Estrella Fugaz/Shooting Star XII


Bajar PDF

Estrella Fugaz/Shooting Star 12

Autora : Jenna Tooms
Idioma Original: Inglés
Traducción y Adaptación: paolabaru
Disclaimer : No son míos. Legalmente son propiedad de Chris Carter y Twenthy Century Fox.

Tipo : MSR, Angst, algunos que estarán debidamente marcados son NC-17.

Resumen: Hace diecisiete años, Mulder desapareció. Reunidos después de todo este tiempo, Mulder y Scully luchan para ser la familia que deberían haber sido. Fue escrito en 1998, por lo tanto no parte de la desaparición de Mulder en Requiem.
Nota del Autor: Nunca he escrito un fanfic y no creo que nunca lo haga. Hace algunos días este en particular me estuvo dando vueltas en la cabeza, ya que lo leí hace un par de años, pero no me acordaba donde, ni en qué idioma, así que lo estuve buscando en el en la Fanficteca. Finalmente lo encontré en Gossamer y lo releí, me pareció igual de bello y emocional que la primera vez que lo hice. Como parece que mi búsqueda produjo curiosidad, decidí arriesgarme y tratar de traducir esta bella historia. Espero hacer justicia a la autora y a su relato. El fanfic es un poco largo por lo que lo estaré trabajando y la vez publicando por partes.
Feedbacks: Claro, para ver si vale la pena seguir traduciendo este y luego si puedo otros más

Estrella Fugaz/Shooting Star 12
Tipo : MSR, Angst, algunos que estarán debidamente marcados son NC-17.

Resumen: Hace diecisiete años, Mulder desapareció. Reunidos después de todo este tiempo, Mulder y Scully luchan para ser la familia que deberían haber sido. Fue escrito en 1998, por lo tanto no parte de la desaparición de Mulder en Requiem.
Nota del Autor: Nunca he escrito un fanfic y no creo que nunca lo haga. Hace algunos días este en particular me estuvo dando vueltas en la cabeza, ya que lo leí hace un par de años, pero no me acordaba donde, ni en qué idioma, así que lo estuve buscando en el en la Fanficteca. Finalmente lo encontré en Gossamer y lo releí, me pareció igual de bello y emocional que la primera vez que lo hice. Como parece que mi búsqueda produjo curiosidad, decidí arriesgarme y tratar de traducir esta bella historia. Espero hacer justicia a la autora y a su relato. El fanfic es un poco largo por lo que lo estaré trabajando y la vez publicando por partes.
Feedbacks: Claro, para ver si vale la pena seguir traduciendo este y luego si puedo otros más
===== Doce =====
Ben llegó a casa poco después de que Mulder y Scully lo hicieran. Miró alrededor de la cocina, donde estaba Scully, sentada a la mesa con una taza de café en sus manos y dijo: “¿Dónde está Mulder? ¿Qué pasó?”
“Tuvo un ataque de pánico en el centro comercial. Está arriba, descansando”. Scully levantó la taza y la dejó de nuevo sin beber. Sus manos temblaban.
Ben se quedó allí parado, jugando con el dobladillo de su camiseta. Dijo, “¿Estás bien?”
“Estoy bien. No, yo no lo estoy. ¡Oh, Benjie, creo que he cometido un terrible error”
“¿Qué quieres decir?” Se unió a ella en la mesa.
“Yo sabía que era demasiado pronto para ese tipo de cosas – Yo sabía que sería demasiada gente para él. Yo lo sabía y lo llevé de todos modos. No puedo creer que haya sido tan desconsiderada”
“Mamá…estabas tratando de ser práctica. No lo forzaste tampoco, él quería ir”
“Fue por complacerme a mí”
¿Está molesto contigo?”
“Probablemente. Está molesto. Estoy segura de que soy parte – una gran parte – de la
la ecuación” Una vez más trató de beber, pero dejó la taza con rapidez. Sus manos no cooperaban para nada.
“Yo no sé qué decirte,” Ben dijo en voz baja.
“Bueno, de todos modos es mi problema para resolver. No te preocupes. ¿Fuiste a correr?”, dijo enérgicamente.
“Estás cambiando el tema”
“Sí, lo estoy cambiando”
Ben trazó una raya en la mesa con el dedo y dijo: “Mamá, creo que me gusta una chica”

A eso Scully sonrió. “¿Tú crees?”
“Ella es muy bonita…pero estoy empezando a conocerla mejor y ella es…no sé…ella es una buena persona.”
“Pero”, Scully apuntó.
“Ella es popular”
“¿Por qué haría una diferencia, si te gusta y tú le gustas?”
“El último tipo con que salió está en el equipo de fútbol y está en el Consejo Estudiantil y sus padres son ricos, además una invitación a una de sus súper fiestas – “
“¿Súper fiestas?”
“- es como ser invitados a los Oscar o algo así”
“¿Óscares?”
“¿Podrías concentrarte, por favor, mamá?”
“Lo siento. Continúa”
“Eso es, en realidad. No puedo pedirle que salga conmigo”
“No estoy segura de entender por qué no”
“¿Y si ella sólo me quiere como amigo?”
“¿Preferirías saberlo o seguirte preguntando?”
“Si la invito a salir y ella dice que no, todo entre nosotros va a volverse raro y yo no quiero eso”
“Bueno…creo que es un riesgo que vale la pena. Tal vez ella lo tome el riesgo también. Tal vez salgan juntos y la pasen muy bien. Tal vez la pasen terrible. Pero no lo sabrás hasta que no se lo pidas” Por fin sus manos estaban lo suficientemente estables como para levantar su taza de café, pero el café se había enfriado. Ella suspiró, se levantó de la mesa y lo botó en el lavaplatos.
“Voy a ver cómo está tu padre. Y creo que debes invitar a salir a esa chica”
“Sí”, dijo Ben, sin compromiso, todavía sentado en la mesa cuando ella subió las escaleras.
Su corazón sufría por él, pero él la odiaría si lo dijera. Su niño guapo, dulce…si esta misteriosa chica, no podía ver más allá de su timidez entonces no le valía la pena a él su tiempo, no importaba lo bonita que pudiera ser.
Pero a él le haría daño averiguarlo. El primer amor, pensó con ironía, es el que es realmente difícil. Si podías sobrevivir al primer amor, entonces sobrevivirías a cualquier cosa.
Incluso al amor verdadero pensó y abrió la puerta de su dormitorio.
Mulder estaba recostado en su espalda, encima de la cama aún tendida. Tenía un brazo por detrás de la cabeza y la otra estaba en su pecho. Parecía tan delgado como un esqueleto mientras yacía ahí vestido con la ropa -demasiado grande- de Ben. A pesar de que Ben era también muy delgado y aún no tenía las dimensiones de un hombre adulto.
Mulder miró hacia la puerta cuando Scully entró y lentamente se sentó.
“Lo siento”, dijo.
“No lo sientas. Es mi culpa. No estás listo para las multitudes. Yo sabía eso y te arrastré de todos modos. Lo siento”. Ella le acarició la cara suavemente y él apoyó la cabeza en su mano, cerrando los ojos.
“Tu y Ben…Ustedes dos son fáciles. Alex fue fácil. Incluso el Dr. Lucas…podía soportarlo. El personal de enfermería…estaba bien. Pero, tan pronto como entré en aquel lugar…Scully, fue como…si me estuviera ahogando”
“Oh, cariño…” Scully lo abrazó, mientras él ponía la cabeza sobre su hombro y la abrazó por la cintura.
“Scully. Cuéntame un cuento”
Ella se rió. “¿Los Tres Osos, Mulder?”
“Cuéntame sobre el día que descubriste que estabas embarazada”
“¡Oh, Mulder!… No quieres oír esa historia”
“¿Por qué no?”
“No es muy feliz”
“¿No lo es?” Levantó la cabeza de su hombro. “Yo pensé que habías estado feliz de tener a Ben”
“Si lo estaba…Oh, igual voy a tener que contarte esta historia de todos modos, ¿cierto? Muy bien. Pero pongámonos cómodos”
Se movieron más hacia el centro de la cama y se recostaron en las almohadas contra el espaldar. Scully sonrió, pensando, todavía encajamos. Ella empezó, “Me tomó un tiempo darme cuenta. Estaba tan preocupada por ti, tratando de encontrarte, utilizando todas las fuentes que pude, cada enlace que teníamos. Yo no dormía, no comía y cuando no tuve un período pensé que era por el estrés. Nunca se me ocurrió pensar que podría estar embarazada, tenía tan arraigada la idea de que no podía tener hijos, que ni siquiera contemplaba esa posibilidad. Cuando empecé a vomitar en la mañana pensé que era la gripe. Era invierno, era una conclusión lógica.
Finalmente fui a mi ginecólogo poco después de Año Nuevo y le dije: Yo sé que no se supone que lo esté, pero creo que lo estoy, dígame si es cierto. Y así fue”
Scully se quedó en silencio por un momento, al recordar la cara amable del doctor Talbot y de cómo le había sonreído. De cómo se encontraron que ella tenía un poco más de dos
meses y de lo desconcertado que quedó cuando ella se echó a llorar.
Un comportamiento anti-Scully al extremo, pero también era anti-Scully estar embarazada, ¿no? Ciertamente, no algo que se esperaba de ella.
Ella dijo: “Me dijo felicitaciones, pero yo no tenía ganas de celebrarlo. Me vestí, pagué mi factura y me fui para donde mi madre. Lo hice, aunque no lo recuerdo en absoluto. Recuerdo que mi madre abrió la puerta, sonriendo al verme y luego me abrazó porque yo estaba llorando tan fuerte que no podía estar de pie. Me abrazó por una hora o más. Me meció. Me consoló, aunque ella no sabía qué era lo que estaba mal y yo lloraba tan fuerte que no podía decírselo. Cuando por fin pude hablar todo lo que pude decir fue: Él lo quería y ahora no está aquí”
“Yo lo quería”, susurró él y le posó suavemente su mano en el estómago.
“Finalmente le conté toda la historia. Que estábamos buscando los anillos, que estábamos hablando de junio, que si lo haría un sacerdote o un rabino, o ambos, en fin…todo. Incluso como le pondríamos a nuestros hijos”
“Lily”, susurró Mulder. “Lily y Benjamin. Eso es lo que habíamos decidido”
“Sí”, dijo Scully ausente y luego lo miró fijamente. “¿Mulder?”
“Creo que…es un recuerdo, ¿Scully? Creo que es un recuerdo”
“Dime”
“Nos tumbamos en mi cama, estábamos abrazados. Bromeamos con eso. Tú dijiste Vixen, te dije, Foxette. Y después de un tiempo en silencio dijiste: Si tenemos una niña me gustaría el nombre Lily. Y yo dije: siempre me gustó el nombre Benjamín. Y entonces…” Frunció la frente. “Y entonces todo se vuelve borroso. Pero también hablamos de cómo
podríamos hacerlo poco después. Pronto”
“Y yo imaginé gemelos”, dijo Scully en voz baja. “Un niño y una niña. Lily y Ben. Resultó ser sólo Ben, pero está bien”
Mulder le acarició el brazo con delicadeza y dijo: “¿Lo recuerdo bien? ¿Es así como sucedió?”
“Sí. Creo que sí. Yo no lo recuerdo palabra por palabra, pero si sucedió. Realmente pasó”
“Estoy feliz”, dijo Mulder. “Yo le puse el nombre a Ben”
“Pensé en algunos otros. Jared. Daniel. Andrew. Pero al final no pude llamarlo de otra manera”
“¿Cuándo empezaste a sentirte feliz al respecto?”
“Oh… Yo estaba feliz de estar embarazada. Y mucho. Estaba encantada, estaba muy emocionada – lo había deseado tanto. Lo que me hacía miserable es que no estabas ahí para compartirlo. Por supuesto, en ese momento nunca pensé que estarías desaparecido tanto tiempo. Pensé – “se rió suavemente.
“Dime”
“Soñaba despierta que llegabas corriendo al hospital mientras yo estaba en trabajo de parto, que me sostenías la mano y decías que me amabas, que me habías extrañado mucho, que estabas muy feliz de ser padre…y que estarías allí cuando él naciera, que lo sostenías en tus brazos y llorabas de alegría”
“Yo debería haber estado allí”, dijo Mulder.
“Mulder, por favor. Por favor, cariño. No sirve de nada enojarse con el pasado”
“¿Por qué no?” Se apartó de ella. “Estoy enojado. Yo debería haber estado allí. Debería haber sostenido tu mano en la oficina del doctor, deberíamos haber celebrado juntos, deberíamos haber elegido la ropa y los nombres y los muebles, deberíamos haberle besado las rodillas raspadas y contarle juntos cuentos antes de dormir…estoy enojado, Scully. Muy enojado”
“Mulder…” Ella suspiró y se acercó a tomarle la mano, que él le dio con reticencia. ¿Pero qué bien te hace? Puedes rabiar todo lo que quieras, pero al final no vas a cambiar la historia, no vas a cambiar nada de lo que has pasado. Y por mí, el tenerte aquí, ahora es suficiente. Es suficiente, Mulder. Es lo que he anhelado y ahora… estoy feliz”
“¿Lo estás?”
“Sí”.
Él estudió su rostro, con el ceño fruncido y luego suspiró poniendo la cabeza en su regazo. “Me siento engañado”, dijo.
Ella le acarició el cabello. “Yo también”, cerró los ojos y se inclinó sobre él, apoyando la mejilla en su hombro. “Pero también siento que lo peor ya ha pasado”
“Espero que tengas razón”, dijo Mulder.
^*^*^*^*^*
El patio trasero de Scully era pequeño y Mulder se suponía que cualquier otra persona
lo hubiera dejado como un parche de pasto, con algunas flores aquí y allá. Pero Scully lo había convertido en un tranquilo país de las maravillas – rosas trepadoras alrededor de viejos robles de sesenta años, tulipanes y azafrán alrededor de sus troncos, un columpio colgado de uno de ellos y una casita que simplemente se asomaba por entre las ramas de otro.
Al atardecer, Mulder salió al patio y miró a su alrededor. Olía las flores y pasó las manos sobre la corteza de los árboles, exploró la herramienta en un pequeño cobertizo y miró debajo de la lona que cubría una pila de leños. Todo olía maravillosamente. Él no se había olvidado de las estaciones, pero le parecía que habían estado pasando junto a él sin que lo notara. Cada día había sido como cualquier otra en Cove Point.
Aunque el invierno le recordaba los terribles meses que había vagado por las calles, con frío y hambre. Ni siquiera estaba seguro de la ciudad en que había estado, aunque suponía que era en Virginia. Sólo sabía que había estado buscando por algo, alguien, alguien que era tan importante que no podía esperar el encontrarla por más tiempo.
Mi ángel, pensó y sonrió en silencio a sí mismo. Mi ángel con un flameante espada.
Pero al final ella lo encontró. El suponía que incluso si la hubiera visto y se hubiera acercado a ella en la calle, no lo habría reconocido. Ella podría haber tenido miedo de él, como todos los demás, un delgado y sucio vagabundo que pedía cualquier moneda y murmuraba sobre extraterrestres y monstruos.
A pesar de que tenía la sensación de que Scully no le temía a mucho.
Se sentó, levantó las rodillas y pasó la mano por la hierba.
Tengo suerte, pensó. Soy un hombre muy afortunado.
Y lo maravilloso que era sentarse en el césped bajo el sol con el estómago lleno en una soleada tarde de domingo en primavera. Era el tipo de cosas que realmente amaba, como las fresas frescas con crema o tener una manta suave en una noche fría. Tenía también el sentimiento de que él no siempre había sido alguien que apreciara las cosas simples de la vida.
Le encantaba esto. El olor de la tierra y la suavidad aterciopelada de los pétalos del tulipán. Estaba tumbado en su espalda y miraba hacia el cielo a través de las ramas de un árbol frondoso. El cielo era tan azul como los ojos de Scully y estaba sembrado de nubes como pelotas de algodón. Hola, cielo, pensó, es bueno verte otra vez.
Tuvo una repentina visión, intensamente vívida de ramas de árboles alcanzándolo -no,
disparándose hacia él, con intenciones asesinas, con ira palpable–
Cerró los ojos y contó con lentitud, tratando de mantener su respiración estable. No es real, pensó, no es real, no es real, los árboles no asesinan, no sienten ira, no es real, no es real, no es real.
Al contar veintiocho, la visión desapareció.
Abrió los ojos otra vez y las ramas ondeaban inocentemente encima de él. Sin embargo, pensó, es hora de entrar.
La puerta trasera abría directamente a la cocina, Scully levantó la mirada de lo que cocinaba y le sonrió. “¿Qué piensas del patio trasero?”
“Me gusta”. Se sentó a la mesa de la cocina y dijo: “Scully. Nosotros alguna vez – sé que esto va a sonar tonto – ¿Alguna vez estuvimos en -”, vaciló. “No, es estúpido”
“Dime”.
“Árboles asesinos”, dijo y esperó que ella comenzara a reír.
Ella no lo hizo. Dijo lentamente, “Bueno, tuvimos un caso en el que tu pensabas que los árboles estaban bajo el control de alguien y que estaban tratando de deshacerse de algunas personas trastornadas y abusivas del lugar. Y me juraste que uno de los árboles, te trató de matar”
“¿Cómo?”
“Dijiste que unas ramas te embistieron a través del parabrisas”
Él dijo, “Creo que – si es real – Creo que me acuerdo de eso”
“¿De veras?” Dejó la cuchara de la mezcla, se sentó frente a él y puso las manos encima de sus brazos cruzados. “Dime lo que recuerdas”
“Recuerdo los árboles. Recuerdo que pensé que estaban enojados conmigo. Querían detenerme antes de que yo. . . ¿qué estaba haciendo?”
“Dos hombres habían sido asesinados. Tu estabas tratando de evitar otro asesinato”
“¿Por los árboles?”
“Yo no estoy segura. Muchos de los casos que tuvimos fueron así, Mulder, eran increíbles para cualquier persona que no estuviera en ellos”
Ella siguió acariciando sus manos. “¿Estás bien? ¿Te sientes bien?”
“Estoy bien. Estoy cansado. Solo vamos a ser nosotros tres esta noche, ¿no?”
“Sí. Parecía que esta noche no era buena para invitados. Aunque hay una gran cantidad de personas que quieren verte “
Él asintió con la cabeza. “Lo sé. Pronto. ¿Scully?”
“Sí, ¿cariño?”
“Me alegro de no estar loco.”
Ella le sonrió. “Yo también.” Se inclinó sobre la mesa para darle un beso y regresó al mesón para terminar de cocinar la cena.
^*^*^*^*^*^
“No veo por qué tienes que volver a trabajar tan pronto”, dijo Mulder cuando se estaban preparando para dormir esa noche.
“Mi sustituto sólo se preparó para unos pocos días y han pasado casi dos semanas” Scully tomó un sorbo de agua, se enjuagó la boca y escupió en el fregadero. “No puedo aplazarlo por más tiempo”
Mulder puso con cuidado su propio cepillo de dientes en el estante y dijo: “Tú no tienes que trabajar, ya sabes. Tengo dinero. Mucho. Alex lo dijo”
“Ese dinero estaba destinado para cuidar de ti. ¿Quién sabe si seguirá ahí mañana”
“Estará”. Él la siguió fuera del baño y se metió en la cama, tirando la manta hasta la cintura. “Es mío”
“Mulder” Se sentó en la cama y apoyó sus brazos sobre las rodillas cubiertas por la manta. “Yo no sé quién te dio ese dinero y yo no sé si está destinado a cubrir tu cuidado el resto de tu vida o sólo mientras Alex lo hacía. De cualquier manera no me gustaría planear que el dinero estará disponible para nosotros y luego despertar una mañana y descubrir que no está”
“Entonces sácalo de la cuenta en que está y ponlo en una tuya. O en una de Ben – o incluso una mía. Estará bien, Scully. Es mío. Está destinado a cuidar de mí y eso significa cuidar también de mi familia”
“Bueno”, dijo Scully, pensativa, “sería bueno tener todo el dinero para la universidad de Ben, dondequiera que él finalmente decida ir”
“¿Ben irá a la universidad? ¿Cuándo?”
“¡Oh, no hasta el otro año! Todavía le falta un año. Él ha solicitado información en algunos lugares, pero no ha decidido dónde quiere ir todavía”
“Pero se va a ir lejos”
“Probablemente. Él está mirando de todo, desde la Universidad de California en Santa Cruz hasta Bennington en Vermont. Creo que podría ir a Harvard o Princeton, con sus notas, pero él no quiere ir a ninguna de las Grandes Ligas”
“Oh”, dijo Mulder. “¿Ben tiene las vacaciones de verano pronto?”
“La escuela de Ben es todo el año. Tiene libres seis semanas en junio y julio, luego de seis semanas de escuela, luego dos semanas de descanso, etcétera, hasta la Navidad cuando tienen un mes entero fuera. Yo normalmente me doy mis vacaciones en julio y nos vamos de viaje, pero no hemos hecho planes para este verano. Yo creo que él está pensando en conseguir un trabajo”
“Si no lo hace, ¿todavía quieres ir de viaje?”
“Sí. Siempre es bueno alejarse” Le apretó las rodillas a través de las mantas y se levantó a apagar la luz. En la oscuridad, ella se acostó en la cama y se acurrucó a su lado. ¿Dónde quisieras ir?”
“No me importa. Donde sea. ¿Qué sitio me gustaba más?”
“Oh… Graceland”.
“¿Graceland?”
“ La Mansión de Elvis en Memphis. Creo que era tu lugar favorito”
¿Te gustaría ir a Graceland?”
“Vamos a pensarlo” Graceland. Le gustaba el sonido del nombre. Él cerró los brazos, acercándola a él. La mano de ella lentamente acarició su pecho y suspiró. “Scully. ¿Estás bien?”
“Estoy bien. Tengo sueño”
“¿Estás cómoda?”
“Sí, ¿Y tú?”
“Sí”. Puso su mano sobre la de ella, luego la llevó a la boca y la besó. Sus dedos le apretaron la mano por un momento y luego la puso suavemente con la de él sobre su pecho. Le tomó un tiempo largo a ella conciliar el sueño y más aún a Mulder seguirla.

~ por Angelik en enero 23, 2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: