How the Ghosts Stole Christmas 6×08


MULDER: Now, um… I know we said that we weren’t going to exchange gifts but, uh… I got you… a little something.
SCULLY: Mulder…
MULDER: Merry Christmas.
SCULLY: Well, I got you a little something, too.

Se que es imperdonable no haber hecho este review cuando correspondía, es decir en navidad. Aún cuando por fechas lo hubiese podido hacer. Más aún cuando ver este episodio es toda una tradición de las fiestas.
De hecho cuando caí en cuenta que luego de Dreamland venía esta historia, había planeado hacerla dos días después de navidad. Pero pronto vino el año nuevo y no estuve en esas fechas en casa, luego vino la última semana de vacaciones donde seguro iba a hacerse el review, pero lo que vino en sí fue la vida misma, que a veces te trae noticias que te cambian los planes a corto y mediano plazo en cuestión de segundos. La vida me tiene por el momento luchando en otras cosas, por lo que me ha sido duro sentarme a pensar en los reviews, por eso este  salió lento y en muchos borradores, de hecho hubo uno que iba muy adelantado pero cerré sin guardar, pero aquí estamos y el show debe continuar. Así que un poco trasnochado, aquí viene How the Ghosts Stole Christmas.

Como lo dije y como todos saben, es una tradición navideña entre los x-philes, verse How the Ghosts Stole Christmas cada año como plato fuerte de las fiestas. Se lo he escuchado a muchos y creo que son más las navidades en que lo he hecho que las que no.

Este es el episodio más específico dentro del término “especial de navidad” que la mayoría de las series tienen (muchas lo tienen cada año) que pudimos tener en X-Files. Pese a tener Christmas Carol y Emily, son episodios demasiado tristes como para sentarnos a verlo (tal vez en familia) en las fiestas.
En lo particular requiero una preparación para estos días donde los sentimientos se ponen algo sensibles. Para mí la navidad es una época feliz, sí, porque además una semana antes es mi cumpleaños, pero no siempre se tienen navidades alegres, a veces se pasan navidades aburridas, otras traumáticas que te marcan y por ese promedio es que procuro no ver películas tristes que me despierten por tan solo un segundo la sensibilidad. Es todo un ejercicio de programación mental.
Lo que pasa en si es que a todos nos ocurren cosas malas, pero si ocurren en navidad tienen ese doble ingrediente. Eso ocurre en Christmas Carol y Emily y por eso causa tanto trauma verlos. Por eso este capítulo es el elegido a la hora de recordar la serie en las fiestas.

Estamos de igual forma no solo frente al especial navideños de X-Files, es obvio que en la serie las cosas son todo menos tradicionales, y al gran jefe Chris Carter le pareció que podía hacer otro capítulo escrito y dirigido por él en este inicio de temporada y hacerlo especial, una navidad estilo creepy, con mansión embrujada, actores de lujo y una particular historia con aromas teatrales.
Si la inspiración para Tringle fue hacer una historia con pocas tomas porque Carter tenía la fama de gastar mucho rollo, en esta ocasión la excusa fue crear un episodio con poco presupuesto para cuadrar cuentas en una temporada que se les estaba saliendo de las manos en gastos (Y eso que apenas estaba comenzando). Después de todo, grabar en Vancouver no sólo era bueno por sus paisajes, muchas series prefieren esta locación por los bajos costos de producción.

Carter acordó hacer una historia de poca locación y las primeras ideas sugerían hacerla en el apartamento de Scully. ¿Algo como lo que querían hacer con los fantasmas de las navidades pasadas? Tal vez esta idea no debía realizarse por el bien de la humanidad porque rápidamente las cosas fueron encaminándose a fantasmas, pero recreado en un ambiente más tenebroso y adecuado al tema. Hacer una historia en un caserón antiguo puede llegar a sonar oneroso, pero el equipo de diseño de producción de la serie con Corey Kaplan al mando, consiguieron una buena mansión e hicieron un excelente trabajo sin salirse de la premisa económica del asunto (De hecho, ganó el premio a la excelencia de la asociación de directores de arte de cine y televisión)
Los ahorros permitieron concentrar el dinero en el cast, que también es pequeño. Así tuvimos al señor Edwar Asner y la magnífica Lily Tomlin (en el cast más pequeño de la serie, solo cuatro personas en todo el episodio), pero de ellos seguramente ya me detendré a hablar en su momento.

El episodio puede dividirse perfectamente en cinco actos (y un epílogo), El teaser se nos convierte en este primer acto de la obra teatral de Chris Carter y será la piedra angular de toda la historia. Si bien lo que vamos a ver es como los fantasmas robaron la navidad, también revisaremos la relación Mulder y Scully basándonos en este primer encuentro que tendrán para definir algo que hemos visto cientos de veces  ya como lo es decidir si tomar un caso o no basándonos en la obsesión de Mulder por su trabajo y la de Scully por seguirlo pese a lo que le diga su razón.

Así que la música de órgano suena, los truenos también, la casa embrujada. Con estos elementos ya tendríamos para saber de qué se va a tratar la historia, pero requerimos esta vez conocer las circunstancias por las cuales estamos aquí. Importantísimo antes de entrar a la casa.
Mulder llama a su compañera para una misión de vigilancia a una mansión. Scully debe empacar regalos para su familia (aunque vemos que algunos ya están empacados) y no tiene tiempo para esta nueva tontería de su compañero, aun así este no tiene que decir ni una sola palabra para que ella baje del auto, se suba al de él y lo escuche detenidamente. Y esto es la clave de la historia y de lo que, por supuesto, hemos notado desde hace mucho tiempo.

Mulder hace ese acto de “no está bien, si tienes cosas que hacer” pero sabe que ya la ha atrapado. Es como un imán así ella se repita que no lo va a hacer. Aun después de escuchar un poco de la historia, ella hace otro intento por escapar pero él le pone seguro a la puerta, osada acción pero no tenemos protestas. Es un juego continuo de no quiero pero me quedaré, por curiosidad científica, porque ya me trajiste aquí, por lo que sea, pero Scully siempre se quedará.

Mulder nos relata con dedicación la historia de los fantasmas que habitan la casa. Realmente tenemos todo servido en este teaser, conocemos la historia de Maurice y Lyda y vemos como las fiestas hacen que Scully se retracte de ir con su compañero quien resuelve hacer otro acto de provocación. Se va él solo a echar un vistazo a la casa.

¿En serio creía Scully que él no haría algo así? ¿Qué simplemente daría la media vuelta y se iría a casa? Como lo dije, es un acto de provocación, es todo un baile el que tienen ambos donde Mulder se muere de ganas de que Scully le acompañe y ella lo evita. Seguir a Mulder en navidad por una casa embrujada le parece el límite de su relación.

Digamos que casi logra irse a su casa si no es porque pierde las llaves de su carro y entra a la casa a preguntar a Mulder por ellas, la trampa quedó servida y Scully cayó.
Si alguien los estuviese observando seguramente se daría cuenta de estos detalles y los usaría para analizarlos… ¡seguramente!

El segundo acto comienza con una brillante perspectiva de lo que es Scully en una casa embrujada. Es como haberla puesto en la situación más cliché paranormal y dejarnos disfrutarlo.  Y ella misma nos habla de los cliché que una casa como esta en la noche representa, así se siguen presentando los personajes a los fantasmas y Scully nos regala este monologo de porque no creer en apariciones, que le deja claro a todo el mundo su punto de vista. Mulder solo es él molestando con la linterna y buscando, siempre buscando mientras Scully sigue y argumenta.

Los ruidos y el performance de la casa misma interrumpen y es momento para que vayamos viendo el juego que esta le hace a los agentes, es también su presentación. La música de Snow con órgano (¿o clavicordio tal vez?) incluido nos da una perfecta ambientación al trabajo hecho en la mansión.

Este acto efectivamente se trata de asustar a nuestros agentes, de preparar las cosas para la llegada de los fantasmas, y de ver la incomodidad de ella y como él se divierte, como esta entretenido buscando el misterio.

Momento incomodo #532: Los cadaveres que estan bajo el piso tienen el mismo sentido de la moda que tu.

Los cadáveres son una buena broma, creo que recordamos mucho este episodio por esto, por como los esqueletos tienen la misma ropa que nuestros agentes y comienza así el juego de querer juntarlos para cometer el objetivo principal de la maldición. Dos amantes que se matan, pero no me adelantaré tanto. Scully y Mulder se pierden en los juegos mentales y espacio/tiempo de la casa y  simplemente terminan separados, ahora sí, ¡showtime!

Hasta este tercer acto, ha sido un juego de dos la obra, Scully y Mulder, pero al separarlos, tenemos por fin la aparición de los otros, los otros protagonistas, comenzando con Maurice que se prepara para analizar a Mulder.

También podemos comparar nuestra historia con un truco de magia de estos dos, o mejor, de embauque. Si esperábamos los fantasmas tradicionales tipo Ghosts Hunters, a partir de la entrada de Maurice podemos olvidarnos de eso. Casi como refutando un poco lo dicho por Scully antes, se nos presenta no como el galán descrito, sino ya como un viejo, un abuelo que no crean que con sus poderes sabe todo de Mulder, simplemente, como todos los buenos embaucadores, lo ha mirado, lo ha analizado y lo va a destruir sicológicamente.

Tal vez los métodos de Mulder no encajen para trabajar en Ghosts Hunters, pero él si encuentra fantasmas.

“¿Lo abruma el impulso de hacer que le crean?” Solo viendo la parte del auto con su compañera Maurice ya puede lanzar este juicio y por supuesto que es el correcto. Carter quiso hacer un análisis sicológico duro de sus personajes y por allá en medio de un lago perdidos en una roca buscando a Big Blue, Scully ya le daba visos a Mulder de esta parte de su personalidad. No hay que ser unos Freud al respecto para saber que Mulder en cierta medida quiere la aceptación, quiere llegar a la verdad para demostrar que tenía razón,

La experiencia de Maurice con los visitantes de la casa también le da estadística para “diagnosticar” a Mulder con esta patología “ególatra farisaico, demasiado ferviente y narcisista” (acordémonos que Scully ya le dijo que tenía megalomanía). Es así como por segunda vez en menos de tres semanas, nos dan el diagnostico que Mulder estará loco muy pronto por esa obsesión con su trabajo y por buscar locuras paranormales sin detenerse a razonar. ¿Coincidencia? Morris y Maurice le dan poco tiempo.

Pero, ¿cómo creerle a un fantasma embaucador? Por naturaleza son bastante convincentes, y este nos sacó el as por debajo de la manga atinando a que Mulder busca aliens, pero también dice que hace todas estas locuras porque se encuentra solo, porque le darán sentido a su vida.
Volviendo un poco a la conversación en el auto en Dreamland, Mulder no quería bajarse de él porque se sentía bastante cómodo. Maurice alega que Mulder es miserable porque está solo y sale a cazar fantasmas y aliesn, pero todo se encuentra en el cristal que se mire y bajo el grado de exageración con que se mida.

Obviamente Maurice inclinará todo al lado negativo de la situación, Si estas solo, eres miserable. Ese es su objetivo porque recordemos que su misión es que ambos se quiten la vida.

Nuestra respuesta inmediata es la misma que la de Mulder, no está solo. Esta con Scully y es el argumento que también hemos dicho varias veces por aquí que ella es el polo a tierra de nuestro agente, la que le permite no perderse en su mundo de conspiración y fantasía.

Pero Maurice trae un interesante punto de vista a este argumento shipper. Mulder no está solo, pero tuvo que traer a Scully con él y esta vez lo hizo haciéndole trampa. Ella no quería (eso ya lo veremos) estar con él esa noche buscando fantasmas, pero él la obligo y aquí es cuando Maurice nos cuenta el pequeño secreto de Mulder: le escondió las llaves a su compañera.

Por supuesto Mulder no tiene que esconderle las llaves a Scully siempre, la situación no es tan blanco o negro, y aunque Mulder cometió este pecado, no es que este al borde del siquiátrico.

Miedo irracional by Scully

Ahora vamos con Scully, quien se encuentra con Lyda, regalándonos el grito más memorable de la serie. Creo que es de las primeras veces que vemos este grado de miedo en ella, es parte de la evolución y de estar en el tremendo cliché de una casa con fantasmas. Si era el momento de tener un poco de Scully irracional sencillamente era este.
Lyda pronto se muestra como tal, digamos que la charla no es tan tranquila como la de los caballeros, Scully va a durar un poco más apuntándole con su arma. Ella le hace su análisis así y no es algo que no sepamos ya también. Creo que Never Again es un buen momento en la historia de la serie para saber del conflicto de Scully con sus “padres” a través de las relaciones que ha tenido.
Para la fantasma, luego de revisar el primer y segundo acto es bastante fácil de razonar y concluir que Scully desea la aceptación, en este caso la de Mulder y por eso está en una casa embrujada sin creer en ello.

Las cosas con nuestra escéptica pero asustada agente no fueron en la vía diplomática, dudo mucho que haya puesto mucha atención al discurso de la fantasma y para cuando llegó Maurice el arma nunca se bajó, Mulder puede negociar con fantasmas, Scully apela a su arma para una situación que no sabe cómo resolver.

Los fantasmas que robaron la navidad son presentados aquí como simples trabajadores, unos seres cínicos que deben cumplir con la labor de hacer que una pareja se mate, por esto toman a Mulder y Scully de víctimas, tal vez ellos en el fondo ni siquiera les importaría si eran o no amantes, y tomemos la palabra no en el sentido práctico sino en el metafórico.  De igual forma si te dicen que tu vida es miserable y te dan ciertos hechos, tu mente comienza a en verdad relacionarlos, de pronto la vida de Mulder no es tan miserable, ni la de Scully tampoco solo los fantasmas la hicieron ver así. Exageraron las cosas, como les conté, mi teoría es que simplemente sacaron un análisis de ellos viéndolo un buen rato interactuar.

El acto termina mostrando estas cartas, Carter le quita el glamour a los fantasmas de seres etéreos y sobrenaturales y los pone en un terreno más mundano, con la personalidad de ancianos un poco agotados del trabajo rutinario, pero eso si enamorados. Vaya personalidades con la que los dotó.
Punto para el análisis, ellos mismos caen en su propia trampa y están atrapados en la rutina de cumplir la venganza de los amantes, en cualquier momento les sale su muro de ladrillo.

El turno ahora es para Mulder y Lyda (que vamos mirando quien es el policía bueno y el malo en la pareja) y la relación no comienza bien, vamos más directo a los insultos como ella dice, y él por fin capta que son los fantasmas del relato pero envejecidos, lo que nos hace pensar quien creía entonces que era Maurice.

“Espero que a su compañera le parezca más encantador” fantasmas shipper estos y con buenos efectos especiales después de todo, los libros saliendo son una parte muy cool de la historia. Lyda va a contar la historia y a relacionarla con Scully Mulder, quien según ella, él no fue a por los fantasmas, fue para terminar su vida con su amante. Um…. temporada equivocada Lyda, aun ellos no perciben bien lo de su relación.

Lyda recurre a Jung y los simbolismos, de inconsciente colectivo tal vez, con el asunto de los cadáveres (creo que es el mayor simbolismo que podemos encontrar en la historia), una proyección que ambos hicieron de su propia mortalidad juntos y ya de plano habla de pacto de amantes.
Error un poco técnico el caer con la pareja con más tensión sexual no resuelta de la historia, categóricamente Mulder responderá: “no somos amantes” para desilusión de los shipper, pero la respuesta de ella de “y esto no es ciencia pura” viene a decir también lo que sabemos, su relación es más intrínseca que cualquier cosa, no requiere definiciones y es una ventaja para los fantasmas. Me parece que esta respuesta viene de la boca de Carter, diciéndole a su personaje que se deje de tonterías y tecnicismos, puede que no hayan consumado su relación, pero no se puede negar que de alguna u otra forma ellos son una pareja.

Así como los separaron al principio, ahora Lyda y Mauricie manejaran las fichas para confundir y separar a los agentes, hacerlos llegar a la confusión del pacto suicida. Trucos de embaucadores profesionales y en esto termina el acto, con la entrada de un Mulder frenético disparando.

Último acto para el desenlace, escena angustiante porque Mulder está loco y Scully trata de calmarlo, de hacerlo entrar en razón sin éxito alguno, en uno de los momentos de “no lo puedo creer” le dispara y quedamos estupefactos como la pobre Scully por lo que está sucediendo. Muy visual la camisa blanca manchada por la sangre y Gillian por supuesto nos da esos momentos de angustia pura que le creemos. Este es uno de los puntos fuertes del episodio. Brindarnos escenas que en situaciones normales no serían fáciles de ver, como Scully gritando por ver un fantasma, o esta, viendo Como Mulder le dispara sin reparos a su querida Scully. Fue verdaderamente alucinante tener estas escenas.

Descubrimos que todo es un truco teatral de los personajes y en un especie de truco a lo Romeo y Julieta de una forma rara, les harán creer que el otro está herido y que el otro le disparó. Ahora es Mulder quien obtiene su bala y ambos caen en la trampa ante el deleite de los fantasmas.

Al parecer el pacto suicida tenía como Soundtrack Have Yourself A Merry Little Christmas, acompañado de un baño de sangre de nuestra pareja. Como siempre X-Files creándonos esos vínculos macabros de canciones bien con escenas impactantes.

Scully ensangrentada intenta salir del sitio, se encuentra con Mulder y ahora si se apuntan ambos, el plan está saliendo a la perfección a no ser porque esta pareja no es convencional y ya han tenido que salir de peores situaciones.
En el juego de tú me disparaste primero, otros podrían estarse desangrando, pero afortunadamente la patología de Mulder de andar buscando la verdad y locuras paranormales le hace caer en cuenta que esto es una jugarreta y ambos logran salir vivos y con camisas limpias, rápidamente a los autos a huir de esta pesadilla.

Epilogo marcando las doce con los fantasmas, preguntándose realmente que buscaba el par ahí en su casa. Buen final para ellos dos en medio de todo, se nos muestran como un par de nostalgicos de la navidad aunque sea a su estilo. Asner y Tomlin nos dieron unos personajes bastante interesantes y dotados del suficiente humor para hacernos reír sin caer en la exageración, demostraron muy buena química y muy medidos en sus roles entre encantadores y detestables a la ves por intentar hacer caer en la trampa a los dos “no amantes” amantes.

Finalmente llega esta última escena ya fuera de la locación, en el apartamento de Mulder, donde él está viendo Un cuento de navidad solo. Creo que esta escena es la responsable en una muy buena parte por la que este episodio sea un clásico de navidad para nosotros, es de las partes más tiernas e íntimas que nos regala X-Files sobre la dinámica de sus dos protagonistas. Hubiese podido ser un pequeño cuento corto por sí mismo.

Scully llega de sorpresa a concluir las cosas, debemos suponer que ambos se fueron por su cuenta sin tiempo para hablar o racionalizar lo ocurrido. Ella cree importante decirle que definitivamente su propósito no es desacreditarlo, si bien hay momentos en los que la locura de Mulder es muy grande, ella no lo sigue solo porque si o porque quiera su aceptación.

Es solo que ellos dos viven de excusas de este tipo para estar juntos, es así de sencillo. Es un dialogo hermoso entre ambos donde descubrimos que algo aprendieron de los fantasmas y puede haber esperanzas de que algún día encuentren el camino. Es de esas cosas en las que se tienen fe en navidad.

Y luego viene el postre con los regalos, los increíbles regalos que jamás sabremos que fueron ( soy de las que cree que no importa mucho saberlo), pero al menos pudimos ver este momento de intimidad que jamás nos dan y el capítulo termina visualmente hermoso con ellos dos disfrutando el momento.

Carter nos dice que si bien lo dicho aquí es verdad, el ser humano tiene la capacidad de reponerse a lo malo de nosotros mismos para dar y compartir con los demás, si nos lo proponemos. Creo que las navidades sacan ambas cosas en nosotros, lo bueno y lo malo pero ante todo, nos recuerda a quienes queremos, quienes son las personas que lo valen todo y que sin importar quién eres, están ahí para ti. Ese es el final y es perfecto. Son unos Mulder y Scully que quisiéramos encapsular de todo el mar de cosas malas que vienen y van siempre.

HOW THE GHOSTS STOLE CHRISTMAS
Para nunca olvidar: Mulder y Scully como niños abriendo sus regalos
Podriamos vivir sin ello: Algo radical de parte de Mulder esconderle las llaves a Scully.
DICIEMBRE 13 1998
6X08
Writer: Chris Carter
Director: Chris Carter
Anuncios

4 comentarios sobre “How the Ghosts Stole Christmas 6×08

  1. Muy buen review!!! Lo estaba esperando. Personalmente me gusta mucho este capítulo porque no sólo tiene una historia interesante, sino que nos deja entrever muchas cosas en relación a la dupla MUlder/Scully. Además, la ambientación del caserón y los efectos estuvieron impecables.

    Gillian como siempre dando cátedra con su actuación. Me gusta mucho verla en situaciones cómicas.

  2. Gracias angie….ya extrañaba tu review :-D

    Mi parte favorita de este episodio es esa maravillosa postal ke nos regala CC al final de el episodio…esa ventana a traves de la cual M y S estan abriendo sus obsequios ♥ aaaaahhhh precioso

  3. No paré de sonreir en toda la lectura!! Es como estar recordando la primera vez que lo ví mientras se grababa en mi VHS. Y en efecto, este episodio es un “must” en mi casa en Navidad, en especial con la mayoría de mi familia, que es phile como yo comprenderé. Creo que ése disco es el más rayado de mi DVD set de la sexta temporada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s