Our Town 2×25


SCULLY: Well, they would be. I just came up with a sick theory, Mulder.

MULDER: Ooh, I’m listening.

Como penúltimo capítulo de la temporada, Our Town parece tener como mensaje que luego de dos años la apuesta de la serie no se ha perdido. Hacer una serie no solo de Ovnis, sino de cualquier fenómeno que se escape de la lógica y la ciencia (aunque Scully este ahí para hacerla caber)

De Our Town me gusta el argumento, porque siempre lo consideré genial y retorcido. Creo que el gran impacto del episodio se resume en “buena gente, buena comida” y aunque lejos de desbancar a The truth is out there, el lema de Chaco funciona en todos los aspectos del miedo, asco y reflexión.

De nuevo nos internamos en un pueblo americano con ciertos rituales nocturnos preocupantes como en Die Hand Die Verletz, pero en esta oportunidad no nos enfrentaremos a una secta religiosa, sino a un pueblo entero con el secreto de la juventud en versión truculenta. Claro que esto no lo sabemos sino hasta el final, antes de este, las cosas son un completo rompecabezas para nuestros agentes y las fichas son la enfermedad de las vacas locas y pollos, muchos pollos.

Y es que como muchas series, X-Files cedió a la tentación de parodiar al coronel de KFC y hacer su propia versión. Esto explica nuestra completa devoción a la comida y a sus símbolos y es que si este episodio nos parece asquiento es precisamente porque la comida es un tabú, lo que nos llevamos a la boca importa tanto que tendemos a dogmatizarlo.
Y puede que esto no sea del todo evidente, pero podemos pensarlo con el vegetarianismo y la repulsión que sienten a la carne. Ahora nosotros los carnívoros no sentimos eso al momento de comer una hamburguesa, o unas costillitas BBQ, pero si podemos sentir repulsión total al pensar que vamos a probar carne humana o perro por ejemplo. Por eso este episodio aterroriza, por la idea implícita de que los pollos comen humanos, los humanos comen pollo, por asociación, el hombre come hombre y además de eso, el plato principal de los habitantes de nuestro pueblo en las noches es directamente los humanos. Así que es claro que lo que es sagrado para nosotros, no nos lo llevamos a la boca.

La premisa de Our Town es el conocido, “pueblo pequeño, infierno grande” porque estamos frente a una comunidad que no tolera a los extraños, menos a que se salen de sus parámetros morales. Nuestra adultera primera víctima nos demuestra esto y muere a manos del hombre de la máscara.

Para Mulder y Scully otro caso comienza y Scully le recuerda a su compañero de aquella presión que llega a fin de temporada donde su trabajo es expuesto y deslegitimado. Para Mulder es otra oportunidad de investigar cosas extrañas, como bolas de fuego, y las bolas de fuego de por si son un fenómeno interesante, pero obviamente x-files lo iba a llevar a otra dimensión.

La respuesta a todo el episodio se encuentra en este tenedor... momento... ¿por qué no lo analizaron?

Existe un detalle bastante diciente al comienzo del capítulo que es toda una pista para alguien que lo viese la primera vez y algo realmente obvio y chistoso para las siguientes oportunidades y es el tenedor que Mulder encuentra en la escena del crimen, porque, ¡como no pensarlo!, era tan claro el tenedor desechable.

El encuentro con el comisario (¿¿¿comisario ftf???) nos deja con muchas negaciones y un acento tejano tremendo. Hasta la música me recordó la escena de la película en Texas.

El tema avícola se toma la serie y como para quitarnos las ganas de pollo por unos cuantos días, vamos a conocer la procesadora Chaco. La constante del episodio serán los pollos, tal vez unos años más y nos hubiésemos dejado contagiar por el pánico de la gripa aviar. Pero es interesante el papel de los pollos en el episodio, pero eso lo comentare más adelante.

Me recuerda la visita a la fábrica de cajas de Bart Simpson

La planta Chaco parece un lugar de rutina para investigar. Siguen las negaciones por parte de todos y el espíritu de “aquí no ha pasado nada” hasta que Paula Chaco entra en demencia avícola y aunque quien no cae en demencia al ver pasar pollos todo el día por una banda, lo de Paula difiere con los parámetros de una enfermedad profesional. Y podemos decir que nos dieron todo un recorrido por la planta porque vimos como nuestra segunda víctima se sumerge en la nutritiva sopa para pollos que literalmente es pollo. Valiosa lección del día, pollo come pollo.

La muerte de Paula, deja la historia en otro rumbo. Ya no se trata de una persona desaparecida nada más, ahora la nieta del señor Chaco muere y no por asesinato. Parece que todo se inclina por una enfermedad, lo que nos pone del lado del escalpelo de Scully pero antes hay que obtener el permiso de la autopsia y por supuesto por fin conocer al famoso señor Chaco quien se encuentra dando de comer a los pollos (porque todos sabemos que la mejor forma de enfrentar un duelo es por supuesto dar de comer a tus aves favoritas), pero Chaco no nos revela mucho en esta primera aparición. Aparentemente no hay problema en realizar la autopsia, semáforo verde para la autopsia de esta semana.

Bajo el microscopio encontramos la parte científica del episodio que es bien interesante y en el momento de transmisión original fue bástate actual y de hecho adelantada porque la enfermedad de las vacas locas saltó a los titulares en 1996 cuando en el Reino Unido se tuvieron que sacrificar un importante numero de ganado por sospecha de estar infectado. Como yo me vi el episodio en ese año y no en el  95, su fecha original, pues para mí fue aun más actual, y hubo ese grado de convencimiento a lo que decía Scully sobre la enfermedad. Scully expone que la victima sufría la enfermedad de Creutzfeldt Jakob, la forma humana de la enfermedad.
Pero si Scully tiene un argumento convincente, llevado por el estudio del cuerpo y un análisis que solo es posible en el estado más avanzado de la enfermedad o en la muerte, pues Mulder tiene que traernos algo más grande, algo que justifique el sueldo de Spooky y ante la ciencia de Scully, Mulder nos revela que Paula Chaco tenía 47 años. Con Creutzfeldt Jakob pero que bien conservada murió.

De todo el episodio el asunto de no envejecer fue el que menos me encajó. Estoy con Scully, canibalismo es una cosa, pero ¿prolongar vida?

Creo que de hecho ya teníamos un episodio con una historia bien atípica como para adornarla con más detalles. Este era uno de esos expedientes x que comienza y termina en el microscopio como Scully dice, los muertos aumentan y Creutzfeldt Jakob se puede convertir en epidemia, así como la cantidad de huesos encontrados en el rio por la corazonada de Mulder. Algo que me pareció extraño ya que sabemos que al final el sheriff era uno de los chicos malos es ver como deja que la evidencia salga a la luz tan fácilmente y lo hizo a través de todo el episodio. Los huesos del rio salieron muy fácilmente y esto dejo a Mulder y Scully listos para hacer su ronda de conjeturas.

La dieta de Scully sigue siendo carnivora

En la tremenda la identificación de los huesos, toda una maratón para nuestra agente, descubrimos la otra parte del tenedor que faltaba. A los restos les falta la cabeza y además están roídos. Signo de canibalismo, por fin llegamos a la respuesta de todo. Aunque si yo fuera caníbal los huesos que hubiese dejado no estarían roídos así que no me pescarían por este lado.

Con el canibalismo expuesto Creutzfeld Jakob es más fácil de entender y este no es un hecho paranormal, es simplemente asqueroso y repudiado por yo diría el 95% del planeta y ahí radica todo el asco en el episodio. Sentir tan cerca el canibalismo y toda esta relación con los pollos nos da ese sentimiento de asco que el escritor supo poner muy bien, en una escena clásica, Scully deja el pollo que momentos antes comía en esas cajas muy americanas tipo KFC cuando se entera que ha estado pasando. Y eso que nos falta la escena final.

Con Doris ya las cosas se ponen siniestras. Ella estaba al tanto de lo que ocurria en el pueblo y no fue hasta que vio lo que en verdad le pasó a su esposo que cae en panico. Ahora si la mirada sospechosa del sheriff encaja y estamos en toda una red de conspiración en el pueblo. No hay duda que todos son cómplices y obviamente Chaco es el líder. ¿Quedan dudas que las comunidades gringas son un caldo de cultivo de locura?

Pero el declive de esta hermandad caníbal comienza con Doris y el deseo de Chaco de protegerla, vemos deseos de amotinamiento y le quieren mostrar al señor Chaco que nadie es imprescindible. Doris también siente el peligro en que esta y Scully debe ir por su ayuda.

Entonces nos encontramos con el clásico movimiento X-Files, Scully ve a proteger a la víctima, cae en manos del asesino si es necesario (en otros no, simplemente tiene que ver hasta donde convenga) y Mulder ver por la verdad, encuéntrala y si es necesario ver por Scully y rescatarla. Es como un tiro libre en futbol, se puede ir por este lado la historia y así fue porque en ese orden, descubre a Chaco y sus cabezas en el estante y luego debe ir por nuestra agente.

En el campo vemos como el pueblo está reunido tomando gazpacho y parece ser de Doris, para este momento ya los tenemos en modo psyco 100% y también parece haber un menú en que Doris era la entrada, Chaco el plato fuerte y yo diría que Scully el dulce postre.

Pero antes el plato principal nos da una charla de reglas caníbales, porque al parecer las hay y esta gente no la ha cumplido y por eso ha sido castigada por la enfermedad (ahora que no creo que sea tanto un asunto moral como el señor Chaco defiende sino algo más bien higiénico) y Scully se encuentra amordaza en medio de un conflicto de interés caníbal. Y hablando de higiene es fácil deducir de donde sale tanta enfermedad con esa forma de matar con um… guadaña en mano sin desinfectar, y ojo que muerto Chaco, Scully va a la máquina de la muerte y no la limpiaron, ¡con razón Creutzfeld Jakob!

Mulder llega para acabar con la comida, afortunadamente antes de cortar el postre y descubrimos que el Sheriff hacia horas extras como verdugo con máscara aborigen.

Las conclusiones son entre otras que el brote se pudo controlar y la causa también. No creo que les quede muchas gans a los habitantes de este pueblo de seguir con sus hábitos alimenticios nocturnos.

El final es asqueroso también y los pollos terminan siendo alimentados con Chaco. El más irónico de todos los finales.

Our Town es uno de esos capítulos para no ser visto con aquel familiar fácilmente asqueable, porque nosotros como x-philes tenemos el hígado y los intestinos bien entrenados, pero el resto no, al resto si se le hace horrible saber que pollo come pollo, que en una planta procesadora no siempre se siguen normas de salubridad y que el hombre que en la mitad del capítulo les dio de comer a las aves, termina siendo comida por ellas.




~ por Angelik en mayo 31, 2009.

Una respuesta to “Our Town 2×25”

  1. Te felicito por la crítica. Recuerdo el cartel del pueblo “Good People. Good Food” (Buena gente. Buena Comida”. Simplemente una genialidad ese destello de humor negro, tan caracterísitco. Recuerdo que tenía unos 14 años cuando la vi por primera vez y me había impresionado muchísmo, precisamente por lo que comentás acerca de la comida. Hay que tener el estómgo entrenado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: