S.R. 819 6×10


Skinner: Ahora entiendo, siempre jugue a lo seguro, no me decidí, nunca permití que Mulder y usted me convencieran
Scully: Usted fue nuestro aliado más veces de las que recuerdo
Skinner: No la clase de aliado que debí ser.

Quisiera comenzar el review agradeciendo muchisimo a los que comentaron en el review de Tithonus, quería contestarles uno a uno pero se me pasó el tiempo. Fue muy significativo que escribieran porque me está costando retomar el ritmo para hacer estos babblings, así que haber recibido mensajes de ustedes y de que me siguen leyendo no importa el tiempo o la adversidad es, como siempre lo he dicho, bateria para continuar.

Dicho esto comenzaré con este episodio que finaliza de alguna  manera la primera mitad de la  sexta temporada, la soleada y onírica sexta temporada. En su época las opiniones estaban divididas. Una parte del fandom x-phile comenzó a abandonar la serie en esta etapa. Yo viví esa transición de la fanaticada y defendí mucho la continuación de la serie y aun lo hago.

Siempre que escucho un x-phile decir que la serie debió terminar en la quinta temporada y seguir con películas, no dejo de sentirme incómoda ante la idea. Creo que nos hubiésemos perdido de muy buenas historias y muy buenos capítulos. No entro en negación en ver que la calidad de la serie bajó y las cosas no terminaron como hubiese sido el ideal pero nada más haciendo un balance de esta primera mitad de temporada tenemos capítulos que pienso son infaltables en la historia de la serie y que seguramente no hubiésemos visto en forma de película.

A veces siento que el x-phile es muy soñador y la Fox es un choque a la realidad, quien ni siquiera ha dejado hacer una tercera parte. No imagino el futuro de una serie de películas cuando una no hubiese dado los resultados de taquilla esperados. Fin de la franquicia.

Mientras comenzamos a filosofar un rato sobre los pros y los contras de lo ocurrido en la serie, llegamos a SR 819, el último paso para llegar al Full Disclousure. Técnicamente la emisión se cambió con Tithonus pero en ciertas transmisiones de los canales se podía ver orden de producción (como en el caso de Never Again-Leonard Betts-Memento Mori).

Existen dos características importantes del capítulo, la primera es muy obvia, es una historia Skinner-centrica, como ya lo vimos en Avatar y Zero Sum. La segunda con el tiempo, dejó de ser tan obvia y es que la historia está de un modo conectada con el libro Anticuerpos de Kevin J. Anderson, que salió en 1998.

El año pasado cuando terminé el review de Rain King y comenzaba a pensar en este episodio, decidí volver a leer Anticuerpos como forma de tener frescos los recuerdos sobre su relación con SR 819. Este fue mi favorito de los que se sacaron en esa época y lo fue básicamente porque era el que más entró en la vida de los agentes. Ahora el libro vuelve a estar un poco nublado pero no volveré a leerlo, seria aplazar el review cuatro, cinco, seis meses o un año. La procrastinarían en acción que deseo evitar.

Para los que no lo leyeron, Anticuerpos narra la historia de un niño enfermo de cáncer con un padre que desarrolla tecnología nanorobotica para encontrar la cura. Obviamente intereses oscuros hacen que las cosas se salgan de control y lo que puede ser cura es también utilizado como arma biológica. Fue relatado en el momento que Scully tenía cáncer y aunque ella no entra de forma personal en la historia, si hay buenos momentos reflexivos de su parte.

Me interesaba mucho cómo iban a tratar el tema. Cuando leí la novela fue la primera vez que me enteraba de la existencia de esta tecnología y ahora no les voy a venir a mentir, no se mucho más de lo que investigué en ese momento, casi siempre el tema ha estado en el saco de los teóricos de la conspiración y dentro de esos peligros científicos que a veces oímos decir que en manos equivocadas puede causar el fin del mundo como el colisionador de hadrones por ejemplo.

En la serie va a ser parte de la conspiración pero en una periferia, así que una clave para entender el episodio es precisamente darle su lugar de episodio semi-mitológico, una ramificación dentro del gran lienzo conspirativo sin pretensiones de llegar a cambiar la historia de la serie.

Surge también de la idea de Skinner siendo poco utilizado esta temporada. Con Kersh en el barrio dando sermones cada semana, nuestro A.D ha tenido poco tiempo al aire (aunque memorablemente en Triangle) y específicamente a los chicos de la 1013 se les hacía que se estaba volviendo muy prescindible

Bastante generosos, deciden hacer este capítulo que lo vuelve a poner en el juego y le dan un buen balance a lo que iba a ser la historia inicialmente, John Shiban pensaba en Mulder como el afectado por las nanomaquinas (nanocritters les decian en el libro). Pero se volvía bastante predecible que él fuera a sobrevivir (el efecto llevas seis años al aire). Con Skinner nos quedaba una duda de tal vez.

Por esto y otro detallito más adelante, este es un perfecto capítulo para ver sin spoilers, porque va a tener un elemento extra en las sorpresas. Si se leen spoilers o ya nos enfrentamos a las siguientes revisiones pues vamos a perder un poco de impacto.

Skinner muere en el teaser mientras su conciencia repasa y juzga. Claramente hay un asunto de qué posición tomó en lo referente a sus agentes que lo perturba y seguramente son sus últimos pensamientos porque fue lo que lo trajo allí.

Esa es la historia de Skinner en la serie, un personaje que siempre ha tenido que elegir un bando. Que siempre ha tenido que decidir si ayuda o no a Mulder y Scully, recibiendo apoyo del primero, escepticismo de ella. Él es una pieza movible en el tablero de ajedrez aunque nuestra tendencia natural es pensar que está del lado nuestro y de hecho, los años lo comprobaron, hubo una época donde no había certezas absolutas y es en este momento donde él mismo se cuestiona su fidelidad no solo con sus subalternos sino con la misma verdad. Mitch Pileggi siempre supo como llevar a su personaje por estos senderos y se ganó muy justamente ir subiendo su protagonismo con el paso de las temporadas. Pese a que Skinner no me gustó por muchos años, reconozco que es uno de los invariables de la serie.

La historia retrocede 24 horas antes de la muerte porque debemos saber cómo llegamos a esto y aunque los signos vitales fallan, tenemos que ver cómo lo vamos a resolver. Regresamos a la noche anterior con nuestro protagonista por este episodio boxeando como muy seguramente debería ser si nos sentamos a analizar que hace en sus ratos libres. Buenas tomas de Mitch que a propósito boxeó en la universidad, así que ya sabemos por qué tiene ese estilo en las muchas peleas que ha tenido, no solo en este capítulo.

Esta vez la práctica no resulta nada bien, es noqueado y llevado directo al hospital, y sería solo un recordatorio que ya no esta tan joven para ese tipo de deportes, si no es porque a partir de ese momento Skinner tiene una sentencia de muerte de 24 horas.

Ciencia Ficción: Skinner es llevado a urgencias y sale esa misma noche con un diagnostico.

Como es natural, este tipo de cosas no toman a la persona sabiendo que va a pasar o tan siquiera sabiendo si es verdad o una broma. Él no tiene ni la menor idea de lo que se le viene encima y quién está detrás, no hay tiempo de reacción así seas asistente del director en el FBI. Es una simple amenaza, palabras que si no van acompañadas con el dolor de la enfermedad, son difíciles de creer, así que reacciona yendo a la oficina y sabemos que no es más que la excusa para encontrar a Mulder ahí y enganchar a los agentes a la historia. Él está pasando el tiempo tirando lápices en la pared y para él la salud de su jefe (ex-jefe, claro) no es tan sencillo como haber recibido una paliza y que le dieran tan rápido de alta del hospital.

Así que acto seguido aparece Scully que como doctora puede darnos una segunda opinión de lo que puede estar ocurriendo y cómo puede encaminarse la sentencia de muerte. No sin antes pasar por una pequeña pero recordatoria evaluación moral de que ha estado haciendo para no encontrarse sorpresitas como en Avatar, es bueno no olvidar ese pasado oscuro del A.D. aunque esta vez este libre de culpa.

La escena con los tres es nostálgica, si vamos mirando la temporada en orden, es un respiro ante tanta inestabilidad laboral de estos dos y nos recuerda los viejos tiempos, ya va siendo hora que estos tres vuelvan a reunirse no para situaciones médicas de vida o muerte, sino para trabajar en lo que le pone título a la serie, por ahora Mulder y Scully rastrean antecedentes, pero Skinner si continúa con esta división peligrosa y conspirativa y ese puede ser el motivo por el cual esté metido en este lio.

Mulder metódicamente hace que repasemos todo el día de su ex-jefe para intentar encontrar algo raro. Así llegamos a Orgel y la primera sospecha es envenenamiento por contacto.

Skinner entonces decide tomar el rumbo de Scully cuando tuvo cáncer y no sentarse a esperar el tiempo límite, sino ir a investigar que ocurre, por supuesto hasta donde pueda, él solo tiene horas y no sabe bajo que condiciones llegue a la hora 24, es en este momento de repartición de labores que Scully debe investigar bajo el microscopio y Mulder en el campo. Típica jugada X-Files.

Por supuesto el doctor Orgel niega tener conocimiento de todo pese a que estuvo en el FBI en la mañana y tuvo contacto con Skinner, y en un segundo esto se nos convierte en un incidente diplomático internacional (de esos que solo Mulder saben causar), y Skinner tendrá que darse cuenta que si decide tomar el camino de Scully, no va a ser fácil porque rápidamente puede perder el control de su cuerpo y simplemente derrumbarse.
Si esto ocurre, su vida dependerá de sus dos agentes, de Scully en lo que pueda investigar en el hospital y Mulder en el área conspirativa. Afortunadamente el radar de Kersh esta semana está bastante bajo y ella puede ir al hospital y establecer su base allí. El punto de partida es la muestra de sangre que evidentemente está mal (aunque el paciente oficialmente estaba fuera de peligro y en la calle), aunque llena de algo que nos dio la vida en primera instancia, carbón.

Para Mulder la siguiente parada es el senador Matheson. Viejo conocido de las épocas cuando escuchábamos a Bach y nos pasábamos notas en papeles. Él, al igual que Orgel, niega tener conocimiento de esto y nos metemos en un asunto de facturación y tecnología para el tercer mundo, el decreto SR 819 y que es técnicamente lo que tiene a Skinner al borde de la muerte. Este es el pequeño detalle por el cual la historia nos recuerda a Deep Throat, Little Green Men o Red Museum, episodios que desarrollan una trama conspiratoria pero como puntos aparte de la agenda central de colonización, subtramas en las que entra Matheson por ejemplo, quien dudo esté enterado del gran lienzo conspiratorio.

Recordemos que al principio este personaje se nos mostró como una gran ayuda para Mulder. Alguien que no sabía todas las cosas pero tenía contactos y algo de poder. Pero el personaje desapareció muy pronto en la historia (¿tiempos del actor o no resultaba tan efectivo como lo planeado?) y ahora vuelve, no porque llamara a Mulder, sino porque él lo encontró en una foto y ahora ya no resulta colaborador. Despacha a su antiguo aliado haciéndonos ver que en esta jugada él esta del bando de los malos.

Una recurrencia en SR 819 son los parqueaderos. Skinner sigue al diplomático a uno de estos y no tarda en encontrar que su estado esta deteriorándose y que su enemigo no se va a poner con juegos y dispara a matarlo. Aun con la visión borrosa, sudor, venas estilo Dark Willow (y lo tenía que mencionar al menos una vez en el review) Skinner pretende continuar con la investigación hasta que es salvado por este personaje misterioso (*suena música siniestra*) y cae rendido. De parqueaderos tendremos otra escena con Mulder y otra fue eliminada por tiempo.

Mientras tanto Scully lidia con los efectos de lo que comienza a sentir Skinner, las venas pronunciadas no son más sino las nanomaquinas obstruyendo el torrente sanguíneo al multiplicarse descontroladamente, eso explica el hematoma al inicio y el carbón como remanente de esta tecnología invadiendo su cuerpo, generando colapsos como los que le provocan la casi amputación de sus extremidades si no es porque Scully llega a salvarlo a último momento. Pero el reto de nuestra doctora es enorme si no se logra descubrir la raíz del ataque a su ex jefe. La ciencia no está preparada para el ataque de las nanomaquinas. Tenemos esta grave situación y solo Scully puede ser una esperanza para resolver la situación.

Mulder sigue tras pistas al quedarse en un punto muerto con el senador y debe ir a la oficina del director adjunto para conseguir de nuevo una ruta en la investigación.

Pista burocrática y que se me hace difícil de entender porque bueno, intento vivir sin burocracia en mi vida. Orgel iba a decirle a Skinner de que se trataba realmente el SR819, seguramente una cortina de humo creada para fugar la nanotecnologia a otros países donde no iba a tener la regulación del gobierno.

Lo triste de esto es que la charla de Mulder y Scully cuando vuelven a reunirse, será lo más claro que vamos a tener sobre el tema. Todo el review les he hablado de de nanomaquinas pero en el episodio no las mencionan de  de forma directa. Mulder le pregunta si sabe de qué se trata esto de “nuevas tecnologías” y Scully le contesta “eso creo”, de ahí en adelante solo tendremos la acción de salvar a Skinner de estos enemigos microscópicos pero jamás avanzaremos a de qué se tratan o quien las está desarrollando como arma.

La voz computarizada algo molesta por tanta intervención de nuestros agentes, decide mostrarse enviándoles un mensaje y mostrándonos que puede a voluntad accionar las nanomaquinas, esto genera nuestro segundo encuentro en parqueadero, donde Mulder nos da un derroche de posición espacial llegando rápidamente a la salida en el siguiente piso y encontrando la siguiente pista, el auto del sospechoso (yo me pierdo a la primera escalera).

Encontramos que el sujeto X usa peluca y camina en construcciones o fabricas con asbesto, lugar donde llega Matheson a encontrar su destino frágil dentro del monstruo conspirativo.

Scully lucha contra el tiempo para intentar salvar a Skinner de lo irremediable y él lo sabe. Tuvo muy poco tiempo para luchar y encontrar a los responsables de su suerte y ahora busca redención. Pide perdón a quien tantas veces ha tenido que enfrentar por estar en la situación complicada de la conspiración. Esta es una escena obligada y muy buena del capítulo. Siempre hay algo en la eterna pelea entre Skinner y Scully por la confianza que me interesa mucho. Mulder siempre ha aceptado el papel de su superior en el juego y agradece la ayuda que este les pueda brindar y confía más en él, pero con Scully las cosas no son iguales. Es muy significativo que haya sido ella quien reciba la súplica de perdón por no haber sido siempre leal, por no poder ayudarlo más.

Es una escena emocional y tiene ese toque personal y de crecimiento de personajes. Me parece que estos dos avanzaron mucho en su complicada relación y además ayudó en los recuerdos de Skinner y lograr recordar la presencia del sujeto X a lo largo de su día.

Mulder llega al sitio marcado con la A de asbesto y vuelve a encontrarse con Matheson y la charla ya no tendrá el protocolo de antes. Las cartas se ponen en la mesa y Mulder sabe que se trata de nanotecnologia.

Pero como hemos visto ya en el laboratorio, saber que tiene Skinner no le ayudará mucho porque esta vez el conocimiento de que tiene no viene acompañado de la cura. Scully intenta ganar tiempo con una nueva terapia. Pero solo es solo eso, intentar aliviar en algo la situación.

Llegamos así al momento clímax del episodio. Sin duda hemos dado todo este viaje para saber que pasa con Skinner y saber si muere, y si, muere, pero al parpadeo revive. Todo esto se trató de un susto del sujeto X que termina siendo Krycek, pero antes de hablar de esto, ya en el FBI las disculpas parecen haber cambiado de tono.

Skinner lo niega todo, quiere finalizar este capítulo de su vida sin entrar en investigaciones. Obviamente está siendo manipulado y con toda la fuerza que antes no existía.

La revelación de Krycek como el sujeto X es la cereza del postre (y las fans de Krycek por supuesto ven así la analogía). En su época fue algo muy guardado antes de la transmisión (no aparece en los créditos iniciales) pero luego ya nos parece obvia la peluca y la barba.

 

Ese momento incomodo en que descubrimos que no solo era un episodio Skinner-centrico, sino Krycek-centrico pero como no soy muy fan de estos dos personajes, no salté gritando ¡yay!

Krycek no da muchas explicaciones de por qué el chantaje pero Skinner quien cruzó el umbral de la vida y la muerte por segunda vez, esta le pareció lo suficientemente cruel y dolorosa para arriesgarse a sufrirlo de nuevo.

Al final se siente como si le hubiésemos dado la vuelta al parqueadero y regresamos sin mucho en las manos. Al parecer la nanotecnolgia si fue camino a un país del tercer mundo, Skinner ahora es esclavo de Krycek y los agentes siguen con Kersh.

Tenemos un capitulo que pudo habernos dado más explicaciones científicas, pero se centró más en la cuenta regresiva a la muerte de Skinner y finalizó siendo una advertencia de que no puede ser totalmente del lado de la verdad.

Próximos dos episodios, Full Disclusure y ahora si las cosas en la serie van a cambiar.

 

 

S.R. 819
Para nunca olvidar: No se me pasó comentarlo. El maquillaje de Mitch Pileggi y John Towey, debió ser extenuante.
Podriamos vivir sin ello: Que nadie en el hospital después de ver este caso tan único y extraordinario no haya iniciado una investigación… ¿y las pruebas de la nanotecnologia siendo nociva?
ENERO 17 1999
6X10
Writer: John Shiban
Director: Daniel Sackheim

 

Anuncios

2 comentarios sobre “S.R. 819 6×10

  1. GRACIAS GRACIAS GRACIAS POR TUS REVIEWS
    Son excelentes!!!!
    No sé si recuerdas la película D.O.A. (Una primera versión en 1950 y considerada un clásico del cine de suspenso y uno de tantos remakes con Dennis Quaid y Meg Ryan en 1988 y conocida como “Muerto al Llegar” en México)… y pues paralelamente a la nanotecnología y la novela que mencionaste, el tema de de ser envenenado y tratar de resolver el caso de su propio asesinato, evoca la trama de esos films.

  2. Y a ti igualmente gracias por leer. Sufrí mucho con este, estuvo un año aplazado y retomar el ritmo fue complicado. La buena noticia es que ya tengo las notas preliminares para comenzar Two Fathers, espero tenerlo en poco tiempo.

    No he visto D.O.A. en alguna de sus versiones pero si leí de esto cuando estaba revisando el capítulo que fue la primera inspiración para Shiban en el guión así como que fuera Mulder el afectado y no Skinner.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s