Terma 4×10


MULDER: Es tan bueno poner mis brazos a tu alrededor… ambos brazos.

La última escena de Tunguska nos dejó al borde del ataque cardiaco pensando en la suerte de Mulder siendo atacado por el cáncer negro en una sucia prisión rusa. Pero no esperemos ver respuestas inmediatas a este final en Terma, la segunda parte de esta mitología.

Como ya es habitual, nos encontramos en otro escenario que tendrá mucho que ver pero por el momento no seguimos donde nos quedamos y solo podemos concluir que los experimentos con el cáncer negro no solo suceden en las frías y grises prisiones rusas.

La acción va a cambiar de forma radical con la entrada de nuevos personajes y nuevos elementos en una historia que creíamos ya construida. Las cosas se ponen más sofisticadas con este espía retirado que va a hacer deshacer a lo largo de todo el episodio. Su plan parece estar perfectamente planeado y comienza con la doctora Charne-Sayre, objeto del afecto de nuestro Well Manicured Man y esta muerte si que lo deja comprometido en su papel en el consorcio y en el juego de poderes que desde hace tiempo viene jugando con el CSM.

Del lado de los buenos, Mulder sufre los efectos de su curiosidad, pero parece haber sobrevivido a su encuentro con el cáncer negro (por el momento no quiero acordarme de todo lo que se vendrá después) mientras Scully sigue investigando, ella más protegida, este letal virus y comparando notas con Skinner vamos a regresar a la viruela, vieja conocida por nosotros.

Y aunque están separados toda esta primera mitad del episodio, hacen un equipo tremendo así estén al otro lado del mundo. Si Scully se preguntó el capitulo anterior hasta donde podría acompañar a Mulder, esta contestándose la pregunta, hasta llegar al senado con pasos grandes y enfrentarse, siendo ella una agente federal nada más, a estos “honorables” hombre como dice el WMM.

Para Mulder la lucha es más física y con ayuda de su amigo el prisionero geólogo debe improvisar la huida, y es que por más campo de concentración ruso que pareciera, nuestro agente debía salir rápidamente de ahí. Y me parece un poco tonto de Krycek subestimarlo de esta forma, dejándolo como prisionero raso por ahí. Si él es una rata escurridiza, Mulder también tiene lo suyo y no es un rival pequeño para suponer que va a pudrirse en una cárcel.

Pero si bien es nuestro héroe y le vamos a vitorear todas sus hazañas, la escapada estuvo realmente sencilla. Mulder demuestra que es bastante fácil escapar del campo de concentración que ha aterrorizado a toda la población de Tunguska, solo era necesario un arma “hechiza”, buenas piernas para correr y hacerte al camión de entregas (aunque no aconsejamos escoger el camión sin frenos) y para no perder la costumbre en medio de la huida, queda un poco de tiempo para golpear al rat boy durante unos instantes.

Del lado occidental del mundo, en cuestión de instantes, ya se sabe de cada paso dado por Mulder en Rusia, como si tuivera GPS, tanto WMM como CSM ya saben cuál ha sido la suerte del agente y de paso tenemos una de esas increíbles conversaciones entre estos dos donde se insultan a mil por hora sin despeinarse. Aunque en esta oportunidad mi querido WMM se encuentra bastante vulnerable con el asunto de la doctora Charne-Sayre y lo vemos recurrir a su enemigo para intentar esclarecer los hechos. Bastante bajo tiene que caer teniendo en cuenta su odio repulsivo y notorio hacia el fumador.

Pero para este momento, tengo más preguntas que respuestas, como es habitual en estas cosas de la mitología, y lo que me viene inquietando todo este episodio, es que más allá de que el cáncer negro sea espectacular y esto nos sirva para conocer que los rusos están desarrollando una vacuna, no entiendo muy bien el plan de Krycek de llevarse a Mulder a Rusia a conocer el cáncer  negro. No entiendo el plan del Ratboy con Mulder en concreto, a no ser que el viaje solo haya sido para sabotearlo y no estuviese planeado desde el comienzo.

Dudo que en los planes de Krycek estuviese programado el “No arm, no test”, esto sucede por andar mintiendo por ahí a cuanto ruso se te presenta.

Lo que si podemos ver son los resultados y pese a que las probabilidades de que Mulder se quedara sin brazo eran mayores, fue Krycek quien sufrió esta suerte y esta sí que fue la sorpresa del episodio porque siendo local, tuvo la peor suerte, Mulder dio con las personas indicadas y aunque no supimos como convenció al conductor del camión para no quitarle la mano, podemos respirar aliviados luego porque el “no arm, no test” no se aplicó en él.

Por fin llegamos a la primera escena de Tunguska, Scullly tiene que rendir cuentas sobre el paradero de Mulder y noten la expresión de Skinner cuando cree que Scully está renunciando. Estos dos episodios has sido duros para el A.D con sus subalternos, y tiene que reafirmar más su papel de protector, aunque aquí no tenga mucho que hacer.

Scully entra duro al senado, pero todo se reduce al paradero de Mulder. Así que podrá patalear y dar increíbles discursos, el resultado esta vez es una detención y bueno, viene una de mis escenas de pasillo favoritas protagonizadas por Scully. Y solo les diré que Gillian Anderson caminando en ese pasillo camino a la celda es de lo más “hot” que he podido presenciar, podemos pensar que este es el momento más bajo de la carrera de Scully pero ese traje que llevó que acentuaba toda su silueta es la mejor forma de caer bajo.

De un momento a otro tuve ganas de ir a prisión.

Me gusta mucho este episodio donde ambos agentes estuvieron en prisión. A Mulder le tocó la fea y sucia Rusia y Scully tuvo tiempo para leer sobre viruela y atender la visita de Skinner. Dentro de sus meditaciones en detención por fin llegamos a la pregunta clave, ¿por qué demonios se preocupan tanto por saber el paradero de Mulder? Y ella conserva un patriotismo bastante conmovedor pero realmente inútil ya, estamos hablando que el senado está implicado en la conspiración y quieren esconder algo realmente importante detrás de esta pregunta.

Afortunadamente  para ella, por fin regresa Mulder, por favor música de encuentro y entrada triunfante. Y ahora si salimos del pozo sin fin de esta pregunta. Aunque no dura mucho el momento de emoción en que las verdades saldrán a la luz porque de un momento a otro la sesión se acaba.

Que quede anotado que Skinner arruina el reencuentro bastante shipper de estos dos, algo muy emotivo y especial el hecho que Scully rompa el protocolo estando en el senado y salte a abrazar a su compañero, además porque evidencia que no estaba precisamente de paseo por ahí.

Luego del reencuentro, damos un giro en la historia para ir a Boca Raton donde la historia comenzó en este capítulo pero nuestro espía jubilado, que se ha encargado de eliminar rastro del cáncer negro, se nos ha adelantado. Bastante efectivo resulto ser.

En un giro inteligente y tal vez por encontrarnos sin a donde ir, Mulder y Scully recurren con alguien ya olvidado entre tanto maletín diplomático, roca de Marte y espias rusos, el contacto terrorista de Krycek. Y gracias a la estrategia del policía malo, llegamos a Terma, donde van a enterrar la piedra y aquí comienza un pequeño juego del gato y el ratón y Mulder lleno de petróleo.

Luego de este gran viaje, de Rusia a Canada, pasando por Florida y Marte, podemos llegar a muy pocas conclusiones, la primera es que seguimos sin pruebas, sin ninguna concluyente sobre lo que ocurrió o por qué. Se trató seguramente de un incidente tipo guerra fría con un escape de material ruso a América donde también quieren hacer una vacuna. Y aunque sabemos al final en una excelente escena para dejar callados a todos, que Krycek planeó todo y fue él el que contrató al espía, no podemos llegar a saber si él sabía con mucha anticipación de la fuga del material y si elaboro un plan tan intrincado de infiltrarse con los terroristas solo para contactarse con Mulder y Scully y así encaminarlos a la roca para sus propios propósitos. Me parecen muchas vueltas pero siempre he sostenido que no soy muy buena para la mitología. Solo saco la conclusión que dimos una enorme vuelta para llegar al mismo lugar. No arm, no test.

TERMA
Para nunca olvidar: Ver a Mulder con ambas manos.

Podriamos vivir sin ello:Los increibles viajes rápidos transatlanticos realizados por Mulder y el camarada Peskow.

DICIEMBRE 1 1996
4X10
Writer: Chris Carter & Frank Spotnitz
Director: Rob Bowman

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s