[Gillian Friday] A Streetcar Named Desire y NYCC


“Cuando desempeñas un papel así de famoso, lo deberías hacer a lo grande y lo deberías hacer bien, o mucha gente va a decepcionarse”. Gillian Anderson

Han pasado nueve semanas desde el estreno de ‘A Streetcar Named Desire’ en el Young Vic de Londres. 9 semanas que han sido testigos del gran triunfo de esta obra clásica del teatro moderno que ha puesto a Gillian en el centro de todos los focos de atención y, con ella, el magnífico elenco que la acompaña, Vanessa Kirby y Ben Foster, entre otros.

Debo confesar que cuando se anunció que Vanessa iba a ser la Stella de esta versión de Streetcar de Benedict Andrews, tuve ciertas dudas. Conocía a Vanessa de su rol en Great Expectations, coincidentemente, la Estella de la obra de Dickens. Allí Vanessa me pareció fría, desconectada de toda la intensidad que rodeaba al personaje. Pero ahora me pregunto si acaso no fue una interpretación muy buena de Estella y ese era su mecanismo de protección contra las manipulaciones de Miss Havisham. De Ben poco o, más bien, nada conocía de él, así que todo lo que tenía eran expectativas y confiar que Andrews hubiera acertado al elegirlos para representar a los otros dos personajes centrales.

Durante su entrevista con Stage, varios meses atrás, Gillian comentó que, sin querer ser arrogante, ella comprendía muy bien a Blanche y que quizá ambas se parecían. No sé bien cuál es el parecido pero evidentemente Gill sí entiende perfectamente a Blanche y lo ha demostrado.

Blanche es un personaje complicado, de los más complicados de la dramaturgia contemporánea quizá y no solo como personaje femenino porque no logro pensar en otros muchos personajes así de complejos en el género masculino.

Vulnerable, voluble, insegura, esquizofrénica, psicópata, mitómana, fantasiosa, frágil, neurótica, esos y muchos otros términos han sido usados para describir a la mujer que simboliza en Streetcar el declive de la belleza sureña, englobando en ella no solo su decadencia física y como ser humano sino también el de una sociedad patriarcal anquilosada en sus aires de superioridad y grandeza aristocrática pero no solo en el sur estadounidense sino de la sociedad en su conjunto.

Sin embargo, Gillian la define de una forma muy clara y puntual, “Ella es alcohólica. Eso es todo. Punto y aparte. Fin. Por supuesto, ella trae a la mesa una gran cantidad de fragilidad psicológica, pero su consumo excesivo de alcohol solo agrava su condición.”

“Su hermana Stella habla de ella como una niña y dice que siempre estaba en su propio mundo, siempre fantaseando sobre una cosa u otra. Y la tragedia de Blanche consiste en que nunca avanzó más allá. El marido del que se convenció a sí misma que no era gay, los encuentros degradantes que intentó fingir eran más que aventuras de una sola noche, la marcha del tiempo que cree que detiene por ponerse unas gafas de sol y vestirse de alta moda… todas estas cosas son signos de su debilidad mental.”

Desde la primera representación el 23 de julio pasado Streetcar no ha cesado de recibir los más calurosos elogios tanto de la crítica como de los espectadores. Noche tras noche hemos visto poblarse los TL con cientos de comentarios laudatorios de la representación. Gillian, Vanessa, Ben, el escenario rotario, la puesta en escena con luces destellantes y música que acompañaba perfectamente lo que ocurría en las tablas.

 Y precisamente la música es uno de los aspectos de las obras que suelen pasar más desapercibidos. Las 11 piezas que componen el score de esta obra fueron creadas por Alex Baranowski, joven pero muy afamado y  laureado compositor de teatro. Tenía real curiosidad de conocer qué cadencias, sonidos, ambiente podía aportar para ir acompañando cada escena. Cuando Baranowski publicó la banda sonora de la obra verdaderamente me encantó. Notas que van desde un clásico jazz de los 40s hasta sonidos más actuales, más trepidantes, asfixiantes y melancólicos. Una música hermosa e inquietante que juega con los sentidos y con ella es posible ir viendo mentalmente el lento pero indetenible descenso de Blanche hacia su destino final. A mí particularmente me gustan mucho ‘Elysian Fields’, ‘Poker night’, ‘Gentleman from Dallas’, ‘Desire’, ‘We’ve had this date with each other from the beginning’ que contiene en sus notas la debacle final de Blanche.

 La BS creada por Baranowski, la pueden comprar directamente, y estas son las otras canciones que forman parte del soundtrack de la obra, ‘Stop the music’ Patsy Cline, ‘Wicked Game’ Chris Isaak, ‘To bring you my love’ PJ Harvey, ‘Lunacy’ y ‘The Seer’ Swans, ‘Peace In Mississippi’ Jimi Hendrix, ‘Trouble waters’ Cat Power que acompaña la salida final de Blanche camino al sanatorio mental, entre otras. Y recordamos también  las dos canciones que Gillian canta, ‘Dreams’ de Fleetwood Mac en el primer acto y ‘It’s only a paper moon’ Ella Fitzgerald en el segundo acto, ambas estando en la bañera.

 El vestuario es otro de esos elementos a los que no se pone mucha atención. La vestuarista de la obra, Victoria Behr, comentaba en una entrevista que nada fue diseñado y hecho específicamente para este Streetcar. Todo fue comprado en las ventas de verano, aún las piezas de diseñador que viste Blanche tal como el vestido floreado que es de Vivianne Westwood y el vestido tipo camisero color amarillo con lunares oscuros de Moschino, con reminiscencias vintage de los 50s 60s, entre otros. Los complementos todos son originales, zapatos, carteras, pulseras, lentes, maletas. Al finalizar Streetcar todo pasará a formar parte del guardarropa del teatro para ser usado en otras obras.

 Uno de los aspectos que a mí particularmente me parecen más inteligentes de la puesta en escena creada por Andrews, es la forma en que mezcla objetos, sonidos, colores, texturas que resaltan la modernidad de la obra. El escenario en sí mismo muchos lo han definido como propio de un catálogo de Ikea, el teléfono manos libres, la cafetera eléctrica, la laptop, son todos elementos que gritan la actualidad de la puesta en escena. El vestuario aunque puedan dejar ver cierto aire vintage en algunas de las prendas al mismo tiempo con su colorido, corte y confección habla de otra época y las marcas actuales como Louis Vuitton igualmente.

 Todo esto se mezcla con el texto casi original de Williams, con sus frases sobre telegramas, por ejemplo, y que nos llevan a tiempos que nos parecen casi antediluvianos ahora. Creando un contraste que para algunos no fue entendible queriendo ver solo una faceta de la obra. O era actualizada en su totalidad o era interpretada en la época en que fue creada en los 40s.

 Sin embargo, y ahí es donde para mí radica la inteligencia de lo puesto en escena, al mezclar de esta forma los elementos, texto original, acentos sureños, música tanto de los 40s como actual, vestuario, muebles, gestualidad de los intérpretes, el escenario giratorio, lo que se logra es dar a la gente la realidad de la obra y su inmortalidad. Cómo los temas que Williams plasmó en Streetcar son tan vigentes ahora como lo fueron en su momento de creación. Las desigualdades y prejuicios de género y sociales, la violencia doméstica, el alcoholismo y con él otras adicciones, la sexualidad humana y los tabúes que siguen envolviendola. Y cómo nuestro punto de vista sobre los mismos podría variar según la perspectiva en que los veamos. Andrews y su elenco lo que hacen es decirnos que no importa que hayan pasado casi 70  años desde que se escribió la obra nuestras sociedades siguen inmersas en los mismos problemas.

 Muchas veces hemos visto comentarios de cuando Gillian asiste a ver obras de teatro, ahora tenemos los comentarios de espectadores que se emocionan, sorprenden y disfrutan de tener junto a sus asientos a celebridades compartiendo la escenificación de Streetcar. Es así como en inicio supimos de Alec Baldwin, incluso vimos alguna foto de él sosteniendo a ‘Baby Kowalski’. Una presencia que sorprendió y agradó mucho fue la de Cate Blanchett, muy singular esta asistencia porque además de haber compartido con Gillian escenario hace años en la puesta en escena de ‘Monólogos de la vagina’, debemos recordar que su barrida de premios de cine de la pasada temporada fue justamente por su representación de Jasmine en ‘Blue Jasmine‘ que es la versión de Woody Allen de Streetcar pero, también interpretó a Blanche bajo la dirección de Andrews en Australia hace unos años. Declan Donnellan director teatro. Supimos de Damien Lewis cuya esposa, Helen McCrory, es otra de las grandes protagonistas femeninas de esta veraniega temporada teatral en Londres con Lady Macbeth.

Recientemente vimos fotos de Jude Law entre los asistentes, también Elizabeth McGovern, Lady Crawley de Downton Abbey pero que también compartió escena con Gillian en HoM. Otra celebridad Simon Russell Beale, para algunos el mejor actor de teatro inglés de los últimos 40 años, toda una leyenda. Se mencionó también a Ian Mckellen aunque no hubo confirmación. Jamie Dornan y su esposa la actriz Amelia Warner. Julian Stevens, productor de The Fall, que dejó plasmado en su twitter cuán impresionado estaba con la actuación de Gill.

 Obviamente los familiares y amigos de Gillian fueron asistiendo progresivamente, su madre Rosemary y su padre Edward, su hermana Zoe y su cuñada, su hija Piper, amigos como William Banks-Blaney (WVintage), la escritora Emma Kennedy, entre otros. Fans que viajaron expresamente para ver la obra desde Usa, Brasil, Rusia, Croacia, Francia, Bélgica, España y muchos otros lugares.

 Ya sabemos bien, luego de muchos años siguiendo a Gillian, que ella suele ser propensa a tener accidentes, ella a veces se burla de sí misma por eso. Y esta obra tan física en algunos momentos, no podía ser la excepción y es así que hemos visto como ha sufrido desde moretones y rasguños en brazos y espalda, aparatosas caídas en las que se ha lastimado con heridas más o menos profundas y seguramente dolorosas que ocasionaron la suspensión de 2 funciones, y sin embargo Gill nunca se salió del rol dejando a los asistentes impresionados al finalizar la obra sangrante pero con una actuación incólume. Asimismo problemas de oído, fallas de voz, incluso en la función de la trasmisión de NTLive recibió un escobazo de Stanley, por supuesto sin ninguna intención pero todo en el calor de la interpretación. O anécdotas graciosas como cuando ya del brazo del médico que la lleva a su reclusión Blanche pierde uno de sus zapatos y le señala con la mano gentilmente a la enfermera que los acompaña que lo recoja y se lo vuelva a calzar. Todo fue hecho con tal naturalidad y sin romper la atmósfera de dramatismo y tensión del momento que realmente la gente pensó que eso formaba parte de la obra. En fin todo un pequeño muestrario de lo que podía pasar y pasó.

 Uno de los aspectos que más emocionaron al fandom fue la posibilidad de poder ver la obra al ser transmitida a nivel mundial por NTLive el pasado día 16. Se esperaba que fuera un éxito dada la acogida de los espectadores y críticos y además siendo la obra que más rápidamente se ha vendido en su totalidad en el Young Vic. Y no ha defraudado, ya que en muchos sitios el cartel de ‘Sold out’ también fue colocado en los cines y teatros que transmitirían esa noche. Incluso en algunos lugares se vieron obligados a habilitar salas adicionales para esa noche y poner más fechas de repeticiones en los próximos días y semanas.

 Y si quedaba alguna duda de cómo el público ha recibido esta obra no queda sino ver la reacción en Twitter luego de concluir las 4 horas de emisión. Miles y miles de tuits comentando prolíficamente el impacto que había causado la interpretación en la gente. Desde las 23:00 aproximadamente y durante más de dos horas Gillian fue TT en UK y los HT de #YVStreetcar y #StreetcarNamedDesire también fueron TT más de 1 hora. La propia prensa comentaba en notas al día siguiente lo impactados que habían quedado luego de ver la emisión y la respuesta de la gente a través de las redes sociales. Incluso nuevos reviews de la obra de gente desde distintos sitios de UK y USA. Baranowki asombrado comentaba poco después de acabar la función que le habían informado que más de 250 mil personas habían visto la obra a través de NTLive hasta ese momento. Un éxito no, ¡Un Exitazo!

 Colegas de profesión como Niamh McGrady, Ferrington en The Fall,  comentaban en Twitter cómo les había impactado la obra y sobre todo la actuación de Gillian. Y eso ya es decir bastante porque ellos son testigos directos de verla actuar durante las largas semanas de filmación de las temporadas de cada serie.

 El Young Vic suele hacer una ronda de preguntas a los miembros de los elencos de cada obra, en el caso de Streetcar ha publicado varios de esos cuestionarios y el de Gillian salió horas antes de de la trasmisión en vivo de NTLive. Entre las preguntas está cómo describen a sus personajes, y ella menciona a Blanche como “Vana, apasionada, fantasiosa”. Su palabra favorita, bueno esa sabemos muy bien cuál es “Fuck”. Su obra de teatro favorita “A Streetcar Named Desire”. Qué es lo que más le apasiona, “Mis hijos y el arte en todas sus formas”. Todas las preguntas y respuestas de Gillian, Ben y otros miembros del elenco las encuentran en el blog del Young Vic.

 La andadura de Streetcar acaba este viernes 19 en el Young Vic, y como sabemos según palabras de Gillian están en negociaciones para llevarla en un futuro cercano, aunque indefinido por ahora, a New York. Ella ya ha mencionado varias veces lo que podría ser su posible programación teatral de los próximos años y quizá hasta décadas. Quiere dedicarse a los clásicos y por supuesto entre ellos no puede faltar Shakespeare con su ‘Lady Macbeth’. También le gusta el rol de Martha en ‘¿Quién teme a Virginia Woolf?‘ del estadounidense Edward Albee. Otra obra que le atrae es ‘Hedda Gabler’ de noruego Henrik Ibsen del que ya ha representado otra de sus obras más emblemáticas, ‘A doll House’ en el Donmar, 2009, y que le valió una nominación al Olivier como mejor actriz en 2010. Como ella ha mencionado, tiene que ver cómo esas obras van amoldando a su propio envejecimiento porque en algunas de ellas sus protagonistas son mujeres aún jóvenes y reconoce que alguna ya la interpretará en su sexta década de vida.

Para finalizar este Gillian Friday dedicado a Streetcar, no podemos dejar de mencionar dos datos que se refieren a las otras actividades profesionales de Gillian. Una como actriz y la otra como escritora.

 La primera recordar que el 23 de septiembre se realizará el screening de The Fall en los Bafta para los críticos y público seleccionado. Seguido de una sesión de preguntas y respuestas de sus protagonistas, Gillian y Jamie, y algunos miembros del equipo técnico, creadores y productores. Con eso ya podemos sentir más cerca el estreno de la segunda temporada de la serie.

Y el segundo punto a mencionar es que este año Gillian regresa a la New York ComicCon pero esta vez no como actriz sino como novelista para presentar su libro ‘A vision of fire’ y participar en el panel Damsels in distress. Acompañarán a Gill escritoras como Jennifer Donnelly, SJ Harper, Romina Russell entre otras. Ellas hablarán de los desafíos que enfrentaron para idear y crear a sus sobresalientes heroínas literarias. Aún falta por confirmar por parte de Gillian su asistencia al panel que se realizaría el 10 de octubre entre 3:15pm y 4:00pm.

Y hasta acá este Gillian Friday recopilatorio de Streetcar, sin duda una obra que ha marcado un hito en la carrera de Gillian y como muchos mencionan Blanche establece un antes y un después en su trayectoria profesional. Estaba destinada para ese rol y lo ha demostrado. Miss Du Bois ha puesto en evidencia que Gill no es solo Dana Scully, por más que amemos a Dana, sino que ella es mucho más y una actriz con un alcance de interpretación fuera de serie tal como las más grandes actrices de los últimos tiempos.

Anuncios

9 comentarios sobre “[Gillian Friday] A Streetcar Named Desire y NYCC

  1. Hola, en Argentina según tenemos entendido podría ser emitido en el Auditorio Beethoven en Buenos Aires. Sería oportuno que revisaras la website del teatro y su FB para más información o llamaras directamente. Gracias por leernos =)

  2. Por cierto como dijo una chica allá arriba, muy buena las redacciones, siempre me hacen sentir tan cerca de GA :)

    PD: la obra ya terminó no?????, nunca sabremos si DD fue :P

  3. Me encantó la total descripción de lo que fue A Streetcar… Y me encantó la frase de cierre de este post. Nadie debe dudar del don que tiene Gillian como actriz y como ha sabido explotarlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s