Estrella Fugaz/Shooting Star IX


Bajar PDF

Estrella Fugaz/Shooting Star 9

Autora : Jenna Tooms

Idioma Original: Inglés

Traducción y Adaptación: paolabaru

Disclaimer : No son míos. Legalmente son propiedad de Chris Carter y Twenthy Century Fox.

Tipo : MSR, Angst, algunos que estarán debidamente marcados son NC-17.

Resumen: Hace diecisiete años, Mulder desapareció. Reunidos después de todo este tiempo, Mulder y Scully luchan para ser la familia que deberían haber sido. Fue escrito en 1998, por lo tanto no parte de la desaparición de Mulder en Requiem.

Nota del Autor: Nunca he escrito un fanfic  y no creo que nunca lo haga. Hace algunos días este en particular me estuvo dando vueltas en la cabeza, ya que lo leí hace un par de años, pero no me acordaba donde, ni en qué idioma, así que lo estuve buscando en el en la Fanficteca. Finalmente lo encontré en Gossamer y lo releí, me pareció igual de bello y emocional que la primera vez que lo hice. Como parece que mi búsqueda produjo curiosidad, decidí arriesgarme y tratar de traducir esta bella historia. Espero hacer justicia a la autora y a su relato.  El fanfic es un poco largo por lo que lo estaré trabajando y la vez  publicando por partes.

Feedbacks: Claro, para ver si vale la pena seguir traduciendo este y luego si puedo otros más

===== Nueve =====

Ben sabía que Emma generalmente hablaba con sus amigos al norte del tercer piso, antes de que sonara la primera campana. Hoy, ella tenía puesto un vestido vaporoso
de  falda negra y el top de color gris pálido, con grandes zapatos de plataforma que la hacía parecer aún más alta. El pelo le caía en la espalda, cogido en una sola trenza.
Ben se quedó en las escaleras y suspiró. Nunca había intentado hablar con
ella en frente de otras personas -no estaba seguro de cómo se lo tomaría. Tal vez si
solo pasaba —
“¡Ben!” Ella lo había visto. Y le sonreía, inclinada sobre la barandilla. “Hey, Ben!”
“Hey” Corrió por las escaleras. “Te estaba buscando”
“¿Quieres hacer algunos ejercicios antes de la prueba de hoy?”
“Uh, no, gracias. Estoy listo. Um…Yo te estaba buscando porque tengo que cancelar la tutoría de hoy. Mi mamá necesita que vuelva a casa apenas salga del colegio”
“Oh, ¿está de vuelta en la ciudad? Sé que la has echado de menos”
“Sí”, dijo Ben, preguntándose cuándo le había mencionado que echaba de menos Scully.
Por supuesto que hablaban mucho en ella, pero. . . “De todos modos” dijo, “Vuelvo el lunes”
“Está bien. Oh – y que quería decirte – Saqué  una A en mi ensayo de Lear”
“Hey, impresionante”
“Creo que deberías registrarte como tutor de Inglés. Eres realmente bueno para explicar las cosas”
“I – uh – no. No creo”
“Oh”. Parecía decepcionada y dijo: “Bueno, que tengas un buen fin de semana. ¿A dónde vas?”
“A Virginia. Son cosas de familia”
“Oh”. La campana sonó y Emma miró para arriba. “Primera Campana”
“Sí. – Supongo que te veré el lunes. Adiós” Se volteó y empezó a subir las escaleras.
“Hey, Ben”, ella lo llamó, el se detuvo y la miró.
“Buen viaje”, dijo y se mordió el labio.
Él sonrió. “Gracias. Que tengas un buen fin de semana”. Él sonrió, se despidió con la mano y siguió por las escaleras. No fue hasta que llegó al salón de clases que se dio cuenta de que seguía sonriendo.
^*^*^*^*^*
“No”, dijo Mulder, apretando la almohada con fuerza. “Yo no quiero que te vayas, Scully”
“Es sólo de un día para otro”, dijo Scully en su voz más suave, acariciando su cabello.
“No te puedes ir, Scully. Es terrible cuando no estás aquí”
“Pero voy a estar de vuelta mañana y traeré a Ben conmigo”
Él la miró por un momento, soltando un poco la almohada.
“Muy bien”, dijo. “Si vas a traer a Ben. Supongo que no es tan terrible, si te vas a traer a Ben. Pero vas a volver mañana, ¿no?”
“Claro”
“Te extraño cuando no estás aquí”, dijo en voz baja, rozando sus dedos con los de ella.
“Yo también te extraño, cuando no estoy contigo”
“¿Cuándo voy a volver a casa?”
“Estamos trabajando en eso, Mulder. No será mucho tiempo”
“Y entonces voy a vivir contigo, Scully?”
“Sí. Claro que si”
“Estoy cansado de este lugar”
“Yo sé”. Miró alrededor de la sala sin muebles. “Yo también estoy cansada de él. Mulder, ¿tú te acuerdas, antes de venir aquí, cómo estabas y que estabas haciendo?”
“Si recuerdo”, susurró, bajando la cabeza. “Recuerdo un montón de cosas. Recuerdo más de lo que ellos piensan”
Scully inclinó la cabeza hacia un lado, curiosa. “¿De qué más te acuerdas?”
Vaciló, mirando sus dedos  frotando la mano de Scully. “Yo recuerdo un sitio brillante, blanco y las caras de unos hombres sobre mí. No puedo escuchar lo que ellos hablan, pero sé que están hablando de mí. Ellos están diciendo, ‘Demasiado tarde, demasiado tarde'” Se detuvo y miró hacia ella. “No me gustan esos recuerdos, Scully”
“Yo sé que no. A mí tampoco”
“Yo no sé quiénes son esos hombres”, dijo Mulder.
“Está bien, Mulder, probablemente nunca lo sabrás” Miró su reloj y suspiró. “Es hora de que me vaya”.
Ambos se levantaron y él puso las manos sobre sus hombros y la atrajo hacia él para un breve, pero  muy apretado abrazo. “No es bueno cuando no estás aquí”, dijo, apoyando su frente con la cabeza.
“No, no es bueno para nada cuando estamos separados”, respondió Scully, pero se alejó de él resueltamente. “Nos vemos mañana, Mulder”
Su sonrisa era entusiasta y se volteó hacia la pared, incluso antes de que ella cerrara la puerta. Ella lo miró por la ventana de la puerta por un momento, luego suspiró y se fue a la sala de conferencias donde Mecham, Lucas y Krycek estaban discutiendo sobre el destino de Mulder.
Supuso que eso era un tanto melodramático de su parte, pero resumía bien lo acontecido. Lucas se negó a cambiar su diagnóstico y no autorizó cambios en el tratamiento de Mulder. Mecham entonces habló de posibles acciones legales y Krycek había escuchado todo sin decir nada. Por lo tanto Scully no tenía idea de lo que él podría haber planeado ahora. Ella casi esperaba, que a su regresó mañana, Mulder hubiera sido llevado de nuevo a un lugar desconocido.
Basta, se reprendió a sí misma. Él ha sido de apoyo y ayuda, cualquiera que sean sus motivaciones. Él no va a tomar a Mulder y desaparecer ahora -podría haberlo hecho mientras yo estaba en la cárcel-  si es que lo iba a hacer en absoluto.
Ella levantó la barbilla, abrió la puerta de la sala de conferencias y los tres hombres la miraron.
“Buenas noticias”, dijo Krycek, levantándose de su asiento. “Vamos a quitarle el Thorozine”
“Esa es una buena noticia”, dijo Scully, tomando la silla junto a él.  “Todavía quiero que tome antidepresivos” agregó Meecham.
“¿Qué hay de de darlo de alta?”
Lucas suspiró. “No puedo en conciencia dejarlo ir al mundo exterior – a pesar de la teoría del Dr. Meecham-  Yo sigo diciendo que es un peligro para sí mismo y para los demás”
“Pero”, Krycek intervino: “Yo todavía puedo sacarlo por mi cuenta, incluso si es contra las órdenes del médico. Yo no quiero, pero lo haré si tengo que hacerlo”
“Creo que hay que ver cómo se interactúa con el chico antes de tomar cualquier
decisión final”, dijo Lucas, pero con aire de derrota.
“Le agradecería que no se refiera a mi hijo como “el chico”, Scully dijo secamente. “Así que, suponiendo que Mulder y Ben interactúen bien, usted autorizaría su alta?”
Lucas miró a las tres caras enfrente y suspiró. “Sí. Lo haré. Bajo protesta, pero lo haré”
Scully no podía dejar de sonreír. “Gracias”.
“Espero que lo traerá de vuelta dentro de dos meses”, dijo Lucas, “así que no me dé las gracias todavía”.
“Yo espero que no”, dijo Scully “así que gracias. Los veré a todos mañana”
Krycek se puso de pie rápidamente, con una expresión divertida, y dijo: “Adiós, caballeros. Gracias de nuevo, Al” Mecham se despidió con la mano y empezó a recoger sus papeles, mientras Krycek y Scully se dirigieron hacia el carro.
Como de costumbre, conducían en silencio, hasta que Krycek dijo bruscamente,
“Hoy voy a ver un abogado más tarde”
“¿Para qué?”
“Quiero cederte la tutela legal de Mulder. Tendrás su custodia y poder legal, todo. Así podrás cuidar de él adecuadamente”
“Oh. Gracias”
“Porque tan pronto como él se establezca contigo, yo desapareceré de nuevo”
“¿Significa eso que te vas de nuevo a tu vida fácil?”
“¿Crees que yo vivo una vida fácil?” Se rió brevemente. “Yo tengo que dar cuenta de cada centavo que gasto de de un fondo y todo lo tengo que gastar en Mulder – en el cuidado de Mulder o en encontrar a Mulder o en trasladar a Mulder. Yo vivo de lo que yo haga”
“Supongo que no es mucho”
“Voy a estar en los Estados Unidos por un tiempo”
“Y eso responde a mi pregunta” Scully se alisó los pantalones por encima de las rodillas y miró por la ventana.
“He hecho lo mejor que he podido”, dijo Krycek después de un tiempo.
“Yo sé”
“Pero él va a ser feliz – más feliz – contigo”
“Espero que sí” Ella lo miró. “¿Vas a venir a visitarnos cuando todo se haya calmado?”
“Yo no creo que eso, sea una buena idea”
Cuando se detuvo delante de su hotel, él sólo le sonrió suavemente y dijo: “Adiós, Scully” Sonaba terriblemente parecido a un final.
^*^*^*^*^*^
Ben estaba inquieto. Jugaba con su corbata, enrollándola y dejándola caer de nuevo. Saltó en su pierna izquierda. Se inclinó hacia Scully y le dijo:
“¿Dónde está Krycek?”
“No sé”.
“¿Nos dejarán ver a  Mul – mi padre – sin Krycek aquí?”
“Sí. Aunque alguien más tiene que estar ahí”
“Y  seguro será el médico no te gusta”
“O el amigo de Krycek. Mecham. El es una persona decente”
“Hum”. Ben se ajustó la corbata y la alisó sobre su pecho. Él trató de suavizar una arruga en los pantalones sobre la rodilla, pero no se alisó. Tamborileó los dedos sobre la rodilla. Dijo: “¿Estás segura  de que va a caber en mi ropa?”
“Tienes más o menos la misma altura y peso – en realidad, él está más delgado que
tu, creo yo. Y sólo será hasta que podamos comprarle su propia ropa”
“Más delgado que yo?” Ben miró su estómago plano. “No debe comer casi nada”
“Más o menos eso”. Scully se puso el pelo detrás de la oreja. “Benjie. No estoy
segura de si será una buena idea que lo llames papá. O padre, o lo que sea”
“Yo estaba pensando más en algo como papi o pá”. Ben frunció el ceño y desvió la mirada.
“Benjie, hablo en serio. No estoy segura de que el entienda lo que significa; que
él es tu padre. Creo que ambos estarían más cómodos si sólo le llamas Mulder”
“Tampoco Fox, ¿eh?”
“El siempre odiaba que lo llamaran Fox”
“Fox”, murmuró Ben. “¿Alguna vez te he dado las gracias por no llamarme Fox Jr.?”
Scully se rió. “No. Pero de nada”
La puerta de la sala de conferencias finalmente se abrió y ambos miraron hacia ella. Ben tragó saliva, apretó las manos y al apretar sus nudillos sonaron en la habitación en silencio. Eran Mecham,  Krycek y otra mujer.
Krycek, dijo, “Esta es Laurie Boorstein. Ella es la notaria pública local. Vamos a firmar unos papeles antes de terminar hoy”
Todos saludaron en voz baja y Meecham dijo, “Tú debes ser Ben.”
“Debo ser”, dijo Ben y desvió la mirada, avergonzado.
“Estás emocionado?”, preguntó Krycek, sentándose al lado de Ben.
“Un poco”
“¿Nervioso?” Krycek, dijo con simpatía.
“Sí”.
“Todas estas personas”, dijo Scully. “A Mulder no le va a gustar eso. Tal vez nosotros tres deberíamos reunirnos a solas primero”
“Nosotros cuatro”, dijo Krycek.
“¿Saben qué?”, dijo Mecham. “¿Por qué no tu y la Dra. Scully firman sus documentos y la Sra. Boorstein y yo esperamos afuera?”
“Gracias”, dijo Scully.
“Muy bien, entonces” dijo Boorstein y sacó algunos documentos de su maletín. “Esto le da a la Dra. Scully poder notarial y legal, además de la tutela de Fox W. Mulder. En primer lugar, el Sr. Krycek, por favor”. Krycek tomó la pluma y firmó su nombre en varios lugares, y pasó los documentos a Scully. Ella tomó la pluma y firmó su nombre en todos los espacios en blanco. Boorstein, dijo, entregándole a Scully otra hoja de papel, “Este documento contiene los números de las cuentas a nombre del Sr. Mulder, para su cuidado y manutención”
Scully miraba la hoja rápidamente. Había nombres de bancos extranjeros allí y al final de la misma leyó una enorme suma de dinero. Estuvo tentada a tirarlo a la basura -pero tal vez eso significaba que podría ahorrar más para la universidad de Ben-. Así que dijo en voz baja, “Gracias”, dobló la hoja por la mitad y se la entregó a Ben. “Guárdame esto por favor ¿vale?”
“Claro”. Y él la metió en el bolsillo de la chaqueta.
“Muy bien”, dijo Boorstein, “eso es todo. Usted es ahora la custodia legal de Fox W. Mulder, Dra. Scully”
Scully sonrió – le recordó a cuando el doctor había puesto a un sangriento y lloroso Ben en sus brazos. Felicidades, usted acaba de tener un ya crecido-adulto. . . no estaba segura de cómo llamarle todavía.
Mulder. Sólo su Mulder.
Cuando Boorstein y Mecham dejaron la sala de conferencias, Krycek cruzó sus manos sobre la mesa. “¿Sabe Lucas que estamos aquí?”
“Si lo sabe. Hemos estado aquí durante casi cuarenta y cinco minutos”
“Imbécil”, murmuró Krycek. “Hacer que se sienten aquí. ¿Qué hay en la bolsa?”
“Ropa. Ropa para llevar a Mulder a casa”
“Bueno, es tu decisión ahora”
“Me lo llevo a casa hoy. Tengo que sacarlo de aquí”
Krycek sonrió un poco, moviendo la cabeza. “Pensé que así lo harías”, golpeó su pie contra el suelo un momento y dijo: “¡Maldita sea, si Lucas no entrar aquí en cinco minutos, voy a sacar a Mulder de aquí, yo mismo!”
La puerta de la sala de conferencias se abrió y Lucas entró, seguido por un enfermero  y por  Mulder. “Bueno, aquí estamos”, dijo Lucas y le ordenó al enfermero sentar a Mulder frente a Ben.
Pero Mulder se había detenido y se aferró a la parte posterior de la silla que tenía delante. “Ben”, dijo en voz baja. “Eres Ben. Por supuesto que sí. Ben”
“Hola”, dijo Ben y miró a Scully.
“Está bien, Benjie”, dijo Scully y le apretó la mano.
Ben se levantó y caminó alrededor de la mesa para pararse frente a Mulder. “Hola”, dijo
otra vez. Mulder levantó la mano para tocarle el pelo y Ben sonrió incómodo, mirando nuevamente a Scully.
“Ben”, dijo Mulder. “Ben. Yo no lo creo. Eres Ben”
“Sí, señor”
“¿Y tu madre te llama Benjie”
“Sí. No me gusta mucho Benny”
“Benjie”, dijo Mulder. “Ben”
“Sí, señor. Mulder. Papá”
Mulder cerró los ojos, y empezó a llorar, en voz muy baja. Scully se levantó, se acercó a él y le puso su brazo alrededor. “Mulder, está bien. Está bien, cariño”
Mulder volvió su rostro hacia ella, pero no abrió los ojos. “Él es real”
“Sí. Es muy real”. Le acarició la cara. “Está bien, Mulder”
Tragó saliva y se secó los ojos con el dorso de la mano.
“Lo siento. Estoy – tú eres Ben. Realmente eres  Ben”
“Está bien,” dijo Ben y torpemente puso un brazo alrededor de Mulder también. Él los
abrazó a los dos apretándolos, presionando sus labios primero en el cabello de Scully y después, con cautela besó también a Ben.
Scully miró a Krycek, a tiempo para verlo limpiarse los ojos con la mano. Él se levantó y dijo: “Muy bien. Ustedes están bien. Me voy”
“Alex”, dijo Mulder. “Gracias por traerme a mi familia”
“Claro”, dijo Krycek. “Adiós” Salió de la sala de conferencias y cerró la puerta detrás de él.

~ por Angelik en diciembre 9, 2009.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: