Triangle 6×03 {2012}


MULDER: So, in case we never meet again…

Estoy de nuevo frente a uno de esos reviews difíciles de escribir por la cantidad de cosas para decir y comentar. Por supuesto también por la calidad del episodio. Estoy frente al reto de escribir sobre una de las más grandes genialidades que el señor Chris Carter nos dio: Triangle.

Como sabemos, Carter y su equipo tenían otros planes para la serie terminada quinta temporada y FTF. Pero la vida no siempre te lleva a esos lugares que planeas y menos si estas involucrado con la Fox. Por eso lejos del plan trazado, ahora se encontraban en una sexta temporada por hacer y en Los Ángeles.

Creo que estos acontecimientos no planeados dirigen el rumbo de la temporada que cambió todo, luz, paisajes, ritmo y tono de los capítulos. Digo esto aquí porque también ya haber hecho mucho de lo que te propusiste hacer te brinda la oportunidad de hacer las cosas sin tanta presión y arriesgarte más. Cuarta temporada y quinta fueron el clímax de la mitología cartiana, lo máximo de esa era de oro, ¿Se podía contar algo más? Ese fue el tono con el que la 1013 asumió estas dos últimas temporadas, pero mucho más esta sexta luego de la película y el resultado es como el del día de hoy, Triangle, un excelente ejercicio cinematográfico en la pequeña pantalla.

Tenemos uno de los capítulos más anticipados de la temporada, de los que salían en Enterteiment Tonight y seguíamos entusiasmados todos los spoilers e imágenes posibles. Las promesas que nos hicieron eran simplemente increíbles, técnicamente tendríamos un episodio en wide screen, hecho a una sola cámara en tomas largas y con el escenario impresionante de este crucero de lujo. Bajo el guion,  tendríamos una historia de dos dimensiones, una de ellas en el marco del inicio de la Segunda Guerra Mundial, Mulder vestido de nazi, Scully a lo 1939 y la casa abierta al tema shipper. ¿Se cumplieron las promesas? Por supuesto.

La apuesta sin duda fue grande. La más significativa técnicamente fue la de grabar a una sola toma de cámara. Idea que surgió del trofeo en broma que le dio la 1013 al big boss por haber utilizado la mayor cantidad de film en The Red and the Black. Carter pensó en una forma de economizar cinta y se inspiró en esta técnica usada en la película The Rope de Alfred Hitchcock donde no hay corte a un diferente plano. Esta sería la mejor forma de explicar Triangle. No vamos a tener cortes a un primer plano o corte de un personaje a otro. Vamos a tener un vaivén de la cámara para llegar al punto que quiere llegar. Esto le da un pequeño aire a documental y a acción real que tiene sus pros y sus contras, ¡que lo diga Carter!

La principal situación es que si bien hay ahorro en el film, las tomas deben ser muy bien planeadas y hechas con bastante sincronía y timing. Un error en una parte avanzada de la escena significa tener que repetir todo de nuevo. Tanto actores como camarógrafo debía tener toda la escena en la cabeza y saber en que momento entrar. Carter señala que hubo cortes dentro de los grandes segmentos que se ayudaron a ocultar con un paso a negro o en el caso del ascensor con el cierre y abre de la puerta. Ayudas que le sirvieron para no hacer de esta filmación una pesadilla pero aun así requirió un esfuerzo extraordinario de parte de todos para el maravilloso producto final que se obtuvo.

A partir de la idea de hacer el episodio en esta técnica ya crea un ambiente de -tiempo real- de los sucesos ocurridos- y obliga a que esta fuera una historia de un periodo corto de tiempo. Carter le añade el contexto de que sea cíclica y en parte termine como comenzamos el teaser, con Mulder en el agua.

¿Por qué tan corto el comienzo? Por esta misma razón argumental de contar en bloque y tiempo real la historia y en el ejercicio de la economía, lo único de debíamos saber antes de entrar al episodio es que una persona, muy seguramente Mulder había naufragado. El resto que se utilice en las otras escenas.

Carter básicamente diseñó la historia basado en los cuatro grandes bloques que tendría. Tenemos entonces cuatro largas escenas correspondientes a los cortes comerciales y un epilogo.

  1. Mulder abordo.

Los momentos iniciales pasado el teaser podemos ver que definitivamente no vamos a tener un episodio normal. Mulder es sacado del mar por marinos ingleses y comienza la confusión por todos lados. Rápidamente encontramos de que se va a tratar esta sola cámara girando y avanzando de un lado a otro y de como las cosas se van a tener que adaptar a ella.

Hablamos casi de una filmación estilo dogma 95 donde lo natural predomina sobre lo elaborado. La luz de las bombillas interfiere haciendo esos haces de luz, la iluminación viene y va, los actores se ven más naturales y la camara usa un lente más o menos ojo de pescado para hacer diferentes los planos. Todo esta dado para que Triangle sea visualmente diferente a todo lo demás.

Otra característica que vemos de inmediato es la poca iluminación, casi hecha con luz natural. Nunca me han quedado completamente claras las razones técnicas a porque utilizar tan poca luz a excepción de un truco para poder cortar en algunas partes y recrear mas la sensación de realidad. También puede ser que al mover la cámara de esa forma sin cortar significa que esta debe adaptarse a la situación lumínica que haya, no se puede preparar la iluminación de manera tan rápida. Por último, la historia ocurre en una noche y particularmente las escenas mas oscuras suceden en cubierta.

Mulder parece haberse metido en un lio bastante grande cuando la sensación de haber despertado en el país de Oz se hace cada vez más evidente. Los marinos lo llevan como prisionero y el parece tomar la situación con calma y humor (a él también le llegó el memo de tomarse la sexta temporada con frescura) e intenta convencer que Estados Unidos no esta en guerra, hay algunos problemillas en la Casa Blanca (esa época pre 9/11 donde el problema era un escandalo sexual) y finalmente se nos revela que investigaba Mulder en el mar. Damas y caballeros nuestro spooky favorito por fin fue a averiguar que sucede en el Triangulo de las Bermudas.

Escéptico de estar en otro tiempo y sus interrogadores con peores problemas para resolver deciden dejarlo solo en la habitación. Pide ayuda pero se encuentra con la noticia. ¡Es verdad!, estamos en uno de los peores momentos para ser un viajero en el tiempo, específicamente Mulder cae en el 3 de septiembre de 1939, la guerra ha iniciado.

Rápidamente la cámara gira y sigue la segunda sorpresa para el agente, su encuentro con los nazis comienza con Spender y ante la sorpresa y el evidente sentimiento natural de golpearlo, logra noquearlo y descubrir que se trata de él.

Esto nos crea muchas dudas respecto a la gran interrogante del capitulo. ¿Dónde estábamos? ¿1998?, ¿1939? Por supuesto que el triangulo de las Bermudas nos ofrece el mejor lugar del planeta para pensar que hubo un viaje en el tiempo pero tener a los personajes de la vida de Mulder dentro del espacio tiempo de 1939 inclina la balanza más hacia el sueño.

Mi balanza se inclina más a un juego extraño de dimensiones para aclarar un poco el recurso de estos personajes, recurso que argumentalmente me imagino fue más poderoso que practico para llegar a explicar que sucedía. Carter, no olvidemos, deja mucho del mago de Oz aquí y eso hace que el factor argumental gane ante las teorías plausibles. Y por supuesto, recordemos que le encanta que quedemos con la duda.

Creo que es importante entender el aire de cuento que le dio el big boss a la historia, casi como en PMP, tiene ese aroma a realismo mágico que permite encontrarnos con una versión de Scully en esa época o de la secretaria de Kersh  cantando Jeppers Creepers.

¡Quite sus sucias nazis manos de encima que tienen un reloj que no concuerda con mi espacio tiempo!

Mulder intenta escapar de los nazis vestido como tal (de nuevo Mulder, debiste tomar clases de alemán como Scully) y en esta carrera se encuentra con la versión Scully 1939 y podemos ver su alivio al encontrar una cara conocida y amiga en medio de toda esta locura, aunque ella por supuesto no lo reconocerá (¿donde estará el Mulder de esta dimensión?) y de nuevo es llevado a rastras, esta vez por los nazis donde sus superiores. Es un capitulo de mucha exigencia física para David ser llevado y golpeado por todo un barco toma larga tras toma larga.

El capitán ahora es prisionero y nuestro Darth Vader es la rencarnación de las SS y no podría ser de otra forma. Cancer man sin duda representa la maldad en forma pura y esa misma descripción aplica al nazismo. William B. Davis, como lo dijo Carter, nos brinda el mejor alemán que pudo practicar para la ocasión y se ubica como el enemigo a vencer o al menos a escapar.

Skinner también fue bien situado. Trabajando para los malos, pero protegiendo y ayudando a los buenos. Y de sobra decir que fue el héroe, en ambas dimensiones (Y que Pillegi tenía nociones de alemán).

Con las cartas sobre la mesa y la mayoría de jugadores puestos en el tablero nos vamos al primer corte oficial. David se salva de otra arrastrada por el Queen Anne porque esta fue off screen.

  1. Scully en el FBI

El hecho de no existir tantos cortes en las escenas hace que los que haya sean tan drásticos. De la oscuridad de la noche en que la guerra estalló, la cámara literalmente entra por la puerta a las oficinas del FBI comenzando una de las mejores escenas de toda la serie. Sin exagerar.

Me parece más que simpático el hecho que muchos la cataloguen como el mejor de los cuatro actos y no está en la parte más arriesgada de la historia o del presupuesto, sino que se desarrolla en las oficinas del FBI y el objetivo es bastante sencillo, Scully en 1998 se entera que su compañero se fue de freelance a investigar los misterios del mar y esta perdido.

Los encargado de esta información son los nuevos best friends de nuestra agente, los Pistoleros y le indican que Mulder esta perdido en algún lugar del triangulo del diablo y se requiere rastrear al Queen Anne para encontrarlo.

Fue una de las mejores soluciones creativas al recurso de filmación que tenían. Poner a Scully en una carrera frenética por las oficinas resultó igual de surrealista que cualquiera de las escenas de 1939. Me es un poco difícil ponerme en el contexto de preocupación de la agente porque yo se donde esta Mulder, pero vamos a verla con todas las emociones al extremo en su labor.

A partir de comenzar su búsqueda vamos a ir también como en montaña rusa acompañándola detrás y siendo testigos de cosas que temporadas antes ni soñábamos, la música de Snow nos ayudó a comenzar a acelerarnos como Scully buscando ayuda.

La primera parada es Skinner, la más segura de las opciones. Scully puede tener sus dudas respecto a él pero ha sido un aliado en los momentos necesitados. Como les comenté en el review que hice en esa época, pude apreciar el cambio de su relación con una escena similar de End Game

En End Game, Mulder esta perdido y como siempre deja a Scully por fuera, ella busca ayuda y piensa primero en Skinner. Este le niega la ayuda y ella casi le suplica para que se la de, como no fue posible se va cerrando duro la puerta.

En Triangle, Mulder esta perdido y como siempre deja a Scully por fuera, ella busca ayuda y piensa primero en Skinner. Este le niega la ayuda y ella casi le exige que se la de, como no fue posible se va no sin antes decirle: Salve su pellejo y salvara su trasero junto con él.

Y aun mas cambia su reacción al Skinner encontrar ayuda

End Game: Skinner quien además esta vuelto nada después de pelear con X, recibe una mirada preocupada y un ¿cómo lo logro?

Triangle: Skinner recibe un beso, abrazo y un muuuyy cercano y emotivo, ¿Cómo lo hizo? Como dijo una amiga sarcásticamente, ¡Eso es amor! y yo le conteste, esa ha sido siempre mi teoría.

Hoy en día sigo viendo el cambio radical y aunque el tono de este episodio era una carta blanca a los comportamientos no habituales, la relación Skinner y Scully evolucionó mucho y su aparente siempre conflicto de lealtades me parece que la hace tremendamente emocionante.

Volviendo a la carrera frenética, aparentemente Skinner esta cruzado de manos y no podrá ayudar, la cámara sigue a Scully quien acaba de mentarle la  madre a su ex jefe y decide ir por la segunda parada y entre cada una de estas hay de los mejores detalles, los recorridos del pasillo. Como no hay cortes, se nos debe mostrar cada paso y así como David debe llevar a Mulder al grado físico extremo con sus correteos, golpes y arrastradas, Gillian en un rango más corto nos debe mostrar sus emociones y descontroles. Sencillamente el juego de los ascensores fue una de las mejores ideas, permitió tomar a este personaje perfectamente dibujado a lo largo de los años y ponerla en este tono de comedia seria que ya habíamos visto en Scully pero no de esta forma.

Poder ver que puede tener las mismas reacciones que nosotros ante la presión es sin duda emocionante. Jamás la habíamos visto interactuar con las agentes del FBI y luego de verla salir del ascensor podemos intuir que la chica es todo un enigma para sus compañeras pero esta vez solo recibieron trato fuerte a la salida. También estos fueron toques de teatralidad que le dio Carter a la historia, como lo veremos más adelante cuando las cosas se complican en el barco.

Como les dije la siguiente parada es bastante inusual. Su nuevo jefe Kersh. No la mejor opción pero ante la situación de Mulder en peligro, tal vez algo se podía conseguir.
Pero rápidamente vemos que la impulsividad de sus acciones la hacen cometer un grave error que nos deja gritando ¡sal de ahí! Kersh recibe visitas del Fumador y acabábamos de interrumpir una. Lo cual sería una valiosa información de no ser porque las prioridades son otras, por ejemplo intentar superar el hecho de que tu nuevo y fastidioso jefe no solo no te va a ayudar sino que sabe que su agente problema esta metido en uno.

No vemos su rostro, pero lo sabemos a la perfección. ¡Bravo Gillian!

De nuevo las palabras sobran para su expresión cuando sale de la oficina. Aquí una parte que me pareció excelente y fue como el racionalismo de Scully salió a flote y llama al celular de Mulder. La Scully de siempre lo hubiera hecho, solo tenía la palabra de sus amigos, pero, ¿y si Mulder ya había logrado salir del apuro? Desafortunadamente para ella, la llamada no entra, así que la locura continúa.

La pregunta es a donde ir si ya se acabaron los recursos grandes y es aquí donde toma una de las decisiones s más peligrosas, ir con Spender.

La estrategia es usar el mood Clint Eastwood y apalear a Spender como “cabeza” de los X-Files para conseguir información. La paliza verbal  nos recuerda a la Scully de 1939 que quería mostrarle las estrellas de la bandera a Mulder.  Tanto el lenguaje como el tono son muy salidos de lo que estamos acostumbrados en ella, parece parte del surrealismo que le quiso dar Carter a la historia. Si no estábamos en lo más natural del mundo en 1939, en 1998.

Si bien es extraño no les he dicho que no me gusta, de hecho me parece increíble, hace parte de toda la magistralidad del episodio. David lo hace de maravilla en el barco, Scully lo hace de maravilla en el FBI y recordemos toda la sincronía que estas escenas tuvieron. Algo centrado en el canon de los personajes no hubiese funcionado.

Spender hace su papel de rata bastarda y pequeña comadreja y por supuesto no ayuda a Scully quien tiene ya bastantes problemas contestando el teléfono de su antigua oficina y haciéndose pasar por Fowley.

Ahora, siempre me ha parecido un hecho interesante que en el marco de toda esta historia de buscar el paradero de Mulder, Scully ya encontró pruebas en el FBI de la participación de Kersh y Fowley en la conspiración. No se si ella logró identificar la voz de Cancer Man pero de ser así  lo más lógico es que de cara al Full Disclousure, Scully si le hubiese notificado a su compañero de estas cosas terminado el episodio en el triangulo.

Comenzando a estar acorralada, con Kersh, CSM y Spender en un piso, parece que su salvación esta en el otro y Skinner es quien salva la del aprieto en que se metió por involucrar a tantos, Scully siempre debería saber que su ex jefe no se iba a quedar solo cruzado de manos, y mucho menos ahora que sabe que la recompensa pueden ser besos.

Skinner nos pagó para publicar su beso con Scully antes que el de ella con Mulder. No te preocupes A.D, a todos les quedo claró quien ganó la competencia.

Por supuesto esto fue también de lo más comentado en el episodio y que ya solo sigue la corriente de comportamientos poco usuales que ya veíamos, de hecho para ella fue un acto reflejo que no tuvo una reacción de arrepentimiento, ni siquiera viendo a Skinner hecho azúcar y sonrojos. Sirve también para ya detectar este profundo amor secreto que le tiene nuestro A.D a su agente que en el marco de la temporada light de la serie tiene este tipo de resultados.

Un tren sin frenos es Scully quien no parece notar que acaba de besar a su ex jefe y celebra en el ascensor la obtención de los datos. Buen detalle el de meter a un testigo allí de la danza de la victoria y finalizamos con la camioneta hippie llegando sincronizadoramente para terminar la escapatoria.

Me recuera mucho el final de 1979 la forma como Spender sale al final intentando alcanzar el auto. Scully escapa con los datos en frenéticos 10:20 minutos que duró esta secuencia.

Mi completa admiración al equipo de la 1013 para hacer esta elaborada secuencia, cambiar sutilmente pasillos, seguir en steady cam a Scully y de parte de Gillian darnos ese lenguaje corporal de decisión nerviosa y de saber que no estaba haciendo las cosas bien, pero triunfar al final, muy bien logrado todo y la recompensa es que realmente quedamos con el corazón acelerado cuando la cámara se funde a negro.

  1. ¿Quién es el científico?

Mientras Scully intenta encontrar las coordenadas del paradero de Mulder, este spoilea a todos en el barco con los hechos de la guerra (Mulder, ¿no te suena Volver al Futuro? ¿No revelar mucho del futuro a los del pasado por las posibles paradojas?). Es bastante probable que bajo este caos espacio tiempo creado, Mulder sea el responsable de la creación de las Spice Girls. Así tuvo tiempo para contar toda la historia mundial hasta 1998.

Nuestro torpe viajero del tiempo es llevado al corazón mismo del Queen Anne, a sus motores donde los marinos ingleses ahora también prisioneros se encuentran con los maquinistas y Mulder por sus spoilers resulta contándole lo que sucede a un espía. Los nazis interceptaron el barco pensando que el código Thor’s Hammer era un arma, Mulder, adelantado en su clase de historia les comunica que es un hombre, uno que puede cambiar la historia de la guerra apenas en un primer día.

Me parece perfecto que uno de los maquinistas le recuerda con total rudeza el mantra más sagrado de la serie que él parece olvidar cada semana “no confíe en nadie amigo”.

Hundido hasta el fondo, Mulder se encuentra con figura conocida. Kersh rastafario crea sentimientos encontrados que nos debieron dar una pista en ese momento de las intenciones de este personaje, bastante particular aunque técnicamente por su color debió ocupar un lugar así en el barco, pero creo que fue una gran pista que Carter nos dejó.

Spender pidió una Scully’s box y lo único que obtuvo fue este sombrero.

Mulder fracasa en llevar el barco de regreso y si, de nuevo es llevado al salón para la parte de “¿Quién es el científico? Con la participación de Thor’s Hammer, Los nazis de la conspiración, Scully 1939 y por supuesto Mulder. De todo este juego, no logra llevar a buen término el engaño que el mismo propicio contando a todos que va a pasar y los muertos comienzan a llegar, estos nazis no se lo toman en broma y las muertes obligan a Scully a intervenir sin suerte alguna.

  1. Motín en el Queen Anne

El último de los cuatro grandes actos tiene un cambio en la técnica. Si bien seguimos con la toma larga, ahora las dimensiones se van a mezclar, porque mientras Mulder y Scully 39 intentan escapar del fusilamiento nazi, Scully y los LoneGunmen van a abordar el Queen Anne para buscar a su compañero.

La solución de Carter para mezclar las dimensiones de manera efectiva y que no se notaran los cambios de escena en su capitulo que precisamente no debía tenerla, es el video de la canción Closing Time de la banda Semisonic. De hecho este video es hecho en la misma técnica de una sola toma. La división por la mitad de las pantallas con desplazamientos también me recordó a las transiciones de Star Wars.

Carter de nuevo crea una secuencia de acción como la del FBI pero esta vez en el crucero. Con Scully y Mulder siendo apuntados con una Luger y el científico descubriéndose a si mismo para acabar con la situación. Parece que es el fin para la recién creada pareja y simplemente se abandonan a su ejecución. Este es uno de los cortes más visibles que tenemos pero en si es también muy bien logrado los soldados cruzándose para pasar a un corte obvio y podemos ver un salto en las poses de Mulder y Scully. Este mal logrado corte me trasnsmite mucho esa sensación de abandonarse al destino. Que bien lo hicieron David y Gillian durante todo el capitulo, ante cada situación.

El realismo mágico regresa con el motín creado por la tripulación desde las maquinas tomándose el salón. No muertos, no sangre, solo golpes al ritmo del swing mezclándose con las tomas del singular grupo de rescate por los pasillos del ahora barco abandonado en la dimensión de 1998.
Les había hablado de la teatralidad del episodio y aquí cumple efectivamente esa función, la música al estilo big band acompaña de maravilla la escena. Snow elige este ritmo para el climax de las dimensiones y es uno de los mejores acompañamientos que pudimos tener. Pasé muchos años buscando cual era la canción exacta utilizada (porque sabía que no era precisamente  Sing, Sing, Sing (with a swing)). Pero esa historia se las tengo en el Song in the Key of X de este episodio.

Mulder logra escapar con su Scully de rojo entrando en los pasillos del barco, entrando en el timing de ser perseguidos en una época ser buscado en la otra y cuando de nuevo todo se ve perdido y van a volver a ser prisioneros, Skinner salva el día de nuevo y reafirma sus lealtades mostrándose como un infiltrado en las filas nazis.

La música avanza y en este vaivén de huir y buscar nos acercamos a una de las escenas más anticipadas de la temporada donde el efecto de la cámara dividida cobra aun más fuerza.

El cambio de Scullys es sin duda el clímax de la historia, dándola como real y visualmente una de las más increíbles escenas que podemos tener. Este cambio en el que tenemos a una Scully de los años 30’s cobra más riqueza cuando la cruzamos con la de los 90’s y solo podemos ver su fuerza en la pantalla en ambas dimensiones.  Con esto podemos también concluir que las dimensiones están en el mismo espacio más no tiempo al tener esta reacción las directamente implicadas. Aunque Mulder no resulte ser un buen viajero del tiempo, me parece que Chris Carter si lo puede ser.

La escena de la tremenda trifulca armada en el barco se va extinguiendo con la de la oscuridad del resultado de tal vista décadas después. Scully llega a un Queen Anne fantasma, ellos no hicieron el salto en el tiempo.

En 1939 aun falta el último cartucho de Mulder para salvar la historia y Scully es su única esperanza.
Basado en su confianza así ella no sea del todo la Scully real, él intenta convencerla para tomar las riendas del motín y devolver el barco a su rumbo original.  Escena bastante intensa por la constante de Mulder en todo el episodio de intentar convencer de algo muy loco a cada uno con los que habló. Si esta persona es la escencia de Scully, Mulder debería saber lo difícil que va a ser convencerla y él lo sabe perfectamente pero lo hará porque siempre lo intenta, siempre intenta convencer a Scully de ayudarlo, así no este totalmente convencida.

El giro sorpresivo de Mulder en las habituales conversaciones que tiene con su Scully es el regalo shipper de disculpas de Carter frente a la fallida escena del pasillo en FTF.

¿Largo compensa a oscuro?

De un momento a otro él entiende que ya todo esta dicho, conoce a Scully y sabe que le hará caso a sus indicaciones, el beso  fue algo así como un último deseo, porque sabe que sus chances de sobrevivir no son buenas, que puede que la historia se vaya al caño y por supuesto, que esta besando a una Scully de otra dimensión a la que no va a tener que dar explicaciones. Es Carter comenzando a escribir sobre la relación romántica real de sus personajes bajo el seguro de vida de que se trata de algo sin compromiso o real porque no era realmente Scully.

Pero queda bastante claro que Mulder quiso saber como es besarla, si abandonaba el mundo, no lo haría sin probar lo que se perdió por no saber finiquitar luego la revelación ya hecha en cierto pasillo, por fin vamos teniendo confirmación de que esta escena no es un hecho aislado y generado por el sentimiento de perderla, aunque si, aquí también hay de eso y vamos viendo que a él le gusta jugar sobre seguro.

La reacción de ella fue la que debía ser, como dice Mulder “I was expecting a left”. Como que confirmamos que es nuestra Scully (que siendo una dama en los 30s hubiese sido lo obvio una cachetada, no algo tan audaz como un puño). No encuentro que otra reacción pudo tener. Realmente no se podía esperar más en las manos de Carter y en la de cualquier escritor que sabe que al público no se le debe dar todo lo que pide. Ocurre con el mismo beso en si, no podiamos esperar algo tan directo y luminosos como hubiesemos querido pero si me parece que como recomensa tenemos un beso increíblemente largo para lo que estábamos acostumbrados. Mulder se llevo perfecta idea de lo que es besar a Scully.

El recien golpeado salta al agua y Scully le lanza un salvavidas para que la otra Scully de nuestra dimensión lo rescatara, la odisea de ambos finaliza como comenzó el episodio, con un cuerpo flotando en el mar.

  1. Epilogo. I love you.

Aquí podía terminarse la historia pero así como con el teaser, Carter crea un epilogo de Mulder en el hospital despertando en casa (referencias obligadas al mago de Oz de nuevo) y todo ya es tranquilidad y bromas por parte de todos.

Snow se va haciendo intimista con la música en este reprise del tema principal para dejar a Scully y Mulder solos, la hora de surrealismo termina con la declaración de Mulder, se escapa el famoso “i love you”.

Mulder es tomado como sedado en esta parte, así debía ser, aunque él haga todo el esfuerzo del mundo para hacer esta declaración, ayudándose con sus dedos para invadir como hace siempre el espacio personal de su compañera. Es una escena totalmente shipper pero que debía ser así, para él era el momento indicado, para ella no, ella no vivió toda la experiencia en el barco, para ella solo fue un loco acto más de su compañero. Tal vez podíamos tener la pista de como reaccionaría ella al ver como lo hizo su contraparte de 1939. Simplemente Scully no esta aun preparada para ese I love you.

Terminar el episodio con Mulder tocándose el golpe de Scully es uno de esos finales típico de Carter. Crear la duda de si fue real o no lo vivido por Mulder es parte fundamental de la historia. Podemos tener muchas argumentaciones de que pasó realmente pero la sensación que me deja cada vez que veo el episodio es que es lo que menos importa.

Triangle significó un gran esfuerzo por parte de muchas personas, desde el cerebro hasta los extras y fue uno de esos grandes momentos en que la serie demostró el gran valor de producción que tenía, me parece el peor de los desaires que los Emmy hicieron con Carter porque debieron al menos haberle otorgado el premio por dirección. La discusión se iría larga si analizáramos el porque los Emmys son como son, pero también pienso con cabeza fría que ya los tiempos estaban cambiando y sin duda ya el final de la época iba a traer otro ambiente en el mundo y la cultura popular americana que ya iba dejando el fenómeno de la serie de nuevo en las habitaciones de los x-philes que la seguíamos religiosamente.

No quisiera terminar el review con tono melancólico, si bien la critica no recompensó el trabajo de Carter y su gang, con premios, si se le reconoce lo que significó para la industria de la televisión encadenada al presupuesto y efectivísimo, lo más importante, creo que muchos x-philes admiramos la labor impecable de este episodio, algo tan salido del molde que podríamos catalogarlo como pequeña obra de arte en la pantalla chica. Un Triangle hecho realidad.

TRIANGLE
Para nunca olvidar: En una dura competencia gana el cruce de Scullys en el pasillo.
Podriamos vivir sin ello: La oscuridad reinante en algunas escenas.
NOVIEMBRE 22 1998
6X03
Writer: Chris Carter
Director: Chris Carter

 

Anuncios

10 comentarios sobre “Triangle 6×03 {2012}

  1. Magistral episodio e igual el review Angie!! Gracias!!
    Y en cuanto a: “largo compensa a oscuro?” aún estoy en debate conmigo misma!!jajajaja

  2. Me encanto el review de este episodio, Sabes que el beso de Skinner y scully lo filmaron 42 veces porque a carter ninguno le gustaba? muy bueno el blog. congrats.susana

  3. felicidades, la manera en que detallas triangle es maravilloso, me fascina todo, desde la locura que vive mulder en el barco hasta la carrera maratonica que hace scully por tener los datos que necesita para poder rescatarlo y mas el beso de despedida.. lo único malo es que la reacción de dana cuando escucha la declaración de él me frustro, eso de decirle: ¡oh brother! no era lo que esperaba.
    ¡¡bravo por mulder por ser el primer en decir I love you! expreso lo que realmente siente por ella aunque ella no lo quiera aceptar

  4. Muchas gracias a todos los que han comentado, valoro cada uno de sus comentarios y me animan a continuar. No es una labor fácil o rápida pero mi meta es tener todos los capitulos en reviews.

  5. Después de un review tan completo, que mas se puede agregar. Solo felicitarte por darte el tiempo de ir desmenuzando cada episodio de los x-files

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s