Clyde Bruckman’s Final Repose 3×04


MULDER: Entonces si el futuro ya está escrito, entonces ¿por qué molestarse en hacer algo?
CLYDE BRUCKMAN: Ahora ya comprendió.

Vuelve a suceder. Teniendo un episodio como estos al frente, comienzo a preguntarme tan siquiera como comenzar a escribir. ¿Cómo dar un vistazo completo a un capitulo tan extenso y lleno de detalles?

Clyde Bruckman’s final repose (Clyde Brucman para los amigos) es uno de esos capítulos que llevó a la serie a un nivel más alto. El secreto del éxito incluye a un genio escritor de historias poco convencionales, un actor invitado merecedor del Emmy por esta aparición y una serie que comienza a manejar a la perfección a sus fans dándoles suficientes chistes internos como para quedar satisfechos… bueno, pidiendo más para la siguiente semana.

Esta vez Darin Morgan, genio extravagante de la 1013, quien andaba un poco depresivo y existencialista en esa época, decidió hacer una historia sobre la muerte y sobre la mala suerte que trae tener el poderoso don de saber cuando y donde llegará.

Esto puede sonar de por sí bastante sombrío, pero siendo el creador de esto Morgan, lo que tenemos es una variedad de matices que van desde el humor negro hasta el verde de los arboles que no nos dejan ver el bosque.

El eje principal de la historia es Clyde Bruckman, a quien conocemos leyendo las predicciones de un tabloide, predicciones bastante americanas y que poco sentido le encontramos. Aunque entendí la broma de Lollapaloza.

Bruckman se nos presenta con todas sus características en esta corta introducción, así como el asesino, de quien sabemos su identidad desde el teaser (y también estará presente en todas las escenas del crimen)  y de hecho el fin de esta historia, Bruckman lo debería haber sabido desde el momento que se encuentra con el asesino aquí.

Ya cometido el crimen, nos encontramos con los investigadores haciendo especulaciones sobre la celebridad que vendrá a investigar el caso desde un punto de vista paranormal. Es muy buena broma hacernos creer que se trataba de Mulder al incluso poner a uno de los agentes diciendo que es muy spooky. Lo cierto es que Spooky y acompañante entran a la escena y muy pronto encontramos la desilusión de que no se trata de nuestra pareja estrella de quien hablaban sino del Estupendo Yappi.

Mulder y Scully son tratados como losers por los agentes, aunque Mulder lanza una buena bola al demostrarnos que también es taceógrafo aficionado y leer las hojas del té de la víctima. Pero el show se lo roba Yappi y es bien especial la escena de su performance, me gusta mucho la música y la forma en cómo el actor gesticula y habla. Leyendo apuntes encuentro que se trata del doble de David. Me sorprendí mucho porque por mucho tiempo pensé que se era un actor conocido, especialmente escogido para este papel, el cual es muy bueno, es de risa total y es digno de culto porque tuvo luego su regreso de forma brillante.

Si el capitulo no fuera de humor, Yappi hubiese salido volando por la ventana por acercarse tanto al espacio persnoal de nuestra agente.

Si el capitulo no fuera de humor, Yappi hubiese salido volando por la ventana por acercarse tanto al espacio persnoal de nuestra agente.

Tal vez el aspecto que más me gusta de esta parte de Yappi es la forma como categóricamente indica a Mulder como la energía negativa, cuando nuestras apuestas y la cámara se fue directamente con Scully. Y más especial me pareció la forma como ella disfruta este momento. Le dice a Mulder “no puedo llevarte a ningún lado” y se le ve luego muy sonriente por no haberse perdido el show, me encanta cuando Scully esta así y la verdad ese fue su estado de ánimo todo el episodio.

Morgan entonces sabe como escribir de Mulder y Scully, me gusta mucho como sabe de ellos y los pone en un contexto más cómico sin salirse tampoco de sus roles, pero no solo hace esto sino que sabe como hacer personajes secundarios como Yappi y los detectives. Esta parte fluyó muy fácilmente y terminamos viendo a Mulder teorizar sobre las vagas predicciones de los psíquicos y a su vez no es escuchado, como esta vez su mojo paranormal no sirve y no es mr spooky, sino un simple agente oscurecido por el showman Yappi y su tremenda descripción que le entrega a las autoridades.

Luego se nos muestra al verdadero psíquico, donde las cosas son más crudas y sin show de por medio. Bruckman puede ver mas allá de los demás aunque siempre me pareció inhumano de su parte dejar a la anciana quedarse sin provisiones para el perro. Aquí   podría haber utilizado su habilidad para el bien como Mulder lo sugiere luego en el episodio. Pero aun sabiendo que haría el perro y como iban a terminar las cosas, este deja que el rio siga su recorrido casi con complacencia. Es un aspecto de Bruckman con el que choque y con el que me logro reconciliar hasta bien entrada la historia.

Encuentra la segunda víctima de la noche y con esto tenemos la presentación con Mulder y Scully y comienzan así las charlas entre ellos que siempre deben verse bajo la lupa de la lógica, un juego casi filosófico donde ellos lanzan el desafío y Bruckman les contesta con alguna apabullante realidad lógica. Para Scully sobre todo, le es muy difícil llegar a ganar el argumento porque como hacerlo si lo sabe todo y es sarcástico al respecto. Es un capitulo muy meticuloso, donde las palabras se repiten y se vuelven juego. Es eso producto de un guión muy ingenioso. Por eso ningún dialogo es descartable.

Y hablando de diálogos no descartables…

“A veces parece que todos tienen sexo excepto yo”.

Y la genialidad de nuestro personaje es que parece que Morgan por fin logra romper con el perfecto mundo idealizado y nos muestra un personaje más cercano a nosotros. Creo que ninguno de nosotros se atrevería a hacer una afirmación tal, en tal caso, Bruckman es héroe nacional al atreverse a ser la voz que nuestro ego mata todos los días.

Su representación en paralelo a la de Yappi, le demuestra a Mulder que tiene en frente a un verdadero psíquico, aunque su compañera se le burle en la cara. Lo que más me gusta de la historia y que iremos aprendiendo, es que no se trata de un psíquico perfecto.  Y Mulder como siempre quisiera tener la verdad, el don, porque cree que la verdad es lo absoluto, el premio mayor. Para Bruckman es una maldición. Se ha convertido en una pesadilla y lo ha convertido en alguien sin fe alguna.

Acercamiento a la habilidad Psiquica: ¿Qué más le dice el objeto? Que es feo, siguiente Señor Bruckman no hay que ser psiquico para llegar a esta conclución... ¿Dónde consiguío el equipo de utileria esto tan feo?

El equipo de Area 42 concluye que no hay que ser psiquico para percibir que el objeto es feo.

Para Mulder, Bruckman es su santo grial, el cual le gustaría entendiera la fuerza de su don, además que a él mismo le gustaría entender este genuino x-files, asi que lo molesta como cachorrito, ¡y no es porque tenga cachorrito en casa en este momento que haga este simil!… bueno, la verdad si.

Y así mismo como este lo molesta, Bruckman responde al acoso, con el cinismo que lo caracteriza…

Sabe, hay peores maneras de morir, pero no puedo pensar en una más indigna que la asfixia autoerótica.

Este tema como era de esperarse, lanza un mundo de especulaciones entre los fans, de si se debe creer que Bruckman lanzó esta profecía a Mulder o no. Para mí no es sino otro chiste interno de los que se lanzan sobre la predilección de Mulder por el sexo pervertido, el cual pues no creo que podamos ver si se cumple o no. Creo que nuestro adivino no podía irse del show sin decirnos como morirán nuestros agentes, pero meterse en algo tan delicado y susceptible al cambio es algo que a Darin le debió parecer mucha responsabilidad y nos regala este chiste con la asfixia autoerótica con Mulder  y de confusión respecto a Scully más adelante. Así que nunca habrá claridad en el tema, creo que Bruckman le quiso pegar un susto a Mulder haber si lo dejaba tranquilo, pero si dio con algo que le toca directamente a él, algo tendría que haber visto en su condición de psíquico.

La pregunta no es por qué la asfixia autoerótica, sino porque Mulder voltea a ver a Scully inmediatamente y ella ya tenia esta cara de pena ajena.

La pregunta no es por qué la asfixia autoerótica, sino porque Mulder voltea a ver a Scully inmediatamente y ella ya tenia esta cara de pena ajena.

Y es que Bruckman le dedico sus mejores sarcasmos a Mulder, él simpatizo más con la agente por encontrarla libre de intenciones, Mulder se dedicó a molestarlo y este encontraba siempre la mejor forma de dejarlo callado, ha sido de los que han pasado por la serie que lo ha hecho con más estilo.

Bruckman nos relata la forma en como adquirió este don, y parece que a  Morgan en particular no le interesó el porqué o el cómo sino el fin que hace que el personaje pueda vivir esto. Nos dice su que adquirió la habilidad paulatinamente sin ningún evento en particular directo que estar sobrecogido por los eventos que hicieron que Big Bopper muriera por el cara y cruz.

Esto me molesto muy sutilmente por mucho tiempo, aunque encuentro en Morgan el merito de crear su propia historia alejada de los propios cánones de los que pensamos paranormal. Bruckman solo sigue la línea de psíquico empírico que adquiere esta habilidad sin proponérselo y de hecho a muchos les pasa esto, lo que distingue a él de Yappi es que este último quiso explotar la mucha o poca mecha psíquica, para Bruckman como ya lo dije, le ha llegado a trastornar tanto su vida que la ve con desdén, con la resignación de que las cosas no se pueden cambiar. Eso es lo triste de este personaje que sabe cuál será su final y solo ayuda a que sea de esa forma prevista.

Por esto guía a los agentes con inercia, al encontrar el cadáver en el fango, lo cual es dar completamente en el blanco de lo que buscaban (bien por Scully conduciendo aunque sea con cadáver bajo el auto)

Pero si Mulder quería que sus psíquico trabajara, este le dio gusto con una visión directa a él y es así como vemos que el asesino ira tras Mulder y lo lastimará. Y digo que lastimará porque podemos estar a salvo con Mulder, ¡después de todo está al asfixia autoerótica! Pero tal vez Scully estaba bien concentrada conduciendo en ese momento que Bruckman le dijo esto a Mulder y no pudo entender bien las cosas, porque se preocupa mucho por la visión… momento… Scully es la escéptica, ¿verdad?

Para dejar aun más la semilla de la duda en la -no tan escéptica agente en este momento-, tenemos la carta del asesino donde pide saludar a los agentes y donde declara saber de todo lo que pasa y va a suceder. Esto pone a nuestro asesino también en el plano psíquico como el mismo señor Bruckman lo había dicho y de hecho él resulta ser un personaje tan interesante como él y la elección de casting estuvo bien acertada al traernos a este demonio en traje de botones perdedor.

El momento estrella de la noche, entre los muchos que hay, corre por cuenta de los tres personajes principales. Bruckman tendrá un espacio a solas con Scully y con Mulder y definitivamente Scully es su preferida porque la charla entre ambos es realmente significativa y la única actitud positiva y gentil de Bruckman la vi con ella. Y como no, si Scully está encantadora en este episodio. La partida de póker es de mis escenas favoritas con ella, porque se ve sonriente (me enamora la Scully sonriente de Darin Morgan) y en total apoyo con esta persona que alcanza a abrirle un poco de su corazón. De hecho es con quien comparte su muerte, tanto en decirle que así será como el mismo hecho que su vida termina con ella al lado. Ahí está el porqué tanta simpatía, digamos que es un circulo de empatías, Bruckman vio a Scully a su lado con sus lagrimas totalmente honestas y por eso cuando la conoce crea más vínculos y sin esos vínculos no podría llegar ella a ese momento en particular. Un circulo que creo en este momento estaré entendiendo solo yo.

De sobre si Scully es inmortal o no, como lo dije con la asfixia autoerótica de Mulder, será un eterno debate y cada uno tendrá su explicación. Por mucho tiempo me sostuve en el argumento que en español Bruckman decía “usted no” el que interpretaba como a usted no le diré. Y para mi tenía sentido esto porque para él saber cómo moriría la otra persona era una maldición. Con Mulder actuó en cierta venganza por acosarlo, pero como había simpatía con Scully, realmente no quería estropearle el resto de la vida con tal revelación.

Pero me encuentro con la versión original, donde Brukman dice “You don’t”. Ahora este también se puede interpretar igual, usted no, pero digamos que sonoramente es más categórico y luego vamos a ver otras cosas que van construyendo la teoría de inmortalidad de Scully, como Tithonus.

Yo no quiero creer este argumento, pese a que sería muy bueno tener a Scully para siempre, no me entra en la mitología de la serie, se me escapa de la psicología del personaje que sea inmortal, pese a que con los años he llegado a ceder un poco con esta hipótesis.

La noticia de la inmortalidad opaco el hecho de que Scully cedió a saber cómo iba morir. Bastante salida del rebaño escéptico nuestra agente en este episodio.

Para Mulder no hay avisos de inmortalidad, y el agente sigue tropezándose con la piedra una y otra vez al preguntar a Bruckman sobre su habilidad (me recuerda en Humbug con la pregunta de “hace cuanto trabaja en el circo”), y le revelara su sueño destructivo y putrefacto donde simplemente  se descompone conscientemente. Y es muy bueno ver a Bruckman con esta expresión de seriedad total pero sabiendo que se ha salido con la suya al dejar a Mulder completamente impresionado.

En esta historia se habla mucho de las casualidades y ahí está, de casualidad Bruckman y el asesino se encuentran. Esta es una de las escenas que más impacto me causa, es una charla enteramente existencial y cínica la que vemos. Bruckman le revela la verdad al asesino y esta es sencillamente Haces las cosas que haces porque eres un maniático homicida.Mira que si todo fuera así, ni necesitaríamos psiquiatras…

Y de la casualidad a la intuición, Darin Morgan nos regala que Scully descubra al asesino por casualidades de la vida al tropezarse con el botones y su intuición, porque no hubo nada más

CLINE: Si, esto es mucho más detectivesco. No más psíquicos y sus vagas visiones y predicciones. Rayos, ni siquiera necesitamos nuestras propias corazonadas. Este caso se resume en un buen trabajo forense de la policía.

SCULLY: Es el botones. ¡Es el asesino, el botones del hotel!

CLINE: ¿Cómo diablos supo eso?

MULDER: Intuición femenina.

Bien por dejarnos que fuese esta vez Scully la de la intuición. Lo que me está gustando verdaderamente de los episodios de Morgan es la forma como pone a Scully y de hecho es ella la gran protagonista del desenlace, salva a Mulder, por casualidad, claro pero salva el día y para desgracia del asesino, Scully era la que cambiaría su vida, pero no amorosamente como se suponía en la lectura de cartas.

Y ahora dizque esto tiene implicaciones shipper. Yo siempre pensé que era parte del error del pisico, quien interpreto mal esta parte del tarot. Es muy buen final el que el asesino se encuentre con su peliroja y le alcance a reprochar que las cosas no tenían que ser así.

Resolviendo ya las cosas, volvemos con Bruckman quien desapareció en esta parte de la historia. Nos encontramos con Queequeg o futuro Queequeg y lo predicho por Bruckman se cumple y están ahí los dos tal como dijo que estarían. Es un final triste aunque lo supiéramos con antelación.

Solo espero que Quequeed siempre tenga suficiente comida con su nueva dueña.

Solo espero que Quequeed siempre tenga suficiente comida con su nueva dueña.

La escena final nos recuerda que se trató de un episodio cómico, pese a que el tema fuera algo deprimente, la figura de Scully mostrándose interesada con el comercial tan fingido de Yappi es la imagen más clara de que la intención de Morgan era sacarnos una cuantas risas a costa de nuestros agentes.

Este fue un capitulo que se lleva todos los aplausos, nos entretiene, nos hace pensar, tiene muy buenos personajes y actores recreándolos. En verdad nos deja con muchas preguntas, si nos atreveríamos a preguntar cómo vamos a morir y tal vez si llegaríamos al último descanso como Bruckman lo hizo a causa de tener este don.

CLYDE BRUCMAN’S FINAL REPOSE
Para nunca olvidar: La respuesta de Bruckman a la pregunta del asesino por qué hago lo que hago?
Podriamos vivir sin ello:
La lechuga que se convierte en cara, me ha confundido por años.
OCTUREBRE 13 1995
3×04
Writer: Darin Morgan
Director: David Nutter

~ por Angelik en julio 12, 2009.

Una respuesta to “Clyde Bruckman’s Final Repose 3×04”

  1. El personaje de DD en Full Frontal muere a causa de asfixia autoerótica, spoooooooky….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: