Unruhe 4×02


Scully: My captivity forced me to understand and even empathize with Gerry Schnauz. My survival depended on it. I see now the value of such insight. For truly to pursue monsters, we must understand them. We must venture into their minds. Only in doing so, do we risk letting them venture into ours?

No pude escoger mejor día para este review. Que mejor que sentir la sensación de angustia, preocupación y desazón para el capitulo de hoy, Unruhe.

Entre mis más grandes afectos se encuentra este episodio escrito por Vince Gilligan y dirigido por Rob Bowman, con estos créditos es bastante seguro el resultado, vamos a tener un X-File de antología, bien escrito, bien dirigido y unos Mulder y Scully clásicos y tremendamente atractivos.

Aunque es la historia clásica de un asesino en serie, la historia logra tener giros muy interesantes que la alejan de la típica narrativa del asesino que Mulder debe perfilar y cazar. Realmente nos esperan varias sorpresas a mitad de camino con este episodio.

Comenzamos con el teaser, y nada más con este ya quedamos atrapados en la acción, es un teaser muy efectivo e impactante, muy bien narrado y escenificado. Tenemos a Mary Lafante, una chica muy linda con un novio muy desagradable que se va tomar una foto para pasaporte, resulta secuestrada en medio de la lluvia y la fotografía que deja abandonada en la tienda muestra una cara muy angustiada, muy diferente a la que se tomó. Esto es un X-File, no hay nada mas que decir.

O bueno, si lo hay. Hay que decir que la fotografía de esta escena y la dirección siempre me ha gustado. Algo tan simple como el amarillo del impermeable del secuestrador y del auto, con la lluvia y la camisa de Mary Lafante haciendo juego todo con todo siempre me ha encantado y en general todo el episodio tiene una atmosfera un tanto amarilla (ayudada por el crema amarillo del traje de Scully) que me gusta mucho.

Los agentes aparecen y es bastante fácil descubrir porque Mulder se ha interesado en el caso, asi como es fácil saber porque a Scully le parece que no tienen mucho que hacer ahí, estamos frente a una larga y tradicional conversación en el auto donde Scully intenta safarse del x-file pero luego vamos a entender que la intuición de Mulder hacia los casos es bastante efectiva.

En un acto de rutina investigativa, los agentes interrogan al farmaceuta y lo que más me llama la atención de esto es la escéptica forma como Scully lleva la situación. Claro, ella sabe que este hombre no tiene nada que ver, pero su principal objetivo es descartar la opción paranormal en las fotos, que es por supuesto en lo que está interesado Mulder.  Scully deja en evidencia la caducidad del papel fotográfico y su cercanía a la calefacción, aun así la fotografía es bastante creativa para tratarse de una serie de hechos y casualidades, eso lo sabe Mulder y eso es lo que él fue a investigar.

En la casa Lafante, se encuentra con las polaroid, lo que ahora es un articulo de nostalgia, pero a Gilligan le sirven de elemento perfecto para su guión y debemos decir que menos mal las cámaras digitales no se habían popularizado en esa época, porque el medio de la fotografía polaroid nos regala la instantaneidad que se necesitaba y el hecho del papel, de la química fotográfica para basar la teoría de la foto de la mente, con pixeles hubiese sido difícil esta historia.

Una de mis razones por las que este episodio es mi favorito es que me gusta mucho las polaroid y aunque la fotografía digital las mató, me parece un objeto bastante particular, bastante romantica por ponerlo de alguna forma.

Mulder encuentra las polaroid y así puede continuar con su teoría, él cree que el secuestrador influye en las fotos y sus pensamientos son fotografiados, puede hacer foto de la mente y da en el blanco porque al tomar las fotos tal como Ted Serios, creador de la teoría, tenemos una foto más detallada de la pesadilla de Mary Lafante. Para Mulder es un claro indicio que el secuestrador la siguió y vigiló.

Hasta el momento, no conocemos la identidad del secuestrador, solo que ha dejado libre a Mary para poder saber que le hace a sus victimas, también porque que ha secuestrado a otra mujer. Scully en este punto ya le pone la verdadera atención ya sea que crea que es un x-file o no. Esta fibra sensible tocada es la aparición de Mary con algo realmente grave, así que doctor Scully entra en acción y manda por una tomografía, que revela una lobotomía muy mal practicada.

Mary solo puede repetir unruhe y asi comienza la parte central del episodio, de esta forma críptica vamos a ir entendiendo que para entender unruhe no solo necesitaremos alemán, también tendremos que adentrarnos en la cabeza de quien dejó a Mary sin un cacho de su cerebro.

Teniendo otra víctima, se nos revela la sala de tortura, un espacio que parece una deslucida nave espacial con instrumentos y silla de tortura… pensándolo bien parece un consultorio odontológico, y si, esa es la explicación a todo. Otros accesorios dentro de la sala incluyen pijamas iguales para las mujeres, mucha cinta gris y ese punzón que me hade dar escalofríos cada vez que lo veo (y que fue fabricado por el departamento de arte al no encontrar en el mercado uno que los convenciera). Pero lo más importante de la escena es que el raptor habla alemán y está completamente loco.

En la escena del segundo secuestro, Mulder sigue pensando en como las fotografías pueden ayudarlo en el caso, pero no encuentra ninguna, lo que nos lleva a la discusión con Scully sobre las prioridades del caso. Para ella, pensar en las fotos es una perdida de tiempo, para Mulder no, y esta vez aunque suena a una de sus más locas teorias, es una realidad, y solo él es capaz de sacar una teoría así adelante, lo que me gusta de esta parte es que pese a la clara diferencia de opiniones, Mulder decide investigar las fotos dejando a Scully hacer lo que ella cree es correcto y me parece algo muy resptable para ambas partes no interferir, es por esto que este par son la buena pareja que son.

Realmente envidio el programa del FBI, por favor enviénmelo para cuando los clientes dicen "te envié todas las fotografias en un archivo word, ¿eso sirve verdad?, porque pesan 45 kb, las bajé de internet y las necesito para portada. Es decir, mi photoshop cs4 no logra estos milagros y Mulder solo dijo "aclara la cara" y ta tan!, el padre de Gerry.

Al final ambos van a tener razón, Mulder debe analizar las fotos, no lo hace para revelar su atutencidad o no, sino que las analiza desde un punto de vista más sicológico. Por su parte Scully también tiene razón en su argumento de ir a la construcción por existir una relación entre ambas escenas del crimen, la constructrora.

Para Mulder las fotos son pistas que deja el asesino, pistas que de una forma u otra están en una pintura con muchos simbolismos y como sicólogo, puede llegar a interpretarlos. Así logra hacer el perfil, diría yo, y le lanza a Scully la pista clave en el momento exacto, justo en el momento en que puede las piernas largas con estos enormes zancos con los que aparece en escena.

Dos cosas para comentar de esta parte, la primera, la tremenda caracterización de Schnauz. Este personaje siempre me ha asustado, realmente ese ojo moviéndose siempre me ha asustado y todo él, su ropa, su cara de demente, su voz. Puede no ser del tipo de demonio tipo Millennium que te aterroriza, pero hay algo en Gerry que hace dar escalosfrios, muy bien estuvo Pruitt Taylor Vince en su actuación, él es uno de esos personajes que no se olvidan.

En exclusiva Área 42 revela al segundo sospechoso, responde al nombre de Brian Hugh Warner y fue visto con estos zancos en muchas oportunidades en aquel 1996

Lo segundo es tener a Scully con su 1.58 de estatura persiguiendo a esta mole y creo que es uno de los momentos más emocionantes para el feminismo cuando esta pequeña agente logra capturar al monstruo detrás del punzon. Esta es una de las partes que siendo mujer, se le agradece a la serie (pese a que luego tuviéramos esta parte de Scully siendo la damisela en peligro) que ella sea la encargada de atrapar al malo y que saque la parte fuerte y arrogante de ella, esa escencia que la hace querer demostrar que está en pleno control de si misma y Gillian acierta mucho en este punto. Su actuación fue la apropiada en cada momento.

Hasta aquí la mitad del episodio, porque luego de la captura y cuando ya tenemos el nombre detrás de los crímenes, la historia cambia, comenzamos a resolver el asunto.

Durante el interrogatorio, que es una de las partes más importantes del capitulo, conocernos a Gerry y su historia personal, de porque hace lo que hace y que quiere en realidad secuestrando a estas mujeres. Scully esta realmente alterada por la situación y tenemos uno de sus interrogatorios más predatorios ante la mirada callada de Mulder. Para él este asunto sigue siendo sicológico y teniendo a Gerry, logra desenredar todo menos el porqué las fotos de la mente y porque en él.

Muy buenas las referencias a Freud las que hace Gerry, si algo debe saber es cuando es sicoanalizado, en verdad es un personaje muy bien construido, bien metido en su locura y pese a no ser malo por naturaleza, por convicción o maldad pura, tampoco nos llega a simpatizar. Nos muestra que sufrió una tragédia, sufre por algo que no puede superar pero lo canaliza de la peor forma en que la mente humana puede proyectar sus problemas. Schnauz culpa a otro del gran problema en su vida, de su gran tristeza.

Los aulladores para él son la causa de los problemas de los otros y su misión es acabarlos y aquí viene la verdadera intención del descontrol de Scully, nada es gratuito y él puede percibir que a Scully le pasa algo. Para él esta infectada y era necesario que la viera así para considerarla su siguiente víctima.

Por un buen tiempo luego pensé que lo que vio Gerry Schnauz fue el cáncer que ya tenia para esta época, y lo creo porque toda la cuarta temporada viene a este asunto. Yo no fue del todo casual tratar a Scully como mamá en Home, y hacerla enfrentar a la existencia de demonios en su mente como nos lo presentan aquí.

Schnauz confiesa donde enterró a su víctima y para Scully las cosas terminan ahí y su desazón es más evidente. En un hasta aquí para Mulder, le dice que no le importa que quisieron decir las fotos, las cosas ya están arregladas y el daño ya esta más que hecho.

Pero la aparente poca lógica de Mulder cobra mucho sentido cuando el instinto de supervivencia le suena a nuestro fotógrafo mental y escapa llevándose un daño colateral en el camino.

Como buen represeante de los MOTW, Schnauz fijó su objetivo en nuestra agente, segundo gran giro de la historia y es por supeusto que Scully está en problemas, se ha convertido en la obsesión de nuestro “monster of the week”.

Y podemos decir que es un cliché, que siempre ocure y demás, pero para mi una de las partes mas emoncionates de la serie es el momento en que la foto sale de la maquina y Mulder ve el rostro aterrorizado de su compañera y en esa fracción de segundo todo se visualiza y sale corriendo. Efectivamente Mulder, de nuevo te han secuestrado a Scully.

Este Mulder en angst realmente funciona, la historia se convirtió en algo personal y ambos agentes tendtrán que vivir su parte. Scully tiene que confrontar desde la para nada ventajosa silla de dentista a Snauchz y debe apelar a su alemán para llamar su atención.

Pocas veces Scully ha podido mediar con su secuestrador, y lo que tenemos es una prolongación del interrogatorio. Gerry es un loco persistente y solo consigue que este se tome otra foto, y entienda que debe proceder con rapidez.

Para Mulder el tiempo corre en su contra y debe hacer gala de todas sus habilidades para resolver el rompecabezas de la foto, llegar al sitio, guiado por la prueba en la siempre confió.

La angt es muy buena y ese punzón me sigue causando terror cada vez que se acerca a Scully, muy afortunadamente Mulder llega en el momento exacto, tenemos ese impactante grito mutuo de ¡Mulder! y ¡Scully! (marca registrada) que nos hace pensar que es por esto que jamás se diran sus nombres de pila. Mulder la rescata y Gerry obtiende un final muy dimensión desconocida donde las fotos revelaban su irremediable destino. Hasta el final salió con tonos filosóficos.

Existe un anexo final de Scully donde se muestra impactada por la solucion del caso. Ella simplemente no puede explicar las fotos y es obvio que se escapa de toda teoría racional, y diría que es el comienzo de esa flexibilidad científica que debe adquirir  luego de cuatro años de ver y negar lo que se vio.

Scully se ve preocupada principalmente por el mensaje final, al parecer su cautiverio la hizo al menos pensar en los aulladores, en esos monstruos internos que se apoderan de nosotros y Gilligan se direccionó muy bien haciéndola vulnerable a ella y no a Mulder.

Este final definitivamente nos pone con los pies en la tierra de lo que veremos esta cuarta temporada, nos indica de alguan manera que las cosas se van a poner pesadas y que habrá todo un sacudón en la psiquis de nuestra agente y Gillian Anderson lo lleva muy bien.Es un final angustiante, muy a a la atmosfera de lo que fue este magistral episodio. La cuarta temporada se pone muy interesante y solo van tres episodios.

UNRUHE
Para nunca olvidar: La actuación de Gillian Anderson y escuchar a Scully hablar en alemán.

Podriamos vivir sin ello: No escuchar a Scully hablar en alemán en la versión en español.

OCTUBRE 27 1996
4×02
Writer: Vince Gilligan
Director: Rob Bowman

~ por Angelik en marzo 3, 2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: