Dreamland II 6×05


SCULLY: I’d kiss you if you weren’t so damn ugly.

Siento demorarme en la segunda entrega, el fin de año llega con todos sus afanes y cierres finales y la energía va cada vez más llegando al nivel rojo, que cuando sales a vacaciones, lo único que quieres es descansar… si tus dos Jack Russell Terrier te dejan por supuesto. Esperemos que los siguientes reviews fluyan más rápido, ¿promesa del 2013? No lo se, no suelo hacer propositos de año nuevo.

Como lo había dicho, el esquema de la historia fue preguntarse qué había sucedido en la primera parte y cómo lo solucionaremos en la segunda. Durante Dreamland tuvimos ese viaje de confusión y situaciones cómicamente incomodas mientras Mulder intentaba encajar y no ser descubierto en el Área 51 y Scully lidiaba con un nuevo y bastante desagradable compañero.

El episodio comienza de una forma poco usual a la cual esperábamos, pero no puede ser de otra forma, fue bastante especial y muy divertida.

Morris hace un muy buen resumen de la biografía de Fox Mulder (que fotos tan artísticas dejan poner en los expedientes). Tal vez a estas alturas ya la sabemos de memoria, pero sin lugar a dudas es indispensable detenernos a revisar un poco el objeto central envuelto en toda la comedia que significaron estas dos partes.

Morris al igual que su antecesor Van Blundht, nos dice que Mulder reúne todas las condiciones para tener la vida más codiciada entre las codiciadas y nos van mostrando algunas cosillas inéditas de su infancia (por supuesto, ¡el disfraz de Spock!) y como a pesar de las orejas caídas, la vida parecía sonreírle hasta que Samantha desapareció. Excelente flashback que nos muestra un Mulder niño que no habíamos visto antes, tal vez porque casi siempre concebimos a nuestro agente luego de que le arrebataran a su pequeña hermana. Magnifica toma final de ella , muyhasta melancólica.

¡Saludos de la familia Mulder! ¿Esas marquesinas no les recuerdan un apartamento de número 42?

La vida parece haberle seguido sonriendo aunque en definitivas todos los éxitos académicos y laborales son producto del ensimismamiento sufrido ante su perdida. Para Morris, el camino se desvió y Mulder puede estar a punto de perder la mente por completo y andar tirando el carrito como él dice (aunque no deduce que es Scully quien le ha mantenido en la cordura un buen tiempo), pero  las cosas van a cambiar, él ahora esta a cargo y ha logrado mucho, mucho más que Eddie sin duda al lograr adaptarse, por supuesto le quedaba más sencillo a un hombre de negro que aun barrendero (pero ya vamos a ver el punto en común que los hizo caer). ¿Logrará ser el nuevo Fox Mulder? Veamos si Scully lo deja.

Tras los créditos continuamos con la acción donde la dejamos con una nueva visión para Scully de la situación. La revelación ha llegado y es cuando vemos las cosas tan claras. Seguramente no es fácil aceptar que tu compañero no lo es, pero es claro que ya lo sabe y ella también va a entrar en el juego de hacer teatro hasta encontrar que hacer.

Por el momento tiene que asumir su primera escapada en solitario del FBI y la ira de Kersh. Y como rookie está siguiendo muy aceleradamente los pasos de su compañero, en un segundo ya es la chica rebelde del FBI y ha sido suspendida (aunque recordemos por ahí que no ha sido la primera vez, en The Blessing Way también queda en vacaciones obligatorias)

Pero esta situación parece muy conveniente a ambas partes, Morris aprovecha para atacar rápidamente y eso significa que ella puede de igual forma elaborar un plan para desenmascararlo y obligarlo a revelarle que esta pasando.

Del otro lado Mulder tampoco la va a pasar muy bien estos primeros momentos, recluido y con su futuro incierto se encuentra con una de las mejores escenas de las dos partes, el regreso de la abuela Top Gun, donde Julia Vera nos da una actuación fenomenal, realmente de las cosas que más me gustan de Dreamland es esta actuación donde podemos ver de la manera más cómica el tema del cambio de roles o de cuerpos. La abuela nos sorprende con vocabulario y lenguaje corporal que al menos a mi me hace reír a carcajadas cada vez que escucho su relato de como no estaba en su mejor día para volar. Shit happens abuela Top Gun.

Que bien narrada es la historia de este accidente por la abuela Top Gun y Michael Watkins en estas tomas.

Mulder también rinde cuentas pero le va mejor, logra salirse demasiado fácil de la situación que estábamos viendo realmente mal. Alguien le ayuda y vamos perfilando al general y lo mejor es que nuestro “Morris” aprovecha muy bien la situación, lo hace de maravilla haciendo quedar a Howard mal y él resulta siendo el sancionado. Mención especial para la risa de Duchovny en toda la escena.

Fletcher prepara la velada romántica y el apartamento de Mulder es todo un desafío para esto. Una de mis partes favoritas fue haber revelado ese casi misterio de la habitación de Mulder.

Vaya reto presentar este protagonista oculto que hemos tenido por tanto tiempo, creo que solo conocemos el apartamento de Mulder en situaciones limite como que le esconden micrófonos, esta a punto ser saqueado, o tal vez poniendo la X en la ventana esperando por su informante. En tales casos solo habíamos visto su sala (reunión de importante encuentros como cuando Skinner y Scully se apuntaron con armas) con su clásico sofá. La vida de Mulder en su espacio personal se reduce a eso, a su sala y su sofá donde duerme. El misterio estaba en por qué dormía en el sofá y no en su cuarto, además de para crear un personaje más inquietante y apartado de las normas.

Dreamland lo soluciona diciéndonos la clarísima respuesta que debíamos tener. Por supuesto, Mulder es un desordenado que termino dejando su cuarto como deposito. ¿Les creemos? ¡Por supuesto! Mi cuarto comienza a parecer eso en ciertas épocas.

Lo realmente increíble será como Fletcher desocupa todo para estar listo para su velada romántica y tiene todo listo, el hombre es realmente rápido en la logística como vamos a ver porque, desocupar todo el cuarto, buscarle lugar a las cosas (que no se pierdan las revistas porno por favor), y lograr que le instalaran una cama de agua en una tarde creo que solo lo logra un hombre de negro definitivamente. Al parecer el lograrlo con Scully lo vale.

En Rachel Nevada las cosas toman tinte de divorcio. Nuestro hombre encubierto no superó su papel de esposo y padre y en menos de dos días ya tiene todo al borde de la separación con Joanne. Aunque eso realmente no le interesa mucho. En el fondo él sabe que esta situación no es sostenible y él no puede llegar a ser lo que estas personas necesitan, por eso no hay conflicto, no es el foco de atención, porque lo que si comienza a preocuparle es que ahora esta vigilado y tendrá que lidiar con esta situación.

Intentará razonar con Joanne pero eso es realmente muy difícil, atinarle a que le crea a la primera es bastante difícil, no se logró con Scully y eso que ella ya ha visto muchas cosas extrañas e inexplicables. Joanne solo ve a su esposo en crisis de la mediana edad, negando su existencia y si vemos como es Morris, lo entendemos perfectamente, de hecho él esta arreglando el desordenado apartamento para tener sexo con Scully.

Esta escena de la “cita” es sin duda es un regalo para los fans y la más popular del episodio. Los shippers en la búsqueda de que se nos muestre cualquier movimiento entre Mulder y Scully son felices, así sea en una comedia de confusiones. Ese es el status de la relación, se ven más cosas pero solo se da el permiso que sean del tipo que se puedan retractar.

Posible portada de un fanfic NC-17 reemplazando a Morris por Mulder digitalmente.

Es un status de la tensión sexual no resuelta a la que se llega cuando ya hemos tenido avances. La escena del pasillo nos deja en una zona donde ya no se puede negar la relación, pero Carter y su equipo aún no están preparados para avanzar y por eso nos dan estas situaciones confusas de “si pero no”. Lo que si tenemos es una escena bastante divertida y que sin duda solo veremos en un episodio como este. Imaginemos por un momento a Scully planeando lo de las esposas, con solo eso ya mi mente explota, muy buena oportunidad para ver este lado sexy de nuestra agente, así sea teatro pero es una buena forma de diversión gratuita que nos dan para este capitulo. En el anterior ella tuvo que hacer de seria (cosa que en la comedia, también le va muy bien) pero en este momento, ella entra al juego y vemos que lo sabe hacer a la perfección. Le sigue la corriente a Morrirs y se da para este juego inconsciente Shipper que también se agradece mucho, la cama de agua, ellos dos acostados ahí, los espejos para que veamos es a David. Creo que voy a recordar siempre que fue un amigo ya adulto quien me hizo caer en cuenta que esto de los espejos en el techo es de los moteles, a lo que yo tuve que decir, ah, sí claro, aunque ni idea, pero si me hizo subirle mucho más morbo a las intenciones de Morris en su nueva vida.

Gillian lo hizo maravillosamente, ese lenguaje corporal incomodo en mayor o menor medida en toda la escena, el hecho de si, haberle seguido el juego a este personaje pero tampoco llegando como una femme fatale, sino conservando esa escencia ñoña que tiene (vamos, que se fue con traje para ir a trabajar) y sobre todo, sobre todo ese acento cuando dice, “Do you know what would really be fun?” que sexi y que Scully a la vez.

Todo muy divertido hasta que ella saca las esposas y él siente que ha coronado (Realmente nada conoce a Scully si creyó haberla hecho caer tan rápido y fácil). Si, estamos a punto de ver acción en esta serie, si no es porque ya tenemos que parar el teatro y Scully saca sus cartas. Morris, caíste con el viejo truco de las esposas.

Scully parece haber despertado de un letargo y ahora la tiene muy clara, la farsa ha terminado, Fletcher cree que tiene la ventaja por la imposibilidad de hacer el cambio fácilmente o tan siquiera saber como hacerlo, pero la solución comienza a venir con el informante que dio origen a toda esta historia y ese será el punto de referencia para Scully y su ahora forzado y obligado compañero de situación. Y sigue siendo divertido, Fletcher/Scully termina siendo una pareja que nos da comedia, gran acierto.

Llegamos a la escena donde los mundos colapsados se vuelven a encontrar, esta escena del bar es bastante importante.  El encuentro con el informante que resulta ser el general nos presenta todo el potencial de la comedia de situación que X-Files nos puede dar.

Scully y Mulder se reencuentran y creo que es satisfactorio para el pobre Mulder que al menos ahora si su compañera le crea. Al menos ya contar con ella hace más llevadera esta situación.

Todo converge y se va mezclando, y el lugar donde van fluyendo personajes y situaciones es el bar. Mientras Fletcher va por órdenes de Scully a ver al informante, Mulder y Joanne se hacen normales hacia la vigilancia que llega al sitio. Parece todo fácil pero los personajes se nos van a ir mezclando. Como lo dije, Mulder encuentra a Scully pero Joanne los ve, de nuevo la destructora de hogares en el horizonte y Mulder se gana un trago de licor en su camisa, la escena en el baño ya es el encuentro frente a frente de ambos afectados y volvemos a ver que el buen casting hace maravillas en la historia. El encuentro de los dos afectados es bastante interesante, por fin juntos y por supuesto no va a hacer un feliz encuentro. Tanto David como Michael Mckean hicieron perfectamente su tarea en toda la historia y este reencuentro es una buena oportunidad para decirlo.  Para este momento, ya reimos mucho con David interpretando a un Mulder encerrado en los suburbios del Area 51 y Mckean ya hizo algo muy difícil en la serie, hacer que su personaje entre en la mitología (así sea la light) y se haga un lugar.

Muy buena la escenografía de este baño, perfectamente creíble que es ese lugar abandonado de todo bar, que nos ofrece un refugio para dos cabezas que se asoman ante un general caído por segunda vez en el intento de ser buen informante, aunque es bueno ver que lograron hacer un plan con Mulder como señuelo para salir victoriosos y tener la caja negra del avión experimental… u OVNI, como prefieran llamarlos.

La inclusión de los LoneGunmen no ha podido ser más acertada, el trio era lo que le faltaba a la historia para tener ya todo. Hasta esa pequeña añadidura de interrumpirles su desayuno con clase de español y todo es un detalle de lujo.

La visita de Fletcher por los cuarteles generales del Magic Bullet no deja al trio bien parado, él con su desilusionante realidad nos deja a los conspiradores fríos con la “verdad”. Rápidamente ellos van a descubrir que no es su amigo y que con la que tendrán que hablar es con Scully.

Y atentos a su explicación, es su primer paso en el mundo de ser creyente y nos deja a ver que faltando Mulder ella es quien toma las riendas de la situación. Los LoneGunmen la miran esperando su aprobación ante tal hecho absurdo de un cambio de cuerpos, pero si Scully te da su visto bueno en un asunto como este, sujétense el cinturón de seguridad, las cosas estarán movidas.

Scully por supuesto debe encontrar respuestas y es satisfactorio ver como cada vez más va aceptando que los lunáticos amigos de su compañero son la ayuda ideal. De hecho trabajan muy bien los cuatro, lo hemos visto ya en varios episodios como The End y One Son, supongo siempre se nos hará un poco raro verla acudir a ellos, pero sin duda es una de las grandes amistades poco probables que nos regaló la serie.

Una escena que siempre me ha parecido rescatable para la mitología es la de Mulder con el general, donde él nos explica su motivación para contactarlo. Es bastante interesante encontrar que este hombre que ha trabajado toda su vida en el lugar de los sueños de nuestro agente, no tiene ni la menor idea de lo que ocurre allí y de donde son las naves que pilotean. Que haya tenido que planear todo ese accidente para contactar a Mulder y preguntarle si los aliens existen. Aseguraría que Morris sabe más que el general en todo esto. Mientras é tiene que buscar respuestas por fuera, Morris habla de cómo él creó a Hussein. Este capítulo reafirma la teoría conspiratoria de que todo es un invento del gobierno (tal vez el gobierno secreto) que se inventa todas las cosas para poder manejar un presupuesto de guerra alto. Esta comedia nos puede estar remontando a los inicios de la serie con Deep Throat.

Pero Dreamland II nos dejaba una sorpresa. Scully tiene que encontrarse con su compañero para informarle que encontraron los pistoleros y la escena se nos vuelve muy emocional.

No hay regreso en el accidente, no hay lugar a equivocaciones y si nos guiamos por la teoría del caos, es imposible recrear las cosas tal como se dieron en el accidente.

Scully vuelve las cosas muy emotivas, me recuerda mucho su reacción en Pusher, como se descompone inmediatamente al ver a Mulder en peligro, aquí es esa negación profunda ante no poder estar más con su compañero.

Que difícil situación sin retorno el que se plantean en esta conversación que nos recuerda esas icónicas charlas entre ellos. De la imposibilidad pasamos a un informe de como va ir la vida de aquí en adelante y como Scully esta en problemas y aunque Mulder puede estar en mayores con su vida bastante desencajada, él solo piensa que la de Scully puede medianamente ser buena solucionando sus problemas inmediatos…. Hablamos de paradojas físicas y pasamos a ver que la realidad es que si las cosas no se solucionan, ellos tendrían que separarse, a no verse más como en el auto que tantas ganas tenia Scully de bajarse. Si, definitivamente cuidado con lo que deseas.

Siempre me ha parecido que la frase “te besaría si no fueras tan feo” fluye de manera natural porque es uno de esos momentos donde Mulder demuestra ese sentimiento de ‘ante todo estas tu Scully’.

Morris esta allí para romper el momento y recordarnos por supuesto, que él existe y es uno de los problemas que toda esta situación ha generado.

La despedida en medio de toda esta comedia es una de las escenas más tristes que tengamos, Anderson la saca por completo del estadio con todas sus expresiones. Mulder le da a su compañera ese simbólico (y a la mano) regalo de despedida. Aquí se acaba todo a menos que el milagro ocurra.

Y como la ciencia nos da una teoría del caos tan imprecisa, es mejor darle mano a otro recurso más fácil y practico que afortunadamente cae en manos de alguien que también quiere que las cosas regresen a su lugar. Los turistas dan la gran pista para solucionar este lio de cambio de cuerpos sin recurrir a la magia.

Scully también descubre la situación al encontrar la gasolinera intacta, esto se esta devolviendo y para asegurarse, Howard experimenta con la abuela Top Gun y el piloto. Detalles que pusieron muy cuidadosamente para encontrarle explicaciones más tarde.

Joanne nos regala el final de su seguidilla de issues con Scully que tanto nos divirtieron (Homewrecker saga) y finalmente Morris encuentra algo de redención con su esposa. Tal vez a él si le hubiese servido que tras el evento, la memoria no se le fuera.

Inexorablemente nos acercamos al origen fenómeno, ya sea que los detuvieran por la caja, como que Howard quiere hacer que todo vuelva a la normalidad, nos encontramos en la carretera en condiciones similares.

Morris se despide como debe ser y todo vuelve a la normalidad. No recuerdos, nada de esto ha pasado, un “Que bello es vivir” sin aprender nada, aparentemente. Aunque si se permite llevarse al menos una nalgadita a nuestra agente.

Tiempo para conversación final donde reflexionan que bueno, la vida no es lo que se vende en los catálogos pero se tienen el uno al otro y Scully tiene esa bonita moneda y Mulder experimento lo que es que alguien arregle el apartamento en su ausencia. ¡Magnificos regalos que nos deja la experiencia!

Y por eso está el 42 en Area 42.

Dreamland es la declaración de intenciones de hacer una temporada light, con todas las implicaciones que eso tiene. Es el ejercicio de comenzar a hacer mundos paralelos en la serie sin tener que dar luego explicaciones, con la posibilidad de quedar al final como se estaba al inicio pero con una aventura contada. Recomendaciones básicas, simplemente reir, es una saga donde la comedia dio lo mejor que la serie y sus personajes pueden dar.

DREAMLAND II
Para nunca olvidar: Como los demás si intentan tener citas con Scully como Morris.
Podriamos vivir sin ello: Cabos suelos como si los pistoleros quedaron sabiendo o no del evento (si todo volvió a la normalidad por qué el apartamento de Mulder y las monedas no).
DICIEMBRE 6 1998
6X06
Writer: Vince Gilligan, John Shiban & Frank Spotnitz
Director: Michael Watkins

 

Anuncios

3 comentarios sobre “Dreamland II 6×05

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s