Gethsemane 4×24


Scully: Mulder, the only lie here is the one you continue to believe.
Mulder: After all I’ve seen and experienced, I refuse to believe that it’s not true!
Scully: Because it’s easier to believe the lie. Isn’t it?
Mulder: What the hell did that guy say to you, that you believe his story!?
Scully: He said that the men behind this hoax… behind these lies… gave me this disease to make you believe.

Actualmente considero que hay tres momentos realmente épicos en la mitología de The X-Files. El primero fue Duane Barry, porque secuestrando a Scully se cambió el rumbo de la serie; El segundo fue la trilogía de Anazazi, momento cumbre al tener a Mulder en el vagón de tren quemándose y porque fue el momento de mayor lucidez en cuanto a la teoría alien; y el tercero llega en este review. Parece que todo lo visto anteriormente nos trae irremediablemente a este momento en la serie, a Gethsemane.

La cuarta temporada vino con la premisa de algo fuerte en la historia, los presagios de Nisei/731 que en su época quise negar, se hicieron realidad. El enemigo oculto durante toda la temporada se hizo visible en Memento Mori y entre otras le hizo merecedora de un Emmy a Gillian. Pero todos sabemos que esta historia solo puede tener dos finales; Scully vive o muere y ante el conocimiento de que no vamos a matar a nuestra protagonista, la pregunta que viene incluida en este final de temporada es – ¿y entonces qué?- .

La buena noticia es que no vamos a tener una resolución sencilla, vamos a tener la acostumbrada red de mentiras, laberintos y conspiraciones, en una historia en la que nada es lo que parece y ante la revelación inicial, solo nos queda llenarnos de paciencia para esperar una verdadera explicación.

El teaser es uno de los Cliffhanger más famosos de la serie. Al parecer todo nuestro mundo x-files, va a cambiar con una conferencia antigua sobre la vida en otros planetas (con Carl Sagan incluido) seguido de Scully reconociendo un cuerpo como “es él” y luego rindiendo una declaración donde va a echar por el piso el trabajo de su compañero por cuatro años ya.  Si hemos visto los últimos episodios podemos llegar a creer que vaya a hablar de la ilegitimidad del trabajo de Mulder y de cómo sus traumas personales afectan su trabajo.

Lo que veremos en esta parte de la historia serán los eventos que nos llevaron a Scully dando estas declaraciones en la sala del FBI, eso incluirá un cadáver alien encontrado en Canadá y la metástasis de su cáncer. Entre estas dos historias iremos saltando todo el episodio.

Si recordamos Anazazi, ambas historias comienzan de forma similar, con un cadáver alienígena, apareciendo en algún lugar remoto. Tenemos una tremenda producción y esfuerzo visual por llevarnos, en esta ocasión a los glaciales, algo muy tipo segunda temporada donde la recreación del sitio es una de las exigencias para hacer la historia real, para que lleguemos a creer y maravillarnos al ver el cadáver en el hielo. Un punto para Vancouver, esa protagonista oculta de la serie.

Rápidamente nos damos cuenta que Scully será nuestra guía en la historia, lo que inicialmente me parece muy sesgado. No alcanzamos a ver el súper cadáver alien enterrado en una lejana montaña nevada, cuando ya Scully nos está diciendo que esto es un engaño premeditado para embaucar a Mulder.

En su relato vamos a tener la otra cara de la historia, la de Scully en su marco personal. Situación que no veíamos desde Memento Mori, pero esta vez se trata de una reunión familiar, que dadas las circunstancias toma tensionantes.
Tenemos la primera aparición en cámara de Bill Scully, el hermano mayor de Scully y con dos segundos en pantalla ya nos podemos imaginar que él es la imagen de hijo ejemplar y niño mimado de mamá Scully. De hecho ahora puedo ver que nada más entra en escena y ya estamos en conflicto con él. Sin siquiera haber tenido conocimiento en aquel entonces de la escena borrada en Memento Mori que nos advertía de su tirante relación.

Pero Scully no esta tan preocupada por su hermano como por la presencia del padre MaCue en la cena familiar, encuentro arreglado por mamá Scully. Así, Carter da inicio a la historia de fe y religión en la familia Scully, de quienes ya sabíamos de su educación católica (lo cual, a propósito, me parece bastante particular, teniendo en cuenta que en Estados Unidos es más común el cristianismo protestante que el católico). Parece que este encuentro no estaba en los planes de la agente quien es obvio que se siente bastante incomoda de exteriorizar sus expectativas hacia la vida con su enfermedad y hacia haber dejado la iglesia, recordemos que el ultimo llamado religioso que tuvo fue en Revelations pero parece que con el cáncer, ella se ha negado a recurrir a la fe. Estábamos a punto de presenciar un desahogo teológico cuando es interrumpida por la llamada telefónica.

Llamada de Mulder y con esto por fin los conectamos por primera vez en el episodio. Tenemos desde el principio un ambiente incomodo, en un escenario tan común para los dos como lo es que Mulder la llame para que vaya inmediatamente por un caso, pero en esta oportunidad, la está sacando de un momento muy íntimo con su familia por más traumático que estuviera resultando. Precisamente es el gran dilema de esta situación, ella está atendiendo al llamado de su compañero, el cual le ha cambiado su vida y a los ojos de la familia Scully, el marcador esta en rojos. La muerte de Melissa y el secuestro y posterior enfermedad de Dana. Y aun así ella sale corriendo a su encuentro con una sola llamada telefónica y hermano Bill toma nota de esto.

Pero que lo haga no significa que este convencida de la historia, seguramente luego de escuchar la historia de Arlinsky, tuvo la gran sensación de “oh, no, otra vez no, Mulder”. Y aunque vemos a Mulder con  mucha mesura, podemos saber cómo va estar la conversación saliendo de allí, que de paso resulta ser una de las escenas más importantes del episodio.

Es una de mis escenas favoritas fuera del circuito de populares (ya saben las de siempre, shippers, en pasillos y demás). Lo es porque en su época significó un sacudón en su relación, no hablando tanto en términos shippers, sino en su relación hacia su causa. Scully se niega a ir con Mulder porque considera que es el santo grial de su compañero, no el de ella, y él se siente bastante sorprendido, diría que defraudado, porque luego de cuatro años y de todo lo que ha pasado, le debe ser duro saber que ella aún no ve sus cruzadas como propias, le es difícil sentir una negativa tan radical en un momento tan importante. Para Mulder lo es y vemos que se lo está tomando con cautela, no es una de esas veces en las que la embarca en un viaje a lo desconocido solo por la declaración de un testigo poco dudoso, como ha pasado anteriormente. No es una corazonada, salida de un video de $19.99. Se trata de ir a comprobar algo que en el papel se ve serio. Tenemos un cadáver y unas muestras de hielo, tenemos un caso grande pero ella dice no, y la reacción de Mulder es bastante directa hacia su fe. El dialogo de la prueba de la existencia de Dios es una de las conversaciones más fuertes que han tenido estos dos, y me encanta porque ambos pudieron argumentar, se quedaron en empate porque ante la arremetida hacia la fe que plantea Mulder, Scully responde que solo sacudiría su fe el saber la no existencia de Dios, lo cual nos deja un poco fríos, teniendo en cuenta que ella necesita probarlo todo para creer.

Deja también grandes interrogaciones el trabajo de los x-files estos años. Scully le dice que él ya cree en aliens, ¿para qué quiere probarlo?, algo bastante increíble de que lo piense en serio si ha trabajado cuatro años buscando pruebas de cada caso en el que su compañero si cree de inmediato. Es como si los x-files estuviesen injustificados desde el inicio.

Claro que este comportamiento se esclarece si pensamos en la actitud de agotamiento hacia la situación que tiene Scully en la conversación. Si lo planteamos de otra forma, Mulder le está pidiendo que vaya con él al fin del mundo a desenterrar un cadáver alien, mientras ella lidia con su cáncer, y peor aún, con la metástasis de este.

Precisamente ese es el motivo oculto para no ir por su traje de invierno y lanzarse a la aventura. Pero lo que parece ser una excusa bastante valida, se convierte en un secreto que los separa todo el episodio. Puede que las razones para escondérselo sean legítimas, porque ella no quiere ser la piedra en el zapato en esta misión tan importante para él, por eso no quiere que se preocupe por ella. Una en las mil razones de Scully para su silencio.

Con este divorcio, Mulder decide ir tras el cuerpo mientras Scully analiza el hielo, lo que arroja resultados inexplicables que captan su atención. Tal vez no fue tan mal idea haberse quedado después de todo, porque estando en el laboratorio, ella puede descubrir que estas muestras no son normales y a través de esto, aparece un personaje bastante clave en la trilogía, Michael Kritschgau.

La primera apariencia es que se trata de uno de los hombres a sueldo del sindicato. Destinado a borrar la evidencia, a llevarse las muestras de hielo que nos confirmaría la importancia de toda la historia del cadáver alien.

Pero Scully decide dar la pelea con este misterioso sujeto e intenta detenerlo. Gran escena de acción la que tenemos en las escaleras y aunque le tengamos fe a Little Scully, sale muy mal de esta confrontación. Scully cae escaleras abajo y nos deja con la sensación de total fragilidad de su personaje en este episodio.

Este ha sido un capitulo donde Gillian le ha tenido que dar más de una cara a Scully, y creo que esto lo agradece mucho, tener la oportunidad de en un solo episodio transformar a su personaje fuerte y decidido, en frágil, casi gritándole al mundo que aún no ha muerto.

Y Scully solo piensa, “¡Espero no me traíga uno de esos trajes que me hacían poner en las primeras temporadas!”

Básicamente esto es lo que ocurre en su encuentro con Bill. Escena entre hermanos bastante tensa, donde Gillian sobresale en su actuación. Podemos ver mucho más de ese círculo de Scully con los “padres” en sus vidas y nos damos cuenta que Bill es uno de ellos. Este personaje entra en la lista de odiados muy pronto al llegar a reclamar por lo que ha pasado en su familia por la llegada de Fox Mulder.

Hay mucho conflicto en Scully, entre ella y la imagen que quiere que tenga su familia de ella. Y entre lo que quiere su familia que sea. Bill reclama porque Dana deje de estar negando su enfermedad y la acepte. Pero sabemos que ese no es el estilo Dana Scully, ella quiere pelear hasta el final, así implique un poco de negación en el proceso, pero para Bill, esta actitud de su hermana tiene un único culpable. Por supuesto, Mulder.

La pregunta del millón es si Scully hace todo lo que hace solo por Mulder o no. Bill lo cree y lo odia profundamente porque ya se llevó a su hermana Melissa y eso hará con Dana. Es lo único que sabe de él.  Y por eso lo odiamos nosotros, porque no sabe por todo lo que ha pasado este par, porque para Scully es tan importante avanzar. Este cáncer no solo es una enfermedad, tiene mucho más trasfondo como para sentarse y esperar a que la enfermedad transcurra, pero aunque Bill peque por ignorancia, si atina en una pregunta bastante importante. Si este Mulder es tan importante para que Scully se esté arriesgando físicamente en su estado de salud, ¿Dónde y por qué no está con Scully? Y aunque sabemos que es porque está detrás de algo importante, yo también me lo pregunto. Sobre todo porque no está buscando una cura para su cáncer, está buscando una prueba de vida extraterrestre que no tiene aparentemente nada que ver con esta inminente tragedia.

¡Es la radiografía alien más impresionante que visto en mi vida! Aunque creo que es la única.

 

Es bastante diciente que lo siguiente que se muestre es Mulder llevando a cabo su anhelo de tener al cuerpo alien listo para examinar, con escepticismo pero este es su momento grande, es el estado en general en el que lo tuvimos todo el episodio, obnubilación por el descubrimiento.

El alien es de lo más iconográfico de la cultura pop extraterrestre que podamos ver.  Lo que más nos preguntábamos a esta altura es si el cuerpo era real o no, porque se sentía muy real,y la autopsia se sintió así. Desde hace rato nos la debían, fin vemos de cerca y con calma la anatomía de estos seres independientemente de que sea o no sea real.

Esa es la gran pregunta en Getshemane, este capítulo nos trae grandes dilemas de fe, y Kritschgau es quien viene a sacudir toda la mitología.
Scully no se queda con el incidente de las escaleras sin tener siquiera una pequeña venganza y es una escena bastante simpática de cómo lo atrapa, Little Scully no nos ha defraudado.

Tan solo observen la tuberia de atras. Mide perfectamente el nivel que la Scully a Kritschgau. Scully es la heroina de todas las personas bajas en el mundo.

El disociador de la historia es este misterioso hombre que aparece sabiendo mucho de nuestros agentes y la conspiración. Pero la va a llevar a otro nivel, al nivel del engaño, de una elaborada trama para que Mulder crea en la existencia de vida extraterrestre. En dos segundos acaba con el argumento del cadáver y nos quita las esperanzas de tener un auténtico extraterrestre. Y no solo eso, acaba con media vida de Mulder dándonos la teoría militar a cambio de la alien.

Carter comienza a complicarse con esto, mantenerlo simple en la línea extraterrestre me parece ahora hubiese ayudado luego en la historia, pero entiendo que esta conversación sea de esta forma, porque este es el comienzo de lo que vamos a ver en la quinta temporada.

Para Mulder es igual, el cadáver es tan bueno que debe ser real, pero vemos como la teoría de Kritschgau se afirma y se arma un escenario para hacerles creer que el cadáver fue raptado, porque la verdad es peligrosa y esto haría que nuestros agentes creyeran el engaño.

El momento no puede ser peor para nuestro agente quien parece estar luchando solo con muchas quimeras fabricadas por el gobierno, la milicia y la conspiración. Pero esto es un jardín de niños en comparación con la última batalla que deberá dar en el capítulo, Scully.

Tenemos una de las discusiones más acojonantes de toda la serie, un momento de dura confrontación que había comenzado iniciando la historia pero que no podía quedarse en el aire, debía tener una conclusión. Sin cadáver y con las evidencias aparentemente finiquitadas, Scully le da el voto de confianza a Kritschgau mientras Mulder reprocha el que le crea tan rápidamente.

El punto de quiebre de esta discusión es la palabra con C, donde Scully dice que los hombres que hacen todo este engaño para que Mulder crea le causaron su cáncer. Posible y deducible, pero realmente, ¿lo sentimos así?

Esto sepulta la discusión y deja a Mulder frio, por si no nos dimos cuenta, desde que comenzó la discusión, el sonido se apagó, escuchamos cada palabra como si nos la hubiesen dicho a nosotros, y ese efecto dramático es lo que hace esta escena tan grande. Es un duro final y tal vez lo veamos muy injusto para el largo recorrido que tuvimos esta cuarta temporada. Creo que no nos gusta terminar una temporada con un Mulder y Scully distanciados, totalmente devastados por las revelaciones dadas.

Retumban también las palabras de Scully, y son lo único que detienen al imparable Mulder que durante todo el episodio corrió frenéticamente en busca de la verdad.

¿Fox Mulder se suicidó? Sabemos que no pudo ser así, pero este fue el final que dejó en vilo a los x-philes esta temporada. Eso crea todo un mundo de especulaciones y es lo que hace un gran Cliffhanger. Preguntarnos que tiene a Scully en esa sala, llorando, diciendo que el agente Mulder está muerto.

Finaliza la cuarta temporada con un Mulder llorando su culpa por la enfermedad de Scully y cerramos una temporada simplemente impecable. Recuerdo aquella época y me parece que fue la mejor. Era ese ritual de cada semana con una Beck´s en la mesa, la sala sola y oscura y mi cita con mi serie favorita. Finalizando Gethsemane, esta rutina maravillosa también estaría por cambiar para mí, pero eso es otra historia, es otra temporada y la vamos a ir viendo a partir del siguiente review.

GETHSEMANE Para nunca olvidar: Dana Scully dando cuentas de los pasados cuatro años, diciendo que viene a invalidar el trabajo de su compañero. 

Podriamos vivir sin ello: Divorciar a Mulder y Scully de esta forma.

MAYO 18 1997
4X24
Writer: Chris Carter
Director: R.W Goodwin

 

4 comentarios sobre “Gethsemane 4×24

  1. Muy buen review como siempre y el mejor final de temporada de toda la serie,si que se las arreglaron para meter tantas cosas en 45 minutos,y por fin aparecio Bill.La verdad me cae bien y me hubiese gustado que apareciera mas en la serie tal vez en las ultimas temporadas .

  2. excelente review….recuerdo que la primera vez que vi la escena donde bill le lleva la ropa a scully senti todo la presión y la incomodidad que supongo scully debio sentir…….DIOS lo que vivimos con esta serie tan magica ;)

    Saludos

  3. uno de los capitulos mas intenso en XF!!
    Me alegra que sigas con los review, excelente trabajo!!
    y gracias por la información, la página estaá muy buena
    saludo

  4. Excelente review.
    Este capitulo lo vi hace como 4 años sin haber visto la 3era y la 4ta temp. Lo encontré por ahí en un canal de cable y me dejo impactado por todo lo que decía. El final es genial. Tantas preguntas y tan pocas respuestas.

    Ahora.. a por la 5ta temporada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s