que 
me  realizó el ultrasonido en reemplazo de mi obstetra. 
-Eso ya lo sabemos y quiso manipular tus resultados al ocultarte la 
existencia   de otro bebé, lo comprobamos con las fotografías falsas que 
recibiste. 
-Pero, yo mismo vi el monitor, yo fui testigo de lo que estaba mostrándome. 
-Sabes que son los efectos especiales 
-Entonces, su intención era robarme un bebé, pero cómo. 
-Eso lo sabremos en cuanto la tengamos en nuestras manos. 
Sin embargo, para Scully algo no andaba muy bien, había heredado un poco 
de   perspicacia de Mulder y las cosas no eran tan simples como parecían 
planteárselas, estaba como al principio, incrédula y con un gran vacío en
sus recuerdos, vacío que alguien debía llenar con la verdad. 
-Creo que mejor regreso a casa - dijo ella después de pasar un largo rato 
en   silencio tratando de poner todas esas confusas situaciones en orden; 
rehusándose a recibir cualquier tipo de compañía de agentes que se suponía 
estaban encargados de su seguridad salió del edificio del FBI con dirección 
a su casa, sin embargo, cuando iba a medio camino un fugaz recuerdo pasó 
por su  mente que la hizo frenar en seco, era Mulder, pero no el mismo que
ella conocía sino como su cuerpo sin voluntad aparente que lo controlara, 
un viento frío recorrió todo su ser haciendo que sus bebés se lamenten por 
el comportamiento externo de su madre; entonces fue cuando dio media 
vuelta y se encaminó hacia la guarida de los tiradores, ahora tenía mucho 
que saber, mucho que la involucraba directamente, sus recuerdos otra vez 
se habían esfumado y  la única persona que podía ayudarle a poner todo 
en claro era buscada como una presa de caza por todo el FBI así que si 
quería respuestas debía ser más rápida que todos ellos. 

-Agente Scully a que le debemos el honor de su visita - exclamó Frohike 
mientras le alistaba un asiento para que descansara. 
-No hay tiempo para hablar, algo muy extraño sucede 
-Se refiere a su desaparición anunciada y a los bebés - preguntó Byers. 
-No creo que ustedes también se pongan en mi contra - dijo ella como 
retándolos 
-En lo absoluto, conocemos el trabajo de Keil, ella es como Susan Modesky, 
una   mujer perseguida por tratar de divulgar lo que sabe. 
-Y que es eso - preguntó Scully algo intrigada 
 -Mucho, sobre abducciones, genética clonación, híbridos, todo lo que 
Mulder  estaba buscando, él no iba tras Gibson cuando se lo llevaron, iba
tras ella -   argumentó Langly con mucha convicción. 
-Pero ella estuvo conmigo, estoy segura que ella fue la que me hizo el 
ultrasonido. 
-No debió arriesgarse tanto, tal vez era una farsante, sabes que ellos 
pueden   adoptar cualquier forma. - replicó Frohike 
 -Solo hay una manera de probarlo, debemos encontrarla - dijo Byers - y 
creo   que Scully debe saber mas al respecto. 
-Mas sobre qué - preguntó ella aun más intrigada 
-Ella te escribió las cartas 
-Eso ya lo sabía, Doggett lo investigó y es por eso que la relacionan con 
tu   secuestro 
-Lo que no sabes es por qué lo hizo - arguyó Langly - Ella lo hizo para 
recuperar todo lo que perdió 
-Su poder? 
-No a su familia - respondió Byers - Genéticamente ella es la madre de 
Gibson   Praise, es su creación, es su propio hijo. 

-Lo ha hecho muy bien Mulder, es esto lo que se merece - le dijo una voz, 
la misma que lo había atormentado desde que llegó a ese lugar 
-Hacerlo bien, ni siquiera sé lo que hice 
-Hizo lo que debía Mulder, eso es lo único que le debe importar. 
-Cómo pueden usarme de ese modo, es que acaso me temen tanto como para 
borrar   mis recuerdos. 
-No es temor Mulder, es solo control, esa es nuestra herramienta. 
-Por qué estoy aquí - preguntó finalmente a su captor, esa era la única 
pregunta que jamás había hecho pero ahora algo le decía que podía obtener 
la respuesta. Sin embargo, el ser se retiró sin darle valor a sus palabras 
dejándolo nuevamente solo, en la oscuridad que había sido su compañera 
desde que podía recordarlo; cuando iba a regresar a su estado de 
inmovilidad un leve recuerdo cruzó por su cabeza; Gibson Praise, a quien 
vio gritando sujeto bajo su brazo, luego mas y más imágenes que no podía 
identificar hasta que una lo hizo estremecer, Scully, gritando, llorando 
suplicándole por su vida en medio de una serie de cabinas, su pesadilla; 
pero que podría significar en aquel momento, aun sus recuerdos eran 
demasiado confusos y su mente no estaba dispuesta a clasificarlos; lo 
último que cruzó fue verla arrancándole la cruz que ella mismo le había 
dado como protección justo antes de desaparecer; entonces se percató de
que algo faltaba en su pecho; en efecto la cruz de metal había 
desaparecido. 

Georgetown departamento de Scully
21:16 

Las palabras de los tiradores solitarios la habían dejado sorprendida; 
ahora   mas que nunca era ella quien debía encontrar a Laura Keil antes 
de que se la  acusara sin brindarle ninguna respuesta; ella sabía algo y 
eso lo debía averiguar. Tan pronto Scully arribó a su departamento, su 
ansiedad por encontrar a aquella mujer crecía sin medir las consecuencias 
ni las implicaciones; así que optó por burlar la seguridad a la que 
estaba sometida desde su secuestro y fue en busca de esa mujer con el 
presentimiento de que ella también estaría esperándola en algún lugar. 
Al salir, sintió como el par de bebés empezaban a prevenirla de su 
astucia, dándose tumbos y predisponiéndola; sin embargo, sus esfuerzos 
fueron inútiles porque ella, llevándose las manos al vientre solo les 
murmuró 
- Calma, solo quiero saber la verdad Justo cuando se había alejado un 
poco de su casa, un fuerte reflejo de un auto hizo que algunos recuerdos 
se activaran en su memoria; volvió a ver a Mulder, pero esta vez la 
imagen fue más fugaz, ella le arrancaba la cadena que un día le entregó, 
en el último momento que vio a Mulder como a ser humano que amaba 
Se sobresaltó pero eso tampoco le impidió seguir con su travesía; empezaba 
a hacer un poco de frío y ya llevaba caminando mucho tiempo sin un rumbo
fijo   hasta que finalmente y cuando se iba a dar por vencida una silueta 
proveniente de un callejón oscuro salió a su encuentro y le cerró su 
paso; era un hombre desgarbado y su aspecto ofrecía muy poca confianza; 
ella trató de huir pero un cuchillo le evitó el trabajo de salir corriendo
en cualquier dirección; al no poder defenderse como de costumbre sólo 
hizo lo que el hombre le ordenó y después de unos momentos Scully yacía 
en un auto vendada, consciente y muy asustada por su próximo destino. 

-No debías estar aquí - le dijo Krycek al Bounty Hunter quien acaba de 
aparecer en señal de alguna respuesta 
-Sé que ustedes nos engañaron - dijo finalmente - No saben lo que han 
hecho. 
-Si se refiere al secuestro - añadió Krycek mientras encendía un cigarro 
en   honor a su predecesor. - Ellos tomaron la iniciativa, fueron solo 
ellos   quienes lo hicieron. 
-Con qué objeto 
-Los suyos lo saben amigo, y creo que ahora los rebeldes también. 
-Pero somos nosotros quienes tenemos a Mulder, sin él no pueden hacer 
nada. 
-Tienen su cuerpo, pero se han puesto a meditar sobre su mente, además 
él no  es el único que tiene la clave de todo. 
-Praise, todos lo buscan, muy pronto será neutralizada su débil acción y en 
cuanto al feto de esa tal Scully, el plan está en marcha desde hace mucho. 
-Saben que nos necesitan para ello - arguyó Krycek como para mostrarles 
fidelidad y poder. 
-No del todo - replicó Bounty Hunter antes de tomar la imagen de Krycek y
con él, todo su poder para controlar el consorcio, - No del todo - 
repitió. 
-Ya llegamos - dijo el hombre que había capturado a Scully la cual 
estaba aterrorizada con lo que le estaba sucediendo - Baje ahora - le 
ordenó luego con un tono autoritario al cual accedió ella sin reparo. Se 
encontraba muy lejos de su casa, en un lugar desconocido pero a la vez 
algo familiar; de  pronto del fondo de un largo pasillo que daba hacia un 
callejón apareció otra silueta, esta vez se trataba de una mujer que la 
introdujo de manera inmediata al interior del recinto que se asemejaba 
mucho al bunquer de los tiradores 
-Es usted verdad - preguntó Scully cuando le quitaron la mordaza,
- Laura Keil, porque lo hace. 
-Simple, por pura solidaridad. 
-Le llama acaso solidaridad a secuestrarme en dos ocasiones, en una de
las cuales me implantó un bebé que ni siquiera es mío. - reclamó Scully 
muy disgustada. 
-No sabe lo que dice, desvaría, lo único que quiero es evitar que la 
historia se repita con usted. 
-Eso es cierto - dijo otra mujer que se había inmiscuido en la 
conversación y que para Scully fue muy conocida, era Marita Covarrubias,
pero su mayor sorpresa fue verla en su mismo estado, embarazada. 
-Usted - dijo finalmente Scully acabando de digerir el impacto causado por 
aquella mujer. 
-Esta es la única opción que tengo para continuar 
-Continuar con que, maldita perra traicionera - replicó Scully furiosa. 
-Viviendo - respondió Marita ante la incesante mirada que le lanzaba 
Scully - Y haciendo que él viva también 
Esas últimas palabras no eran lo suficientemente claras como para que 
Scully las codificara por completo así que Laura Keil fue quien empezó a 
explicarle de un modo global lo que estaba sucediendo y el por que de la 
importancia de que las tres permanezcan unidas si querían encontrar la 
verdad. 
-Entonces fuiste tú la que me inyectó a la salida del hospital. 
-Lo debía hacer - intervino Laura - Yo se lo pedí. 

Oficinas del FBI
08:00 

-Anoche te llamé - dijo Doggett como queriendo comprobar la negligencia de 
sus agentes quienes, habían permitido que ella burlara la supuesta 
vigilancia a la   que estaba siendo sometida. 
-Es que quería dormir un poco y por ello desconecté el teléfono - respondió 
Scully un poco nerviosa. 
-Ah era por eso, vaya llegué preocuparme porque la máquina me sonó en 
repetidas ocasiones - replicó Doggett haciendo que Scully se ruborizara y 
tratara a toda costa de cambiar de tema. 
-Se ha sabido algo de Laura Keil - preguntó como para desviar la atención. 
-Estamos en ello, lástima que hayan personas que no permitan que nuestra 
investigación se lleve a cabo como debiera - esa frase vino como un disparo 
directamente para Dana pero ella supo disimular las palabras de su compañero 
que le exigía con sus miradas una respuesta a su extraño comportamiento. 
Justo cuando ella titubeaba buscando las palabras exactas para inventar 
una excusa convincente; el intercomunicador sonó, era la secretaria de 
Skinner que preguntaba por la agente Scully la cual no se tardó ni un solo 
instante en desaparecer de la presencia de Doggett y arribó presurosa a 
la oficina de Skinner el cual tenía una cara de preocupación la cual era 
demasiado obvia. 
-Que sucede señor. 
-Se trata de Mulder, Scully, creo que la investigación se detendrá en este 
punto. 
-Pero por qué - preguntó ella con un nudo en la garganta - Eso no es 
justo - añadió finalmente sentándose con pesadez en frente del escritorio 
del director adjunto. 
-Lo intenté - respondió Skinner - No sabe cuanto, por ello estoy hablando 
con usted en esta ocasión, es que, agente Scully - dijo carraspeándose 
la garganta 
- He sido relevado de mi cargo, anoche quise comunicarme con usted para 
darle la noticia; hoy mismo debo marcharme a New York, seré el director 
de esa dependencia 

-Mulder puede escucharme - dijo una voz muy familiar para el agente - 
Creo que  ahora los dos estamos en las mismas condiciones - le añadió sin 
escuchar alguna respuesta por parte de Mulder hasta que por fin se 
decidió a hablar - 
Gibson - preguntó intrigado - Como llegaste hasta este lugar 
-Tu mente ha sido muy bien utilizada, se ve que aun no recuerdas que 
fuiste tu  quien me trajo hasta aquí. 
-Yo, eso es imposible, ni siquiera he salido de aquí, además no te habría 
traído a padecer lo que estoy viviendo. 
-No estoy aquí, aun no lo comprendes, aun no sabes lo que estás haciendo. 
-Si no estás en este lugar entonces donde, cómo salgo de aquí. 
-Primero deja que ellos te ayuden - respondió Gibson 
-Ellos - ahora Mulder afrontaba una batalla contra sus recuerdos, sin 
atreverse a preguntar sin embargo, Gibson se encargó de poner algunas 
cosas en claro. 
-Lo hacen por mutuo acuerdo, lo están haciendo por supervivencia, la de 
las razas, incluida la humana, mi labor es encontrarte, solo permite que 
tu mente me lo confirme. 
-Y Scully, que ha pasado con ella, he tenido sueños muy horribles y temo 
por su bienestar; además presiento algo que no se que es pero que nos 
involucra a  ambos. 
-Por ahora, ellos han preparado algo para ella; gracias a usted Mulder, 
todo lo que ve no son pesadillas son solo sus recuerdos. 
-Le he hecho daño, no puede ser, como pudieron obligarme a hacer eso. 
-Fue por su propia voluntad, aunque su ser consciente no lo comprenda, 
hay parte de su mente que les pertenece al igual que la mía y es por ello 
que lucha por su misma causa. 

Aeropuerto Dulles Washington D.C.
16:23 

-Señor, ha sido un grato placer conocerlo - le dijo Doggett con algo de 
hipocresía porque Skinner nunca le había caído bien, por otro lado Scully 
si denotaba tristeza tanto en sus ojos como en sus palabras, estaba 
perdiendo un amigo, un aliado y con ella la oportunidad oficial de tener
personas que contribuyan a encontrar a Mulder, ahora debía aliarse a ese 
par de mujeres que al parecer ocultaban algo muy poderoso. 
-Señor - dijo finalmente con lágrimas en los ojos - Gracias por apoyarnos 
durante todo este tiempo. 
Skinner la abrazó con fuerza mientras trataba de encontrar las palabras
aptas para consolar a Scully quien ahora lloraba en forma desconsolada. 
-Vamos a mantenernos en contacto y voy a hacer lo posible para ayudarla, 
para  ver que los dos por fin puedan tener la vida que muchos se han 
encargado de arrebatarles. 
-Voy a quedarme sola - susurró tan pronto vio que Skinner se alejaba a 
abordar el avión 
-Yo estaré contigo, se que no soy mucha compañía pero ahí estaré cuando 
creas  que puedo hacerlo - le dijo Doggett tomándola por el hombro al 
ver que su  color empezaba a tornarse blanquecino. 
Ella sonrió con la tristeza profunda y decidió agradecerle con la mirada, 
luego se pasó las manos por su vientre al notar que el par de bebés 
empezaban  a incomodarse con las lágrimas de su mamá, luego solo optó 
por irse con Doggett quien se ofreció a llevarla a su departamento; una 
vez allí, ella le hizo un desplante al cerrarle la puerta en la cara 
argumentando que estaría bien, y tan pronto se percató de que se había 
marchado salió con rumbo hacia el bunquer de los tiradores solitarios, 
ella les puso al tanto de todo lo sucedido y además les contó sobre la 
peligrosa alianza que iba a realizar. 
-Podrías confiar en Keil, sin embargo, Marita no es para fiar - agregó 
Langly ante la confesión de su amiga. 
-Pero no tengo otra opción además Marita - cuando Scully iba a seguir 
hablando Frohike la interrumpió - Sabemos que ella está embarazada, sin 
embargo aun con un hijo no deja de ser como ha sido ella y el maldito de 
Krycek. 
-porque está pasando todo esto - exclamó Scully en lágrimas - Es horrible, 
ahora lo único que me dice que crea en ellas es esto - Con esta frase 
buscó en  su bolsillo y sacó la cruz de la noche anterior Marita le había 
entregado junto a un relato inverosímil que la involucraba directamente a 
ella y a su bebé original en la lucha de un par de colonias 
extraterrestres; - Yo, le dí esto a Mulder y después de mi secuestro un 
recuerdo me muestra arrancándosela con fuerza, con odio, eso es algo que 
no puedo concebir aun. 
-y eso no es todo - arguyó Byers - Estuvimos analizando el lugar de tu 
supuesta aparición y encontramos rastros de radiación junto con un trozo 
de algo que se asemeja al metal, similar a lo que encontraron en Ivory;
- Y hemos buscado con nuestros contactos algún registro que nos brinde 
alguna  explicación - interrumpió Langly el cual a su vez fue interrumpido 
por Frohike 
- Los símbolos hablan de un código muy especial se asemeja al genético 
humano  sin embargo posee una especie de desdoblamiento proteico similar 
al que Laura Keil diseñó para concebir a Gibson y el que naturalmente se 
encontró en ti. 
-Ella lo sabía y colaboró en tu secuestro para encontrar a Gibson, sin 
embargo, ahora no solo los rebeldes lo saben - añadió Byers 
-También los colonizadores y no les van a quitar el placer de tenerlo 
entre sus manos - finalizó Frohike al ver que Dana empezaba a perder el 
control de su cuerpo. 
-Debemos cuidarte - añadieron los tres para calmarla - De lo contrario 
Mulder nos asesinará a su vuelta. 
-Y si jamás regresa - dijo ella con lágrimas en sus ojos. 
-Lo hará, muy pronto ese desquiciado va a tener que sostener a una 
familia - le dijo Langly en broma haciendo que ella se calmara un poco,
hasta que miró su reloj y les dijo en tono serio - Debo irme. 
-No te veas a solas con esas mujeres, permítenos ir contigo - le recomendó 
Byers antes de que ella los dejara. 
-Lo haré, sé que en ustedes si puedo confiar. - de ese modo se marchó 
cuando  la noche empezaba a caer. 

Residencia de Margaret Scully
05:08 

Scully se había quedado en casa de su madre, ahí al menos podía encontrar 
la paz que casi no hallaba en ninguna parte ; sin embargo y cuando en sus 
sueños  empezaba a ver a Mulder que quería decirle algo, un sobresalto la 
hizo despertar de inmediato, alguien tocaba con mucha insistencia su 
puerta, así que tomando la bata y medio dormida sacó su arma y se dispuso 
a ver quien podía ser a esas horas de la mañana. Al abrir la puerta se 
llevó un sobresalto al ver a Marita toda vestida de negro y con el auto 
encendido esperando a que  Scully saliera con ella 
-No debemos perder mas tiempo, Laura nos espera en el aeropuerto 
-Cómo a estas horas - preguntó Scully algo desconfiada. 
-No puedo responder a todas sus preguntas, solo debemos irnos, o de lo 
contrario todo estaría perdido. 
-Mulder - dijo Scully 
-El, Krycek, Gibson y todos los seres de este mundo, apresúrese Dana. 
Sin darle otra opción Scully se apresuró a colocarse una chaqueta mientras 
intentaba comunicarse con los tiradores solitarios sin respuesta alguna, 
intentó llamar a Skinner con la misma suerte, sus dedos titubearon por un 
momento antes de marcar a la casa de Doggett el cual le contestó en un 
ensueño profundo, ella solo escuchó su voz pero no le dijo nada solo colgó 
el auricular mientras salía con Marita hacia un lugar que solo la 
confianza en sí misma la podía proteger. 
-Estoy lista - dijo finalmente antes de introducirse al auto y salir con 
dirección al aeropuerto. 

-Scully - grito Mulder sobresaltado, era otro estudio al que estaba siendo 
sometido o simplemente se trataba de una pesadilla vívida como las que lo 
atormentaban en los últimos días, sin embargo ahora las cosas tenían un 
matiz diferente, estaba en el mismo lugar de sus sueños, con las cápsulas 
y ese olor a dolor tan característico que siempre lo acompañaba. Estaba 
en medio de las sombras, sin saber si estaba libre o estaba engañado por 
una aparente libertad  que le brindaban aquellos en quienes Gibson decía 
confiar, eso si era el verdadero Gibson puesto que con esos seres que 
podía mutar su forma a su antojo todo se podía esperar; de pronto, la 
presencia de otro ser en el mismo  lugar lo hizo ponerse en guardia 
-Descuide Mulder, soy yo - dijo Gibson quien al parecer había aparecido 
de en   medio de la nada. 
-Como saber que no eres un engaño - preguntó Mulder un poco desconfiado
al ver  al niño que se le acercaba como queriendo tomar su mano. 
-Aun no ha aprendido nada no es así Mulder; pero va a ser la propia verdad 
quien le enseñe. 
De ese modo Mulder sintió algo muy extraño que llenaba todo su cuerpo con
un escalofrío tremendo; y un dolor intenso empezó a poblar su cabeza, 
unos ruidos intensos hicieron que se retorciera queriendo que cesara, 
luego una luz, un  camino muy claro aunque sus ojos estaban cerrados y 
por último unos gritos de terror, al final no le fue difícil descubrir 
de quien se trataba 
-Scully - exclamó con una cara de pánico - Algo malo le está sucediendo, 
y me siento responsable. 
-Por eso he venido, debe confiar en mí debemos salvar a Scully, y para
ello  hay que salir de este lugar y solo yo conozco como así que debe 
venir conmigo. 

Era como si las historias de ambos se estuvieran mezclando Scully debía 
confiar en alguien que no era Mulder para conocer la verdad y él debía hacer 
lo mismo pero para salvarla. 

Bellefleur Oregon
10:13 

-No aquí de nuevo, este lugar me indispone - dijo Scully posándose sobre 
un  claro del bosque en donde ya estaba harta de derramar lágrimas por 
Mulder. 
-No es aquí donde nuestros contactos llegarán debemos seguir caminando 
-arguyó ante las palabras de Scully que tenían una razón demasiado pesada 
y estaban causando cierto tipo de solidaridad por parte de Marita quien le 
reclamó por no saber acerca de los contactos. 
-Esto es ridículo - añadió enfurecida y negándose a proseguir con el 
recorrido -Somos mujeres, estamos solas, nadie sabe nuestra locación 
exacta entonces  podríamos desaparecer sin que nadie tenga al menos una 
pista. 
-Solo camine Marita y verá que todo lo que digo es verdad - replicó Laura 
para lograr que las dos embarazadas se rezagarán por el camino; luego de
cerca de dos horas de recorrido arribaron a una cabaña metida en el medio
del bosque encantado con alienígenas; entonces Laura sacó una arma y se 
les adelantó para ver que esté vacía como ella había acordado antes con 
sus contactos; sin embargo se llevó una sorpresa. 
-No lo haga - dijo Krycek el cual lucía una cara realmente deplorable 
- Vengo en paz 
-Me alegra que esté aquí - respondió Laura guardando el arma - creo que 
hay alguien a quien le dará mucho gusto verlo de nuevo - de ese modo
permitió que Marita entrara en la cabaña dejando a Scully en la parte de 
afuera con una  gran jaqueca que le había ocasionado aquel sitio; además 
sus bebés habían estado muy inquietos durante la caminata como queriendo 
impedirle a su madre que prosiguiera y en aquel momento estaban realmente 
insoportables con sus continuas patadas. 
-Basta niños, por favor, esto no me gusta a mí tampoco pero es lo único que 
puedo hacer ahora por su padre - les murmuró justo antes de ver como una 
inmensa luz apareciera por detrás de la cabaña; luego, todo sucedió con 
demasiada velocidad, un grito ahogado de Marita que desaparecía envuelta en 
una nube y luego la cara de Laura quien le apuntaba con el arma fueron lo 
último que pudo soportar antes de echar a correr por el bosque asustada 
seguida de cerca por varios seres que parecían conocer sus pasos y por Laura 
que no dejaba de disparar unas ráfagas como para amedrentarla 
-Todo va a estar bien lo prometo - decía ella mientras corría sin ningún 
sentido hasta que resbaló por un filo que daba a lo profundo de una ladera 
con rocas al final. 
-Lo siento, no tenía otra opción - dijo Laura al ver caer a Scully 

-Qué le sucede Mulder, debemos darnos prisa - murmuró Gibson quien corría 
por los bosques de Oregon como en busca de alguien muy importante; sin 
embargo, las palabras del muchacho no alcanzaron a llegar a los oídos de 
Mulder quien se retorcía en el piso con las manos en la cabeza; la única 
imagen que tenía en medio de unos gritos era la de Scully cayendo, y 
cayendo. 
-Dios ayúdame - murmuró Scully colgando de la ladera sin opción de salir 
al ver como las ramas a las que se había alcanzado a sujetar empezaban a 
ceder con su peso 
-Noooo - dijo con lágrimas en los ojos cuando se vio caer; sin embargo, 
justo antes sintió que una mano la tomó fuertemente de su brazo 
-Arriba Dana - le dijo haciendo que el alma de Scully regresara a su lugar
-Solo dame una mano y con la otra cúbrete el vientre - añadió Doggett 
sujetándola con fuerza; cuando logró sacarla ella estaba en un mar de 
lágrimas y temblaba como un flan así que la abrazó con fuerza intentando 
calmarla y al ver que los sollozos se incrementaban optó por besar sus 
labios murmurándole 
-Te dije que podías contar conmigo.    
-No, ahora no - dijo Gibson evitando que Mulder apareciera de un momento a 
otro en la escena que habían alcanzado a presenciar; - le puede hacer daño
a los bebés.

TERCERA PARTE
Y por fa no me vayan a matar, soy shipper no se preocupen que si me permiten 
hacer la tercera parte sabrán que todo tiene una razón de ser.
att: Alek, Danita Mulder.
Comentarios  a 
Gracias por su paciencia y espero que les haya gustado, y por cierto, estoy 
asegurada por si de pronto me envían un mail bomba Je Je Je.

~ por Angelik en marzo 20, 2009.

3 comentarios to “En Espera de la Verdad II : Se debe confiar”

  1. Nuestro equipo de “Cuentos para volar” queria invitarte a que leas nuestras hisotrias inventadas.
    para acceder a alguna de ellas solo debes entrar a
    http://cuentosparavolar.wordpress.com
    y solo queda disfrutar de nuestras modestas historias.

    Atte: “el equipo de cuentos paara volar”

  2. Claro, es un honor entrar y leer algo del contenido que posteen. Si quieren, podría poner un link en el blog y si ponen algo de contenigo x-files, por aca estarán mencionados sin duda.

  3. This makes great sense!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: