War of the Coprophages 3×12


MULDER: Scully, si una civilización extraterrestre fuera lo suficientemente avanzada tecnológicamente para construir y enviar sondas robóticas inteligentes artificialmente a los límites más alejados del espacio, ¿no crees que también habría sido capaz de perfeccionar la extracción de combustible metano del estiércol? Una fuente de energía abundante y recargable en un planeta lleno de criaturas productoras de excremento.

SCULLY: Mulder, creo que has estado demasiado tiempo en esta ciudad.

Es siempre divertido para mí llegar a este tipo de episodios cómicos hechos por Darin Morgan, en donde vamos a ver a este genio trabajando en pro de Mulder, Scully y la historia. Este es el penúltimo episodio con la firma en créditos del niño genio de la 1013 y de nuevo tenemos un tema profundo camuflado en una “comedias de horrores”.

Pero en esta tercera historia, las protagonistas serán las indeseables cucarachas que nos harán pensar sobre la histeria de masas y el poder de un rumor.

Desde su emisión, fue uno de mis episodios favoritos porque me gusta mucho el estilo que X-Files tiene para la comedia. La relación Mulder y Scully es analizada mediante conversaciones telefónicas de una forma única y encantadora, y un detalle que la hace entrar a mi top personal es que además de ser escrita por Darin Morgan, es dirigida por Kim Manners (Estaré dando algunos detalles fascinantes de la dirección de Manners, más adelante).

Dicho esto, alisten su insecticida más cercano y prepárense para un review lleno de muchas, muchas muchísimas cucarachas.

Desde el primer momento vemos aparecer a estos odiados insectos y tenemos una escena bastante normal, con un monologo de exterminador de cucarachas que nos puede recordar los largos soliloquios que los villanos le lanzan a los superhéroes antes de intentar matarlos. Como secreto, les contare que a Morgan le fascina mostrar las cosas en gran escala para luego pasar al plano verdadero, lo que viene siendo que las cosas no son lo que parecen, y ese es uno de sus temas más recurrentes.

Y así como en los comics, luego de este largo monologo, las cucarachas se salen con la suya y acaban con el exterminador. La noche entonces promete, porque tenemos bichos atacando humanos y si esto no es sci-fi, los directores de las b-movie perdieron su tiempo en los 50s.

Mulder se encuentra en el momento y pueblo indicado. En su día libre, como no podía ser de otra forma, nuestro parangón de la sociabilidad se va cazar OVNIS solo, en su Ford Taurus y la llamada que recibe es de su compañera, quien no salió en búsqueda de la verdad, pero no por eso se aleja de la escala de cero vida social de Mulder.

Una de mis cosas favoritas del episodio es que se mostró que hacían los agentes en su día libre. Y el éxito es que precisamente están haciendo lo que esperamos.  Mulder buscando la verdad con una pala en medio del desierto y Scully llamándolo casi esperando que la llame a por acción. Es decir, esta es la pareja perfecta, no hay más que decir al respecto, nos hubiésemos ahorrado mucho debate shipper noromo con solo analizar al detalle este capítulo.

Como la historia se va llevando al ritmo de las conversaciones entre ellos, aquí van marcadas para no perdernos.

Primera conversación. ¿Mulder dónde estabas?

Nos aproxima a como es una conversación medianamente trivial entre los agentes y seguimos viendo que ni en sus conversaciones triviales pueden dejar de ser geeks (no se que tan bien este usado el termino, pero es un deleite escucharlos hablar, porque pocas parejas en la televisión tienen este nivel de geeknees en sus genes)

Un detalle que casi no he visto mencionar, es que Mulder se encuentra fuera de casa porque su apartamento esta en fumigación y por supuesto es bastante molesto tener a tantos bichos en agonía alrededor (imagínense el numero de bichos en un apartamento donde una de sus habitaciones está sellada por el desorden acumulado que hay) y decide salir a cazar cosas más trascendentales como OVNIS, aunque al final termine cazando los bichos a los que le estaba huyendo.

No pasa un minuto de conversación cuando nuestro agente ya está inmerso en una divagación sobre el universo y la posibilidad de vida más allá de este planeta azul, y no pasa un minuto treinta segundos y Scully ya está inmersa en una divagación sobre la poca probabilidad de vida en otros mundos. Si nos saltamos un poco en el tiempo, um… encuentro bastantes similitudes entre estas conversaciones y las de Chinga… solo lo digo para que quede registrado.

Scully, ¿qué llevas puesto? Si claro, lo dice el mismo Mulder que dijo que le parece remotamente creible que alguien piense que Scully es sexi.

Scully, ¿qué llevas puesto? Si claro, lo dice el mismo Mulder que dijo que le parece remotamente creible que alguien piense que Scully es sexi.

La conversación se termina con la llegada del alguacil quien le pregunta a Mulder por su drug dealer (y la broma la devuelve unos minutos después). Esto lo introduce a la historia y a la primera víctima de la noche, el doctor Bugger.

Segunda conversación. ¿Quién era?, My drug dealer.

En la escena del crimen, Mulder busca la ayuda científica de Scully. Después de todo, no deja de sonar extraño una muerte por cucarachas, a lo que nuestra científica da las respuestas y nos pone a pensar en pedirle el historial médico al próximo exterminador que contratemos. Las cosas se quedan en que este hombre murió por una reacción alérgica. No more no less.

El siguiente caso es una de las joyas creadas por el señor Morgan. Desde lo más profundo de los 90, el trió de adolescentes en búsqueda del viaje perfecto aparece para mostrarnos la escena más escalofriante del capítulo.

Imagino que los efectos especiales de Toby Lindala está detrás de las cucarachas entrando por el brazo del chico que me hizo gritar del asco, ¡y qué decir cuando veo que agarra la cuchilla! La escena es muy divertida al principio porque los personajes son sin duda muy de la generación X, me gustan mucho a pesar del cruel destino de uno de ellos.

Tercera conversación. ¡Es Queequeg!

La tercera llamada telefónica nos trae a otro más de los personajes creados por Morgan y demuestra que, como escritor, le gusta seguir sus historias, crearle chistes internos y consentirlas.

Queequeg es su creación y lo habíamos perdido de vista desde su adopción forzada en Clyde Bruckman’s. Ahora me parece un buen detalle haberle dado mascota a Scully que por lo que vemos, como cada asunto en su vida, se lo toma con bastante responsabilidad y en esta noche (que siempre me ha parecido que es una noche de viernes) se encuentra bañando a su perro.

Mulder informa de la extraña muerte del adolescente y consulta a su doctora en medio de la confusión. Para él, lo que ocurre en el pueblo es más que hechos aislados y aunque no se ha atrevido a lanzar una teoría, creo que es lógico que Mulder ya estuviera creyendo el asunto de las cucarachas asesinas. La voz de la razón, o sea Scully, hace las veces de tutor en línea y logra llegar al diagnostico, el síndrome de Ekbom.

Esto de las conversaciones además de hacer diferente el relato, lo hace más ameno. En parte porque están muy bien editadas. La acción va pasando de forma efectiva y se lograron tener muchas historias simultáneas. Si lo analizamos, en una sola noche pudimos ver a nuestros agentes hacer un millón de cosas y jamás lo sentimos desordenado.

Ya en el hospital, debido a una pequeña herida de Mulder por culpa de los coprófagos, encontramos el primer viso de conspiración y paranoia en gran escala. Él deberá lidiar con su estigma de ser del FBI y hace sacar de casillas al médico.

Area 42 tiene en exclusiva algunas de las actrices que hicieron casting para el episodio

Area 42 tiene en exclusiva algunas de las actrices que hicieron casting para el episodio

Pero la ganadora fue esta novata chiquitica, en declaraciones a Area 42 dice: Kim fue un buen director, es más fácil cuando tienes a un hombre así al mando. Estaba algo confundida y temerosa por caminar sobre ese papel pero él me dio la motivación indicada para hacerlo, ¡y lo hicimos en una sola toma!

Pero la ganadora fue esta novata chiquitica, en declaraciones a Area 42 dice: "Kim fue un buen director, es más fácil cuando tienes a un hombre así al mando. Estaba algo confundida y temerosa por caminar sobre ese papel pero él me dio la motivación indicada para hacerlo, ¡y lo hicimos en una sola toma!"

La escena en el baño también es muy buena y es una de las más comentadas respecto a la dirección de Kim Manners. El hecho es que a él no solo le dejaron los episodios más escabrosos por su forma magistral de dirigirlos, sino que se ganó también la responsabilidad de dirigir episodios con animales. Esto nos hace entrar en una parte interesante del episodio que es la forma en cómo las protagonistas de la historia se comportaron en la grabación.

Lo que les diré es que las cucarachas no se aprendieron el guion en compañía de David en su tráiler. Se utilizaron cucarachas de utilería, pero también reales que tenían que ser contadas porque había que cuidarlas como a cualquier otro animal “actor”. Para Manners el reto era hacer que las cucarachas hicieran lo que él quería.

Y aunque eran “entrenadas”, había cierto escepticismo respecto a escenas importantes como la del baño.

Cuenta la leyenda y la guía de la tercera temporada, que Kim se reunió con sus actrices y en su particular forma las motivó para la serie. Literalmente este hombre le indico a la cucaracha del papel su marca y lo que debía hacer y la cucaracha lo hizo de forma increíblemente perfecta. Y la toma quedo como si fuera una cucaracha de utilería, pero fue la mano de Kim. Definitivamente un maestro contando historias.

Cuarta conversación. ¿Quién murió ahora?

La noche transcurre y en su lectura nocturna, Scully es interrumpida por su compañero en búsqueda de un diagnostico rápido y gratis. La doctora nos informa que la víctima murió de una aneurisma y que estas son comunes cuando entras al baño (¡¡¡!!!). Ahora el su interés aumenta mientras para Mulder las cosas van bajando de intensidad aunque sigue en su búsqueda por encontrar una relación entre todas las muertes.

Esto lo lleva a conocer a otro personaje de la galería de Darin Morgan, y si, ya deben saber de quién se trata.

Sexta conversación. No entres ahí

Mulder decide investigar dentro de la casa que el sheriff reporta como sospechosa en todo esto de insectos asesinos y Mulder llama a su consciencia no para pedir permiso, sino a manera informativa. Scully como mamá me parece encantadora, porque ella ya debe saber que le puede decir todo lo que quiera y Mulder no hará caso.

Ya en la casa, nuestro agente cae en pánico y deja a Scully al borde del infarto con la infestación de cucarachas, pero nada malo le ha pasado, de hecho por la expresión de Mulder, ha valido la pena tanta cucaracha en la noche.

El nivel de babeo de Mulder fue inversamente proporcional al tamaño de esos shorts.

El nivel de babeo de Mulder fue inversamente proporcional al tamaño de esos shorts.

Conocemos a la doctora Bambi, quien siempre se me hizo una mezcla entre fantasia porno (¡no me digan que no han fantaseado con la agente del departamento de agricultura!) y Lara Croft. Y sospecho que para Mulder fue la misma impresión  porque las hormonas del pobre lo harán actuar de ahí en adelante como un adolescente. ¡Y de una forma bastante exagerada!

Nuestro agente decide dejar a Scully del otro lado del teléfono en completa angustia mientras él intenta anotar con Bambi y es que la agente del departamento de agricultura tiene muy bien puestos esos shorts estilo entomóloga moderna pero por supuesto, hay que preguntarse que tenga ella que no tenga Scully. Para Mulder yo diría que la novedad, hombre después de todo jejejeje. Pero Lo que más risa me da es el 0% de interés que Bambi pone en Mulder frente al 99% de estupidez que él le demuestra.

Bambi es el tipo de mujer centrada en su trabajo, en este caso con los insectos y cucarachas quienes dice amar y claro, se le nota mucho. Y mientras Mulder intenta dejar de babear y acercarse gratuitamente a la doctora, esta no deja de parlotear dando odas a las cucarachas y su teoría de los OVNIS como enjambres de insectos. Así que ni la más mínima posibilidad. La vida de Bambi son las cucarachas y a no ser que lo cataloguemos como tal por haberle colgado así a Scully (“not now”………) pues de la etapa de babeo no pasa.

Septima conversación. Ahora si se me da la gana hablarte.

Scully ha logrado sobrevivir a la incertidumbre y decide dormir, pero como su compañero ya se despidió de la doctora, ahora si se acuerda de su viejo triciclo… digo, de su fiel amiga que está con el teléfono al lado de la almohada lista para contestar.

Mulder con mucho tacto intenta comunicarle a Scully de su encuentro científico, pero ella reacciona inmediatamente a la voz de SHE, ¿Ella? Pregunta con ese particular tono con el que solemos preguntar bajo cuarta o quinta intensión. Lo que viene de aquí en adelante en esta convesración es para enmarcar y una de las mejores ligth de celos de Scully en la historia:

Bambi también tiene una teoría con la que..

SCULLY: ¿Quién?

MULDER: La Doctora Berenbaum. De cualquier forma, su teoría es que…

SCULLY: ¿Su nombre es Bambi?

MULDER: Si. Sus padres eran naturalistas. Su teoría es que los OVNIs son enjambres nocturnos de insectos que pasanba través de campos eléctricos de aire.
SCULLY: ¿Su nombre es Bambi?

Darin, gracias por la Scully que escribes, Gillian, gracias por entender la Scully de Darin.

Octava conversación. Ya me canse de tus juegos, voy para alla.

Y que más querías Mulder, después de toda la noche molestando y jugando al pin pong. Scully decide tomar las riendas y dirigirse al pueblo (en un mero interés científico, nada de ir a ver qué tal Bambi y porque su compañero esta tan estúpido con ella)

Al parecer todos los que trabajan con insectos lo hacen en Miller’s Grove. Porque tenemos un súper exterminador, una entomóloga amante de estas pequeñitas, una compañía de energía alternativa basada en el estiércol (el que crea que allí no hay ni un solo bicho, no tiene idea de energía alternativa) y un científico experto en robótica que basa sus prototipos en… insectos.

Bambi remite a Mulder a este científico a la Hawking y por decima primera vez en este review lo voy a decir, es uno de los excelentes personajes creados por Morgan. Lo que tenemos en esta escena es una tremenda conversación científica-geek entre ellos, donde por milagro, un científico por fin concuerda con Mulder en la teoría alienígena, pero con una pequeña variable. Los extraterrestres envían robots no tripulados con forma de insectos a investigar la tierra.

Y por fin vemos el propósito y la inspiración del capítulo. Tenemos una invasión de seres de otro planeta que se alimentan de estiércol y se hacen pasar por nuestras cucarachas nativas (no contaban con Bambi y su ojo clínico para reconocer a las verdaderas de sus versiones robóticas) y esta idea parte de la forma como el ser humano se plantea el reto de explorar nuevos mundos. Es un argumento tan simple y definitivo que asusta.

Porque en esta noche loca de paranoias, podemos detenernos un momento y decir, bueno ¿y por qué no? La teoría del doctor Ivanov (um… ¿por Asimov?) es un poco menos loca que la de Bambi aunque una cosa es un Pathfinder en la soledad marciana y otra son millones de robots expuestos a insecticidas, pisadas y enemigos naturales.

No tiene precio la reacción del doctor al ver que alguien se ha robado su idea. Es estar enfrente de algo que solo se ha teorizado. En este punto podemos verificar que la teoría correcta es la de cucarachas robots, aunque eso no explica si están detrás de las muertes, porque estas están llenas de casualidades y cosas aparentemente sin conexión.

¡Su televisor no esta fallando! es solo una cucaracha rebelde asaltando la pantalla.

¡Su televisor no esta fallando! es solo una cucaracha rebelde asaltando la pantalla.

Cuando Scully llega al pueblo se encuentra con una escena a lo Orson Wells con toda la gente vaciando la tienda y cayendo en pánico total. Visualmente esta parte me gusta mucho por el carro que se estrella atrás de Scully, siempre me parece tan en su sitio todo y todos en este caos y Scully intentando poner orden con su aire de “soy agente federal” pero sin lograr nada.

Mulder termina su visita y logra capturar a una posible extraterrestre y lanza su “Greetings from planet earth”, me tomo años pero lo acepte, me parecía poco x-files, pero es capitulo de humor y define muy bien lo que fue el episodio.

Con la lógica un poquito más en la cabeza los indicios llevan a nuestros agentes a este lugar de muchos montones de estiércol con nuestro paranoico sujeto que no encontró mejor lugar para esconderse de las cucarachas, que el lugar que está infestado por ellas.

Y esta es otra de las causas de este caos. Nos enfrentamos a una infestación de cucarachas con un doctor paranoico y poco inteligente.

Adivinare, ¿bambi? Jajajajajaj, celos al escucharla decir Fox-

Este no es lugar para una entomóloga, siempre me ha parecido una de las frases más tontas de Scully.

Un detalle de la historia que me gusto es que a diferencia de la mayoría de veces, Scully no llega a rescatar a su compañero sino que le complica la vida haciendo sonar el celular. Pese a que estuvieron conectados todo el tiempo. La primera vez que se ven es corriendo tras la inminente destrucción del lugar.

El expediente concluye con la muerte del doctor y un pueblo que quedó para restaurar. El final es muuuuy Darin Morgan. Amor entre geeks, ¿hay algo mejor en este mundo?

Y la venganza de Scully viene con un tremendo sarcasmo a su compañero que ve alejarse a la nueva pareja con frustración. Hubiese dicho lo mismo que Scully. Es muy gracioso y bueno que después de un tiempo nos dejaran ver este lado más light de nuestros agentes.

Monologo final con la computadora y una muerte menos tecnológica para nuestra última cucaracha del capítulo. Supongo que es el espacio para las conclusiones pero luego de todo esto nos damos cuenta que lo mejor del capítulo no es concluir si estamos siendo explorados por enjambres robóticos, sino haber disfrutado esta locura de capitulo.

Para muchos un capitulo asqueroso pero viéndolo más allá de la repulsión que nos causan estas pequeñitas, es uno de los mejores capítulos de la serie.

Para no olvidar: Las convesaciónes entre Mulder y Scully en todo el capitulo.

Podriamos vivir sin ello: que el forense sea Chuck!!!

~ por Angelik en septiembre 28, 2009.

4 comentarios to “War of the Coprophages 3×12”

  1. jajajaja Me he reído mucho jodia, me ha encantado tu opinión de todo jajajaja
    ———-
    Como bien dices Bambi es una mujer centrada en su trabajo que no ve más allá de él, otro punto más en común con Mulder.
    ———-
    Y desde luego nada une más que estar cubiertos de estiercol, perdón… combustible :P

  2. jejeje, bueno, me alegra que fuera del gusto, me tomo un buen tiempo escribirlo. Ahora sigue Syzygy que esta vez me ha parecido bastante similar a este, ¿Carter jugando a ser Darin Morgan?

  3. jajajaja ha estado excelente este post… me gusta mucho este episodio, Mulder llamándo a cada instante a Scully para que acuda donde él se encuentra pero una vez que encuentra a “Bambi” la deja de lado; entonces afloran la curiosidad?, Intriga?, celos? de Scully, el caso es que es muy divertido ver a un personaje que se identifica con Mulder para mi a 100% tanto que ni se entera que existe.. jajajaja y esa es la parte que más me gusta, cuando lo deja de lado por el cientifico. :D
    Gracias por este post..
    Kisses

  4. […] Three D.P.O Oubliette The War of the Coprophages Grotesque Apocrypha Teso dos Bichos […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: